Especialistas en trastornos del lenguaje entran en el aula para hacer escuelas más inclusivas

Foto: Neonbrand / Unsplash (CC)
31/10/2017
Anna Torres Garrote
La Generalitat contratará 1.500 profesionales que puedan atender a alumnos con necesidades especiales de aprendizaje

El nuevo Decreto de la atención educativa a los alumnos en el marco de un sistema educativo inclusivo aprobado por el Gobierno de Cataluña hace unos días ha puesto de manifiesto la necesidad de reforzar en las escuelas los profesionales que puedan atender a estudiantes con necesidades especiales de aprendizaje. Especialistas en trastornos del lenguaje y psicopedagogos entran ahora en el aula para atender a los alumnos que sufren alguna discapacidad, algún trastorno en el aprendizaje o los que presentan altas capacidades intelectuales, y que ahora también irán a colegios ordinarios.

En total la Generalitat contratará 1.500 profesionales para hacer de la escuela inclusiva una realidad. Muchos de estos profesionales son maestros y logopedas que han escogido la UOC para cursar el máster oficial de Dificultades del Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje, el título que tiene más demanda del sistema universitario catalán. El pasado curso terminaron esta formación 719 estudiantes, que se graduarán entre el 4 y el 25 de noviembre en Barcelona y el 11 del mismo mes en Madrid. Y, desde que se creó el máster, ya se han graduado 1.518 estudiantes.

Uno de ellos es Ruben Vargas, que gracias a esta formación encontró trabajo en la escuela pública Vila-roja de Gerona hace dos meses. Trabaja en las áreas de audición y lenguaje y de pedagogía terapéutica, donde ya ha detectado a niños con problemas de trastornos del lenguaje. «Muchos cambian letras y números de algunas palabras u omiten sílabas enteras cuando escriben. A la mayoría los derivo al Equipo de Asesoramiento Psicopedagógico (EAP)». Todo docente –añade– debería realizar esta formación para adquirir los conocimientos que pide la escuela inclusiva.

Irene Agea es maestra de educación primaria en la escuela Gem de Mataró, y también una de las personas que se gradúa este año. «En las aulas hay un amplio abanico de necesidades en los alumnos que hay que atender y hace falta que el docente se forme para tener las herramientas y los conocimientos para poderles hacer frente».

El caso de Ester Rodríguez es diferente. Es logopeda pero trabaja en la Clínica Universitaria de UManresa. Su trabajo consiste en detectar a niños con dificultades en el habla, el lenguaje, la lectura, la escritura y la motricidad orofacial. «Los conocimientos adquiridos me han servido para mejorar mi tarea asistencial».


Mujer joven y trabajadora, el graduado mayoritario

En total el curso pasado se graduaron 4.622 estudiantes. Su perfil mediano es el de una mujer (60 %), de entre veinticinco y veintinueve años (27 %) y que trabaja (el 93 % ha compaginado el trabajo con los estudios).

El 77 % afirman que la titulación ha respondido a sus expectativas (de hecho, el 85 % volverían a escogerla) y el 76 %, que les ha permitido mejorar sus competencias laborales y personales (nivel de confianza, aprendizaje autónomo, toma de decisiones, resolución de nuevos problemas, análisis crítico, etc.). Y la gran mayoría, el 89 %, volverían a escoger la UOC para seguir formándose.

Después del máster de Dificultades del Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje, el segundo título con más graduados es el grado de Administración y Dirección de Empresas (381) y el tercero, el máster de Abogacía (305). El 67 % de los graduados escogen la titulación que les gusta, frente el 15 % que lo hacen pensando en la salida laboral.

Según el último estudio de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Cataluña (AQU) sobre la inserción laboral de los graduados, los estudiantes que cursan títulos en línea son más competitivos en TIC, informática y pensamiento crítico. El informe concreta que tienen un nivel superior en la formación teórica, la expresión escrita y la capacidad de solucionar problemas, entre otros aspectos. Este colectivo también destaca porque presenta más ocupación, más estabilidad y salarios más elevados (por encima de los 2.000 euros/mes) que el conjunto de universitarios. Lo corroboran el U-Ranking de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), que sitúa a la UOC como la universidad de España con más salida laboral.

Desde que la UOC se creó, hace veintidós años, se han graduado 53.053 personas.

 

Enlaces relacionados