Tecnología de la UOC

Arquitectura

La capa de aplicaciones

La capa de aplicaciones (Application Layer)

capa_aplicacions

El número de aplicaciones diferentes que se utilizan en la UOC es grande y diverso, y por eso la arquitectura tecnológica de la UOC ha sido pensada como un modelo abierto que admite esta diversidad. Se podrían clasificar las aplicaciones de la UOC en daos grupos: (1) aquellas necesarias para la gestión de la universidad y (2) aquellas necesarias para el aprendizaje mediante la red.

(1) Aplicaciones para la gestión de la universidad

La gestión de la universidad requiere de un conjunto de aplicaciones informáticas que son las encargadas de dar apoyo a procesos tan diversos como: la captación y el seguimiento comercial, la atención de quejas, la gestión académica, la gestión de materiales y envíos, la gestión financiera, los recursos humanos, la gestión bibliotecaria y la explotación de datos.

El conjunto de aplicaciones que da respuesta a estos procesos es igualmente diverso. Comprende, entre otros: herramientas desarrolladas por la propia universidad, como el sistema de gestión académica (GAT); herramientas comerciales como SAP, que da apoyo a la gestión de la relación con el cliente (CRM, Customer Relationship Management) y a la planificación de recursos empresariales (ERP, Enterprise Resource Planning); o herramientas de software libre como la herramienta Alfresco, que ofrece apoyo a la gestión de contenidos empresariales (ECM, Enterprise Content Management).

En este ámbito, tiene especial relevancia la interacción, el intercambio de información y la fusión de datos provenientes de todo este abanico de aplicaciones. El objetivo es que los usuarios de cada uno de los procesos de gestión de la universidad dispongan de la información necesaria para gestionar con eficacia cada proceso. Por esta razón la capa de servicios (explicada más adelante) adquiere una especial importancia. Estas aplicaciones necesitan exponer ciertos datos como servicios con el fin de que estas puedan ser fusionadas y ser recombinadas con otros según las necesidades de cada proceso.

(2) Aplicaciones para el aprendizaje

En cuanto a las aplicaciones para el aprendizaje, cada materia de estudio puede requerir de herramientas muy diferentes tanto técnica como pedagógicamente hablando. El Campus Virtual es el eje vertebrador de todo este conjunto de aplicaciones. El Campus de la UOC pertenece a la tipología de aplicaciones llamadas «Learning Management Systems» (LMS). Un LMS es, según el IMS Global Consortium, una aplicación informática que facilita el acceso a los contenidos a los estudiantes, da acceso al aprendizaje y hace posible recoger y explicitar los resultados de este. Básicamente, un LMS permite a los usuarios (en general, estudiantes y profesores) acceder de una manera organizada a los recursos de aprendizaje. Este punto de encuentro entre usuarios y recursos recibe normalmente el nombre de aula virtual. Los recursos hacen referencia tanto a contenido estático (páginas web, documentos, vídeos, audios, etc.) como a aplicaciones (blogs, wikis, chats, foros, etc.).

Funcionalmente, la riqueza de un LMS depende de su facilidad de uso y de la variedad de recursos disponibles para los usuarios. Este segundo aspecto es especialmente relevante cuando se tienen en cuenta los siguientes factores: la habilidad de añadir y modificar recursos y el apoyo a diferentes modelos educativos. En general, en cuanto a LMS, los diferentes modelos educativos se alcanzan mediante el uso y la combinación de recursos diferentes de acuerdo con los planteamientos pedagógicos de cada modelo. Dependiendo de la materia de estudio impartida, el planteamiento pedagógico también puede ser diferente. Así pues, la cantidad y la diversidad de recursos disponibles para el aprendizaje es un factor fundamental que tiene un gran impacto en la calidad del aprendizaje.

Por otra parte, las herramientas utilizadas para el aprendizaje electrónico son cada vez más diversas y a menudo también son más complejas. En los últimos años se ha podido comprobar que herramientas que no habían sido específicamente creadas pensando en el aprendizaje se utilizaban cada vez más como herramientas para el aprendizaje (por ejemplo, los blogs y los wikis). Herramientas complejas como las de videoconferencia o la retransmisión de conferencias por internet son también cada vez más relevantes en el aprendizaje electrónico. Por no citar la necesidad de integrar cada vez más servicios disponibles en la nube de internet, como Facebook, Twitter, YouTube u otros.

La última versión del Campus Virtual de la UOC (llamada Campus 5.0) ofrece mecanismos para integrar esta diversidad de herramientas. Actualmente integra unas veinte herramientas diferentes, permite utilizar herramientas de otros LMS como Moodle y es, en definitiva, un entorno abierto y ampliable que irá adaptándose a las necesidades de los usuarios.