Número 49 (noviembre de 2015)
Estrenos simultáneos: nuevas estrategias de distribución en cine y televisión
Judith Clares Gavilán

Netflix se ha convertido en referente por haber cambiado el modo de ver televisión. Con un modelo de negocio basado en la suscripción, presenta un nuevo concepto de televisión no lineal con oferta de catálogo, sin programas, tan solo con catálogo de películas de archivo, series y documentales. Autodenominada la cadena de televisión por internet líder en el mundo, se ha convertido en referente -entre otros motivos- por su estrategia en la producción propia y estreno simultáneo de series en exclusiva en su propio portal (Clares, 2015). Ahora promete dejar huella también con su incursión en el estreno simultáneo de películas en sala de cine y en VoD.

 

Con el objetivo de competir con los canales de televisión, en febrero de 2012 estrena sus dos primeras apuestas televisivas, las series House of cards y Arrested development. Netflix, en vez de utilizar el planteamiento televisivo de cada semana un episodio, decide estrenar toda la serie a la vez con el objetivo de lograr mayor impacto entre su público, fidelizar y retener suscriptores y, al mismo tiempo, despertar interés en los medios de comunicación.

 

El 16 de octubre de 2015, prácticamente coincidiendo con su llegada a España (20 de octubre), Netflix hizo su primera incursión cinematográfica estrenando simultáneamente en cine y en su propia plataforma de VoD la película Beasts of no nation. Después de sacudir el panorama televisivo, Netflix se adentra en la industria del cine sumándose a las propuestas de estrenos simultáneos en cine y en VoD.

 

Hace años que en el cine viene experimentándose con el juego entre ventanas con distintos objetivos, principalmente, la búsqueda de nuevas estrategias promocionales y de marketing, así como nuevas vías para aumentar beneficios y rentabilizar la inversión de medianas y pequeñas producciones. En el caso de Netflix, se especula que su decidida apuesta por convertirse en agente productor en cine y televisión, y el ruido que ha logrado generar con dicho estreno, son en buena medida los motivos que acompañan su nueva apuesta. Sin datos que lo confirmen, se presupone que seguirá manteniendo su grueso de negocio en el streaming a través de su plataforma y que promete cambiar las reglas del juego del negocio cinematográfico con estrenos directos a VoD de películas de elevado presupuesto (Herbera, 2015a; 2015b; Robehmed, 2015; Cunningham, 2015).

 

Con la irrupción de internet, el miedo a la piratería y el rápido consumo de los títulos en sala, viene observándose un cambio que ha replanteado los modelos estancos de tiempo entre ventanas para todas las películas o todos los títulos por igual y se ha acortado notablemente el tiempo que antes se establecía entre las distintas ventanas de distribución: theatrical, home-video (VoD inclusive) y televisión.

 

En 2011 las majors trataron de crear una oferta llamada Premium VoD que permitía, para un determinado grupo de películas, adelantar la ventana internet acortando la ventana de cine un mes (Clares; Ripoll; Tognazzi, 2013).

 

Al lado de las majors, que se centraron principalmente en estrenos simultáneos en la ventana del home-video, compañías independientes americanas como Magnolia e IFC empezaron a experimentar con el estreno simultáneo, en la ventana de theatrical y VoD.

 

Muestra de la apuesta por los estrenos simultáneos en internet y en salas de cine, o en internet antes que en cines, destacan también películas como El fraude, Margin Call o Bachelorette en el mercado americano. Películas que se estrenaron en internet antes que en cine, pasando después a convivir el film en cine e internet, para acabar más adelante editándose en DVD-BD e internet de nuevo. Hablamos de películas que, sin ser blockbusters, tienen buenos resultados comerciales y han sido casos de éxito de recaudación con su estreno en internet. Sin embargo, queda la duda de saber si los ingresos de las mismas habrían sido similares, superiores o inferiores en caso de haber optado por su explotación y comercialización tradicional.

 

El primer estreno que se hizo en este sentido en España fue la película Catarsis, de Ángel Fernández Santos, en 2006, en cine y en internet. Le siguieron iniciativas de la mano de portales de VoD como Filmotech, el 25 de mayo de 2007, con la película Gritos en el pasillo, de Juanjo Ramírez, a la vez en cine, TV, DVD e internet.

 

Filmin daría el primer paso el 3 de octubre de 2008 con el estreno simultáneo en cine e internet de Tiro en la Cabeza, de Jaime Rosales. Lo siguieron los estrenos de películas como Estigmas, de Adán Aliaga, y se proponían hacer lo mismo con películas como Hiroshima, de Pablo Stoll, con el objetivo de proponer los estrenos day-and-date como parte de su ADN y plantear uno al mes.

