Expertas de la UOC reflexionan sobre el papel de la mujer y las TIC
Foto: Flickr/Itupictures(CC)
07/03/2014

Las desigualdades de gnero continan existiendo en internet

Juliet Webster, directora del programa de investigacin de GENTIC

«La brecha digital por motivos de gnero tiene muchas dimensiones. En todo el mundo, las mujeres continan siendo una parte pequea del volumen de profesionales y de estudiantes del mbito de la tecnologa. Siguen siendo mayora en los trabajos de cadena de montaje ms peligrosos (De Mello 2010), en los trabajos repetitivos de procesamiento de datos (Freeman 2010; Webster 2010) y en los puestos de trabajo ms precarios (Perrons 2010). Todo esto, ¿constituye una mera representacin de desigualdades de gnero estructurales, o podran las TIC y los medios sociales tener el potencial para resolver estas desigualdades?

La buena noticia es que en Espaa y en otros pases donde la austeridad ha golpeado con especial dureza a las mujeres, las tecnologas de redes sociales estn siendo aprovechadas cada vez por ms mujeres emprendedoras para trazar sus destinos (Dean 2013). Aun as, la desigualdad y las formas de abuso por razones de gnero persisten como amenaza en internet: la pobreza femenina, los problemas de adquisicin de competencias, la infravaloracin de su trabajo, y todo el silenciamiento sufrido en lnea por medio del acoso y el ciberabuso constituyen los retos presentes de la era digital.»

 

El gnero en la ciencia y la tecnologa

Cecilia Castao, investigadora del programa GENTIC

«Las mujeres y los hombres somos muy diferentes no solo en trminos biolgicos, sino tambin desde el punto de vista de los condicionantes, las barreras y los roles que se nos asignan socialmente. Si no se tienen en cuenta estas diferencias, se hace ciencia de baja calidad. Es imprescindible incluir el sexo y el gnero en la investigacin a todos los niveles: a la hora de establecer prioridades de investigacin; de elaborar muestras y aplicar tests de evaluacin; de extraer conclusiones. La ciencia y la tecnologa necesitan tener en cuenta las necesidades biolgicas y sociales tanto de los hombres como de las mujeres».

«Existe una enorme reserva de mujeres cientficas preparadas para abordar los retos del mundo actual, pero el sistema cientfico no parece estar preparado para incorporarlas y, con frecuencia, a ellas no les queda ms remedio que abandonarlo. Sin embargo la ciencia necesita la perspectiva de las mujeres porque la realidad no es masculina, sino femenina y diversa. Hay que cambiar las estructuras y las culturas de las universidades y las instituciones cientficas para que el modelo de organizacin y de carrera cientfica no sea el de los hombres que tienen una esposa en casa cuidando de su familia».

 

Ana Mara Gonzlez, investigadora del programa GENTIC

«De las setenta y cinco universidades pblicas y privadas espaolas, solo nueve mujeres ocupan el cargo de rectora. En Catalua, por ejemplo, solo una mujer de cada cuatro investigadores es lder de un grupo de investigacin consolidado. El nmero de mujeres cientficas ha aumentado pero an muchas diferencias entre los logros de hombres y mujeres. Los obstculos no son nicamente la maternidad y la familia, la cultura masculina de las instituciones cientficas hacen difcil la promocin de las mujeres.»


 

Las mujeres en las empresas tecnolgicas

Cecilia Castao, investigadora del programa GENTIC

«En las empresas TIC ms innovadoras hay culturas empresariales que valoran la diversidad de gnero y aplican medidas de igualdad y de conciliacin. Para otras empresas, por el contrario, basta con la igualdad de oportunidades –«el que vale, llega»-. Sin embargo, las mujeres consideran los problemas de conciliacin trabajo/familia, as como los estereotipos de gnero, la cultura masculina y la dedicacin a tiempo completo–24 horas/7 das a la semana–como barreras a su permanencia y promocin en estas empresas.»

 

 

La inclusin digital de las mujeres trabajadoras

Ldia Arroyo, investigadora del programa GENTIC

«Est ampliamente asumido que el acceso a internet potencialmente puede conllevar unas mayores oportunidades. Pero, ¿las supuestas potencialidades de la inclusin digital se manifiestan de la misma manera en todas las personas? Cuando detectamos que el tipo de uso de internet es cuantitativa y cualitativamente diferente segn gnero y clase, vemos que las oportunidades que las mujeres con pocos recursos socioeconmicos encuentran en internet diferirn de las de otras personas de mayor cualificacin.»

Enlaces relacionados