El análisis forense digital, el ADN que ayuda a resolver juicios

Foto: Unsplash/Lee Campbell

07/06/2018
Luca Tancredi Barone
El trabajo de los péritos informáticos contribuye a dictar sentencia

El caso del homicidio de Diana Quer o el caso de la Manada son investigaciones en las cuales la prueba digital, los datos extraídos de aparatos móviles, ha sido clave para llegar a conclusiones judiciales. En los tribunales, más allá de los móviles, también entran otros dispositivos informáticos, como por ejemplo los ordenadores, ya sean los analizados en muchísimos casos de corrupción o pedopornografía o los afectados por 123.000 casos de ataques informáticos en España en 2017. Son todos juicios en los que los magistrados han tenido que consultar a expertos en análisis forense digital (digital forensics), una disciplina que ha adquirido protagonismo en el siglo XXI con el aumento del uso de los dispositivos electrónicos en la sociedad.

Los peritajes digitales son clave en los juzgados de todo el mundo, así como en muchasempresas donde hay un enorme interés en investigar los muchos ataques informáticos a los cuales se ven sometidas o los casos de espionaje industrial que afectan a sus creaciones. Todo ello implica que los expertos de análisis digital sean cada vez más cotizados.
 
Para prevenir estas situaciones y evitar que alguien acceda a los dispositivos, Arnedo, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y experto en criptografía, disciplina íntimamente ligada al análisis forense digital, señala que la solución es el cifrado —un método que permite aumentar la seguridad de un mensaje o de un archivo mediante la codificación del contenido— en el disco duro, en la memoria y en la tarjeta del teléfono, entre otros.

En palabras de Jordi Serra, también profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, hoy en día todo este conocimiento sobre el análisis digital forense «está totalmente aceptado en los tribunales. Las valoraciones que hacen los peritos informáticos se tienen muy en cuenta en los juicios» y se aceptan «como cualquier otro tipo de prueba, como podían ser antes las huellas dactilares o el ADN».
 
Las investigaciones que más utilizan las tecnologías digitales forenses, explica Serra, son para obtener «datos volátiles», es decir, «la memoria del PC que se borra cuando este se apaga», o para «obtener los datos del ordenador sin tocar nada de lo que hay en ese momento». Los peritajes, «como cualquier otro tipo de prueba», aclara el experto, se tienen que hacer de forma rigurosa: «Si no se hacen bien, controlando la cadena de custodia y la calidad del trabajo, quedan invalidados». Él mismo ha sido consultado como experto en muchos casos donde la lectura profunda de discos duros ha sido valorada por el juez a la hora de emitir un juicio.
 
«Los jueces son conscientes de que hay expertos que entienden de este ámbito y que pueden confiar en sus técnicas. También es importante reseñar que dentro del análisis forense hay muchos mecanismos establecidos, como la cadena de confianza —que asegura que únicamente se utiliza software y hardware fiable y flexible—, para tener presente el peligro que supone que las pruebas del dispositivo digital puedan ser manipuladas más fácilmente y evitar trampas», añade por su parte Arnedo.
 
Serra, junto con otros expertos, preparó recientemente una serie de recomendaciones de cómo hacer un análisis forense de calidad en modelos ciberforenses en este artículo de 2017. En este texto, define, entre otras cuestiones, el análisis forense digital como «el uso de métodos científicos para preservar, recoger, validar, analizar, interpretar, documentar y presentar pruebas de aparatos digitales para investigaciones civiles o criminales con el objetivo de probar y definir el cibercrimen».

 

#expertosUOC

Foto del profesor Joan Arnedo Moreno

Joan Arnedo Moreno

Profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación
Director del máster de Diseño y Desarrollo de Videojuegos

Experto/a en: Ludificación (gamification), desarrollo de videojuegos como producto cultural, juegos serios, programación y seguridad en Internet.

Ámbito de conocimiento: Videojuegos, ludificación, redes y seguridad.

Ver ficha
Foto del profesor Jordi Serra Ruiz

Jordi Serra Ruiz

Experto/a en: Seguridad informática y seguridad de redes, hacking, exploits, vulnerabilidades y software, y conocimientos libres.

Ámbito de conocimiento: Software libre, seguridad informática y sistemas operativos.

Ver ficha