 

Pasarán casi cuatro años para el estreno del gran hito en la experimentación en el juego con las ventanas de exhibición en España con el estreno de la película Carmina o revienta del actor Paco León, que más allá de las modalidades mencionadas decide incorporar el estreno simultáneo en salas, VoD y DVD de venta y alquiler.

 

En ambos casos no hablamos de grandes blockbusters, películas que siguen teniendo importante recorrido en salas de cine y para las que todavía internet no representa una opción alternativa a su distribución tradicional.

 

Como en todo cambio se ha observado una clara resistencia a acortar el tiempo entre ventanas de explotación por miedo a perder la cuota de mercado en cada espacio. La presión de los exhibidores ha llevado, en algunos casos, a la negativa de estrenar en sus salas aquellas películas que apostaban por estrenos simultáneos en theatrical y en VoD.

 

Internet posibilita poner a disposición del público un film de modo mucho más rápido y a un coste mucho menor, por ejemplo, que un DVD o BD, facilitando su estreno en internet de modo inmediato si se observa un mal funcionamiento del film en sala. Sin embargo, los tiempos establecidos entre ventanas dificulta o imposibilita, en algunos casos, esta traslación que permitiría seguir rentabilizando el producto de modo inmediato en las posteriores ventanas de distribución.

 

Las pruebas que se han venido haciendo hasta ahora ofrecen nuevas oportunidades a autores y productores para encontrar la vía más adecuada para explotar y rentabilizar un film. Internet se presenta como un nuevo canal a través del cual poder comercializar directamente películas que no tenían posibilidades de ser comercializadas en salas, un nuevo canal de explotación que permite poner a disposición del público películas a partir de una inversión mucho menor a la necesaria para poder explotarla a través de salas de cine. Todo ello abre un nuevo abanico de posibilidades a autores y nuevos creadores que pueden ver en internet y en las nuevas plataformas de VoD, una nueva vía para comercializar y acercar sus obras a los espectadores.

 

Desde el Programa MEDIA empezó a impulsarse también en 2011 una línea de ayuda que persigue la propuesta de estrenos simultáneos de un film en distintos territorios a través de distintas ventanas de explotación. Del mismo modo que una película tiene su propio plan de marketing, empieza a tener su propio plan de exhibición y de distribución, y con ello sus propios tiempos en las distintas ventanas de distribución y exhibición, que variarán mucho en función del título y del mercado.

 

Iniciativas y experimentos respaldados por grandes multinacionales y por independientes, e incluso por programas europeos de fomento del audiovisual, nuevas apuestas de distribución y de programación, tanto en el ámbito cinematográfico como en el televisivo, son una muestra indicadora del cambio de rumbo, del cambio de paradigma de la industria audiovisual en su conjunto. Nuevas oportunidades y nuevas vías de negocio a través de internet que pasan por dar respuesta a las nuevas demandas y a las nuevas necesidades de consumo del espectador.

 

Para saber más:

 

Sobre el Posgrado en Distribución audiovisual: VoD y nuevos modelos de negocio (UOC-filmin), podéis contactar con Judith Clares.

 

También podéis visitar el blog del posgrado.

 

Clares, J. (2015, 20 de octubre). 3, 2, 1... ¡Netflix! El Periódico. [Consulta: 09/11/2015]

 

Clares, J.; Ripoll, J.; Tognazzi, A. (2013). Distribución Audiovisual en Internet. VOD y nuevos modelos de negocio. Barcelona: UOC.

 

Cunningham, T. (2015, 18 de octubre). 5 Takeaways and 1 Question From Box Office Flop of Netflix’s ‘Beasts of No Nation’. The Wrap. [Consulta: 09/11/2015]

 

Herbera, J. (2015a, 26 de octubre). A vueltas con el primer fracaso de Netflix en la taquilla cinematográfica (I). RTVE. [Consulta: 09/11/2015]

 

Herbera, J. (2015b, 2 de noviembre). A vueltas con el primer fracaso de Netflix en la taquilla cinematográfica (II)RTVE. [Consulta: 09/11/2015]

 

Robehmed, N. (2015, 19 de octubre). Why Netflix's 'Beasts Of No Nation' Box Office Flop Doesn't Matter. Forbes. [Consulta: 09/11/2015]

 

cinema;  televisión;  políticas comunicativas; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???