Actualidad

Noticias

La diversidad lingüística y cultural, factores clave para la competitividad de las empresas
[08/10/2012]
Las empresas viven en una carrera constante para la captación de nuevos clientes y, en plena crisis económica, la exportación es una salida imprescindible para sus productos y servicios. Ante esta necesidad de internacionalización, la gestión de las lenguas y las culturas se convierte en una cuestión de vital importancia. Para compartir las experiencias de directivos en la gestión del multilingüismo y las relaciones interculturales, la UOC organizó el jueves 4 de octubre la jornada «La diversidad lingüística y cultural como factores de competitividad», impulsada por los Estudios de Artes y Humanidades, Instituciones y Empresas Asociadas y UOC Alumni de la Universidad.

El director de Operaciones de la empresa textil Custo, Pere Guirao, uno de los invitados,explicó que el multilingüismo «nace de forma natural» en su empresa. Los hermanos Custo y David Dalmau, propietarios de la compañía, siempre han estado abiertos a otros países y culturas y, desde el principio, impregnaron de internacionalización su negocio. En el momento en el que sus camisetas saltaron a la fama porque la actriz Julia Roberts las usaba en sus películas, empezó un despliegue de tiendas por Estados Unidos y otros países de Europa y América Latina. «Desde el inicio, la empresa trabaja comercialmente en todo el mundo y, por lo tanto, asumimos que tenemos que conocer la lengua y la cultura de los países donde nos establecemos», apunta Guirao. «Al principio, la gestión de las lenguas y la cultura era una necesidad comercial, pero, después, también se convierte en una necesidad productiva.» Para ir a producir en algunos determinados países o zonas, como China, Turquía o América Latina, entre otros, es mejor «ir acompañados de un socio que sea de allí», comentó Guirao.

Con relación a la importancia de la estrategia multilingüística de una empresa internacionalizada, la directora gerente y directora de calidad de la empresa de servicios lingüísticos CPLS, Tenesoya Pawlowsky, destacó que «la buena gestión de la diversidad lingüística y las relaciones culturales tiene que venir de arriba», refiriéndose al equipo directivo de la compañía. «Los directivos deben ser gente abierta, que acepte las diferencias culturales y de opiniones», ha añadido la presidenta de Clusterlingua. Tanto para las empresas que operan fuera como para las que se establecen aquí, Pawlowsky comentó que tiene que haber una figura que «haga de puente cultural, catalizador, para que no existan malentendidos entre la gente de culturas y lenguas diferentes». El estar preparado en esta gestión multilingüística y cultural, tanto internamente como externamente, «ahorra mucho tiempo y trabajo a la empresa» y, además, repercute «en el prestigio y la imagen de la compañía».

La comunicación interna de una empresa, entre trabajadores de países y culturas diferentes, puede significar un obstáculo y «una pérdida de tiempo y dinero», según la trabajadora de la empresa de productos de alta tecnología Agilent Technologies, Neus Flores. Para hacer frente a estas dificultades, las tecnologías son una alternativa viable para una comunicación eficiente. «En nuestra empresa utilizamos una plataforma de chat parecido a la de Facebook, Webex Connect, que nos ayuda a comunicarnos», explicó la graduada en periodismo digital a la UOC. «Una vez he enviado, mediante el chat, mi consulta de trabajo, puedo rentabilizar mi trabajo haciendo otras cosas.» Flores afirma que el correo electrónico es otra herramienta tecnológica que utilizan, en este caso, para enviar encuestas de satisfacción a los clientes. Después de ofrecer un servicio, envían un cuestionario y esto les permite saber si los clientes están contentos con la comunicación de la empresa. Ofrecer un servicio y una comunicación flexibles, adaptados al cliente, «es rentable para la empresa porque fideliza al cliente», concluye la ponente.

Después del debate, el guionista de Mediapro Gerard Ferré-Escofet y el directorgeneral de la Fundación Digitalent, Antoni Mir, presentaron una muestra del documental La força de Babel, un film dirigido por Joan Úbeda, responsable de Media 3.14, empresa perteneciente al grupo Mediapro.El documental, una iniciativa del desaparecido consorcio Linguamón - Casa de las Lenguas, «tiene como idea motora cambiar el mito de Babel». Uno de los aspectos que aborda es la relación de las lenguas en el mundo empresarial y la diversidad lingüística y cultural.

El presidente de la Sección Filológica del Instituto de Estudios Catalanes (IEC) y profesor del posgrado de Gestión de la diversidad lingüística y cultural de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC, Isidor Marí, y la directora académica del posgrado, Maite Puigdevall, inauguraron el acto, que moderó Amado Alarcón, profesor de Sociología de la Universidad Rovira i Virgili (URV) y colaborador docente de la UOC. La jornada se llevó a cabo en el IEC.

Creative Commons. Algunos derechos reservados
Este texto está -si no se indica lo contrario- bajo una licencia Reconocimiento- NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España de Creative Commons. Puedes copiarlo, distribuirlo y comunicarlo públicamente siempre que cites su autor y Universitat Oberta de Catalunya (UOC), no los utilices para fines comerciales y no hagas con ellos obra derivada. La licencia completa se puede consultar en http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/deed.es.