La UOC desarrolla una tecnología para proteger los contenidos digitales

Foto: Unsplash/Glenn Carstens-Peters
20/06/2017
Ainhoa Sorrosal
La técnica permite detectar la manipulación y distribución ilegal de imágenes, audio o video

El watermarking, o marcaje digital, es una técnica que permite ocultar información de forma imperceptible para los humanos en imágenes, vídeos y señales de audio. David Megías, investigador principal del grupo de investigación K-riptography and Information Security for Open Networks (KISON) del IN3-UOC, lo ha desarrollado y patentado para audio y vídeo, y mantiene contactos con varias compañías internacionales para explotarlo. El marcaje (watermarking) permite, entre otras cosas, perseguir la distribución ilegal de contenidos digitales y detectar la manipulación de imágenes. En el caso del audio, la principal aplicación está en el ámbito del marketing digital.

Estas técnicas tienen aplicaciones en mercados tan potentes como el audiovisual, el publicitario o el de la seguridad. El mensaje imperceptible (marca de agua o filigrana) se inserta codificado en un formato digital mediante alteraciones inapreciables de los bits o de ciertos coeficientes del contenido.


Proteger la propiedad intelectual y ampliar los formatos publicitarios

En cuanto a la técnica desarrollada para vídeo, los bits ocultos se pueden utilizar para detectar manipulaciones fraudulentas. De este modo, si un usuario no autorizado manipula las imágenes del vídeo, la filigrana digital lo delatará. «La técnica nos permite detectar la marca, pero, además, se trata de un método reversible porque, una vez se ha determinado que el vídeo no ha sido manipulado, nos permite recuperar el contenido original», explica Megías, investigador principal del grupo de investigación KISON.

Otra posible aplicación de marcaje está relacionada con la huella digital o fingerprint. «Los organizadores de los Oscar envían los DVD de las películas a los miembros de la Academia con huella digital incrustada, diferente para cada uno. Así pueden controlar si algún miembro del jurado difunde las obras en internet o proporciona el DVD a alguien no autorizado para que lo redistribuya», afirma Megías.

En cuanto a la técnica de audio, la principal aplicación está en el ámbito del marketing digital. «La aplicación está creada para trabajar en tiempo real y no es necesario tener conexión a internet para descodificar los mensajes», destaca el investigador. Su uso en la industria publicitaria es evidente. Es posible, por ejemplo, que, mientras el usuario escucha un podcast, se descargue cupones de descuento para algún producto.


Más capacidad de información que la competencia

Megías empezó a investigar el desarrollo y aplicación de técnicas de marcaje hace quince años: primero audio y después vídeo. La tecnología que ha desarrollado tiene ventajas comparativas respecto a otros competidores. Por ejemplo, los métodos impulsados por Megías permiten transmitir más volumen de información en buena calidad: «Ofrecemos más capacidad y mantenemos la imperceptibilidad y robustez de la marca digital. Somos capaces de incrustar más información por segundo —hasta 11.000 bits/segundo—, mientras que la mayoría de los sistemas publicados oscilan entre 50-500 bits/segundo», destaca. Además, en cuanto al audio, es capaz de trabajar en tiempo real y extraer la marca del sonido capturado con el micrófono del teléfono móvil. El grado de distorsión introducido de la marca es adaptable a diferentes entornos, según las necesidades de la aplicación.

 

#expertosUOC

Foto del profesor David Megías Jiménez

David Megías Jiménez

Experto/a en: Software libre, conocimiento libre, seguridad de la información y seguridad en redes, arquitectura y estructura de computadores y control de procesos y automática.

Ámbito de conocimiento: Software libre y redes de computadores.

Ver ficha