Memoria del curso 2011-2012

El dato

60.096 estudiantes

Preparados para acompañar a la segunda generación de estudiantes en línea

Imma Tubella

«Los jóvenes de la era digital quieren estudiar del mismo modo que viven, consumen, se informan, se relacionan y se divierten.»

Imma Tubella Imma Tubella Rectora de la UOC

Al inicio de mi mandato, hace siete años, advertí de que pronto empezaríamos a recibir en la Universitat a los primeros estudiantes de la generación digital. A lo largo de este tiempo hemos visto cómo los jóvenes multimedia introducían a muchos de sus compañeros de aula virtual, la mayoría todavía inmigrantes al mundo de internet, en el uso de las nuevas tecnologías de la información, colaborando en línea y construyendo, dentro de nuestro propio campus, una verdadera red social.

Ahora, llegado el momento de traspasar el mando al próximo equipo de gobierno, asistimos a una nueva revolución, a un nuevo cambio de hábitos de nuestros estudiantes, provocado por la enorme movilidad que ofrecen los dispositivos electrónicos; por el uso masivo, compartido y abierto del conocimiento; por la eclosión de las redes colaborativas y por la introducción de herramientas y metodologías de juego (gamification) en el aprendizaje. La razón es bien simple: los jóvenes de la era digital quieren estudiar del mismo modo que viven, consumen, se informan, se relacionan y se divierten.

Ya sabemos que el mundo digital se mueve diez veces más rápido que el analógico, de forma que en tan solo un mandato hemos podido percibir este cambio generacional, hecho que nos obliga a ser todavía más flexibles, anticipar las necesidades de estos estudiantes y transformarnos para seguir siendo, de forma natural, la opción preferente de los que ya no tienen bastante con sentarse en un anfiteatro para asistir a monólogos, visionar clases magistrales por YouTube o bajarse cursos enteros desde cualquier MOOC (massive open online courses).

El fenómeno ya es por sí mismo una buena noticia: la enseñanza en línea es imparable y no necesariamente acabará con las universidades presenciales, que tendrán que hacer esfuerzos para acelerar su hibridación. Y es aquí donde los dieciocho años de experiencia de la UOC en e-learning tienen que jugar un papel crucial, porque esta segunda generación de e-estudiantes necesita algo más que consumir conocimientos masivos en abierto. Quieren reconocimiento, acompañamiento, mentorazgo, evaluación de calidad, adquirir competencias para optar a profesiones que hoy ni siquiera existen, relacionarse con otros emprendedores y cocrear en red.

Son más de 60.000 los estudiantes que lo hacen en la UOC cada día y, este curso, todavía dispondrán de más herramientas para poder gestionar su aprendizaje sin restricciones: Mi UOC, el campus personalizado, ya está optimizado para smartphones y tabletas; UOC Apps permite mejorar colectivamente los aplicativos de e-learning, y UOC Maps nos geolocalitza y comunica al instante.

Nuestro reto inmediato es llegar a la plena movilidad, no solo por la accesibilidad, los dispositivos, las aplicaciones, el intercambio de profesores, la cooperación con otras instituciones, empresas y universidades o la incorporación de nuevos estudiantes a más países del mundo; sino porque nos tenemos que poner en movimiento para crear las oportunidades que esta segunda generación de estudiantes en línea, y la sociedad en general, reclama. Lo estamos haciendo, mientras construimos una red glocal de universidades, NetUOC, con las que compartimos visión, metodología, programas y recursos.

La UOC alcanza este curso la mayoría de edad y, por lo tanto, ya tiene la madurez suficiente para tomar el timón en medio de esta tormenta de conocimiento. Estamos preparados y tenemos bien marcado el rumbo. Ahora le toca a un nuevo equipo coger la caña y llevarnos a buen puerto, lo que completa la ruta desde la primera universidad en la red (1995-2005), a la red de universidades (2006-2012) y la universidad red, hecha a medida de la segunda generación de estudiantes en línea que ya llega.

¡Gracias a todas las personas que me habéis acompañado a lo largo de este apasionante viaje, y buen viento para la UOC!


 

Imma Tubella
Rectora de la UOC