Número 50 (diciembre de 2015)
Dentro y fuera de la película: el cine 'en vivo' como evento inmersivo
Antoni Roig

En medio de un panorama cultural incierto en relación al futuro del cine, una cosa sí parece clara: el cine -o por lo menos un cierto tipo de cine- ha vuelto como experiencia social y compartida, encontrando un camino alternativo al de la despersonalización de las multisalas o las opciones estrictamente 'espectacularizantes' como el 3D. Así han surgido iniciativas de éxito, como cines con programación especializada orientada a la creación de una base de público entusiasta, servicios de proyección en salas bajo demanda y la revitalización del cine al aire libre o en espacios singulares. A ello se suma una tendencia emergente que va un paso más allá: el cine como evento inmersivo en directo, como Secret Cinema en Londres o Cine Imersão en Sao Paulo, los cuales han recreado escenarios y momentos históricos de películas como Back To The Future o The Empire Strikes Back para ser vividas por el público.

En el momento de escribir estas líneas, me encuentro en plena locura previa a la llegada del evento cinematográfico del año en toda la galaxia y justo cuando nos hemos podido recuperar de la omnipresente locura vinculada al treinta aniversario de una de las películas más populares y queridas en todos los tiempos. Como apuntaba hace unos meses en otro artículo en la revista COMeIN, 2015 habrá sido un año marcado por una serie de retornos, efemérides o anuncios históricos relacionados con 'propiedades' clave en nuestro imaginario cinematográfico y televisivo, como Star Wars, Twin Peaks, X-Files, Mad Max, Star Trek o Back To The Future. En paralelo, triunfan las salas con programación especializada y orientadas a la fidelización de un público entusiasta como Phenomena, el Texas o Zumzeig en Barcelona; plataformas para la organización de proyecciones cinematográficas bajo demanda como Screen.ly o la revitalización del cine al aire libre con experiencias como Moonlight Cinema en Gran Canaria, Cine de Cibeles en Madrid o el Cinema Lliure en la playa de Sant Sebastià en Barcelona. En algunos de estos casos, las posibilidades de proyección al aire libre se simplifican mediante soluciones sencillamente brillantes como las pantallas pop-up (la versión cinematográfica del castillo hinchable) y son una palanca clave.

 

Pero hay quien ha dado un paso más. Es el caso de Secret Cinema en Londres, una organización fundada por Fabien Riggall: aparte de organizar proyecciones ambulantes -como por ejemplo la del pasado mes de septiembre para un campamento de refugiados sirios en Calais, Francia-, la especialidad de Secret Cinema es la de reconstruir escenarios de la historia del cine y, a partir de ahí, diseñar una experiencia inmersiva donde el público entra a formar parte del universo de la película, convirtiéndose la proyección en un elemento complementario. Secret Cinema ha montado escenarios y eventos de diferentes dimensiones en múltiples espacios, aunque su notoriedad proviene de la orquestación de grandes escenografías en lugares que a veces son literalmente 'secretos' (la próxima serie de eventos programados que tendrán lugar durante veinte días en febrero de 2016 recibe como título “Tell no one” y en las entradas no se indica ni el contenido ni la ubicación, solo que tendrá lugar en algún lugar de la Zona 2 de Londres). Las experiencias más populares hasta el momento han sido las dedicadas a Back To The Future y The Empire Strikes Back. Inspirándose en Secret Cinema, Fabio Hofnik, desde Sao Paolo, ha impulsado la iniciativa Cine Imersão, que recientemente reprodujo el famoso baile del Encantamiento Bajo el Mar de Back To The Future, mientras prepara nuevas reconstrucciones. Otras iniciativas similares se han experimentado en otros países como EE. UU., Canadá, Australia, Noruega, Polonia o Rusia.

 

Estas iniciativas no están exentas de complicaciones e incluso polémicas. En primer lugar, el coste y la complejidad técnica asociadas son muy elevadas. De hecho, Secret Cinema fue objeto de muchas críticas a finales de 2014 cuando tuvo que cancelar, sin demasiadas explicaciones, la prevista première de su espectáculo alrededor de Back To The Future, lo que desembocó en una crisis de reputación. Por otra parte, el abanico de películas que piden más claramente ser objeto de este tipo de experiencias son bastante limitadas, reforzando la identificación del imaginario cinematográfico con un cierto tipo de películas, habitualmente de gran espectáculo, más susceptibles de ser 'expandidas' de una forma o de otra, dejando de lado otras.

 

Es también cierto que el cine al aire libre es tan antiguo -tirando corto- como los drive-in de los cincuenta y sesenta, mientras que reimaginar y escenificar en la vida real escenas clave de películas conocidas nos lleva a los inicios del cine como arte popular o, por lo menos, a las atracciones inmersivas de los parques de atracciones, por no hablar de iniciativas artísticas o incluso el cine karaoke y performativo que tan popular se llegó a hacer alrededor de películas como The Rocky Horror Picture Show. Lo interesante de esta revitalización es verlo como una extensión lógica y ambiciosa de un proceso más amplio de revitalizar el cine como espectáculo surgido en espacios mucho más abiertos y cercanos a los públicos. Y al mismo tiempo el deseo nostálgico, por parte de un cierto tipo de público, de reencontrarse con elementos clave de la cultura popular, en nuevas extensiones narrativas que hagan justicia al original (lo que ha sabido explotar muy bien J. J. Abrams en sus incursiones en las franquicias clave de la ciencia ficción como Star Trek y Star Wars) o bien con los propios originales, eso sí, en versiones recuperadas en todo su esplendor sensorial, no solo de la película, sino del entorno donde tiene lugar la proyección. Un paso justo antes de conseguir que, como la Cecilia de The Purple Rose of Cairo, entremos en el mundo de la ficción a charlar con los personajes. Inmersión, tiempo.

 

Para saber más:

 

 

Página en Facebook de Cine Imersão.

 

“Secret Cinema host Pop-up cinema for refugees”, artículo en el blog Open air cinemas.

 

“Revealed: what Secret Cinema’s ‘Empire Strikes Back’ is actually like”, artículo en el blog de The Time Out London.

 

“Secret, immersive cinema is likely to change the future of film”, artículo en The Conversation.

 

“Secret Cinema: Why were Back to the Future screenings cancelled?”, artículo en Independent.

 

Vídeo “Back To The Future - Secret Cinema”.

 

Banda sonora:

 

Jeff Lynne’s Electric Light Orchestra. “Alone in the Universe” (2015)

 

Star Wars-The Force Awakens Soundtrack. Tráiler.

 

cinema;  eventos;  entretenimiento; 
Números anteriores
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???