Competencias UOC - El EEES en la UOC - Universitat Oberta de Catalunya

  • Compartir
  • Escuchar
  • Imprimir

Espacio de Boloña
El EEES en la UOC

Competencias UOC

Competencias

Las competencias UOC son aquellas que son transversales y que se incluyen en todas las titulaciones de la Universidad. Constituyen un elemento distintivo de todo graduado de la UOC.

El rasgo diferencial de las competencias propias de la UOC está ligado y es coherente con la propia naturaleza de la institución y la singularidad de sus características: el perfil distintivo de los estudiantes (un estudiante adulto con responsabilidades laborales y familiares) y las especificidades del modelo metodológico, en una universidad a distancia, catalana y abierta al mundo y que hace un uso intensivo de las TIC.

Así, las competencias que la UOC define como propias se concretan en los siguientes puntos.

Uso y aplicación de las TIC en el ámbito académico y profesional

Esta competencia abarca el uso racional y crítico de las TIC para trabajar y estudiar en la sociedad de la información, favoreciendo una metodología de trabajo en la red. Incluye un conjunto de competencias que el estudiante irá adquiriendo y profundizando a lo largo del grado.

 

  • Buscar y localizar información en la red.
  • Tratar y elaborar la información digital.
  • Presentar y difundir la información digital. 
  • Adquirir estrategias de comunicación en la red.
  • Dominar las funciones básicas de tecnología digital.
  • Planificar y gestionar un proyecto virtual.
  • Adquirir una actitud digital cívica.
  • Adquirir habilidades de trabajo en equipo en red.

Comunicación en una lengua extranjera

La competencia comunicativa en una lengua extranjera se convierte en clave en un entorno global y multicultural, tanto en las relaciones humanas como en la competitividad internacional en la información, la innovación y el conocimiento. En los programas de la UOC, esta competencia se concreta en las habilidades siguientes:

 

  • Comprender una lengua extranjera, por escrito y oralmente, en relación con cuestiones cotidianas, del día a día.
  • Escribir de una forma sencilla y coherente en una lengua extranjera sobre cuestiones de interés personal.
  • Describir en una lengua extranjera experiencias y hechos, así como dar razones y explicaciones breves sobre planes y opiniones.
  • Leer y entender textos de cariz académico, profesional y general, en una lengua extranjera, sin tener que recurrir continuamente a un diccionario o a una gramática.
  • Escribir en una lengua extranjera textos breves, como mensajes de correo electrónico, notas, redacciones breves, sin tener que recurrir continuamente a un diccionario o a una gramática.
  • Comprender una lengua extranjera cuando hable en situaciones diversas.
  • Conversar en una lengua extranjera con la precisión y la espontaneidad adecuadas para garantizar una comunicación fluida, en especial en torno a temas académicos y profesionales.

Iniciativa emprendedora

La iniciativa emprendedora es la capacidad de identificar y explotar una oportunidad, comprometiendo los recursos necesarios y asumiendo el riesgo que comporte, con la finalidad de realizar un proyecto viable y sostenible para uno mismo o en el seno de una organización.

Esta competencia se alcanza, en los programas de la UOC, en diferentes niveles.

 

  • Sensibilización sobre la iniciativa y el espíritu emprendedor en todos los ámbitos de la vida laboral.
  • Conocimiento de los elementos que aborda un plan de empresa y uso de las herramientas necesarias para poder desarrollarlo con éxito.
  • Desarrollo de un plan empresarial para una nueva organización (con o sin ánimo de lucro) o para una nueva actividad de una empresa ya existente.

Expresión escrita

La expresión escrita es una de las competencias integradoras por excelencia, ya que aglutina en un solo conjunto de actividades los principales procesos cognitivos que intervienen en un contexto académico y profesional, desde la gestión de la información hasta la argumentación. Entendemos la escritura como un proceso, no únicamente como un producto, de manera que no no limitamos el desarrollo de esta competencia a la corrección gramatical y a los aspectos formales y de presentación, sino que la consideramos el locus donde el estudiante pone en juego, de forma orquestada, su creatividad, sus habilidades de búsqueda y gestión de la información, su pensamiento crítico y analítico, sus capacidades argumentativas y su comprensión de los contenidos académicos, sin olvidar sus capacidades de organización y gestión del tiempo.

La expresión escrita para la vida académica y profesional engloba toda una serie de habilidades:

 

  • Utilizar la escritura de forma exploratoria, con el fin de entender problemas y cuestiones, y formular preguntas e hipótesis.
  • Utilizar correctamente el lenguaje, la terminología y los estilos expresivos de la disciplina.
  • Usar la escritura para reflexionar sobre el propio proceso de aprendizaje, en formatos diversos (dosieres de aprendizaje, mensajes electrónicos, diarios, etc.) y haciendo uso de herramientas diversas (wikis, blogs, etc.).
  • Entender y reconocer las diversas fases del proceso de escritura, y hacer un uso productivo y creativo de cada una de estas fases.
  • Revisar los propios textos con el fin de mejorar la expresión, y entender la importancia de la revisión y la reescritura en un contexto académico.
  • Integrar citaciones de textos de otros en la propia argumentación, dar constancia de las fuentes bibliográficas utilizadas y hacer un uso correcto de las convenciones bibliográficas establecidas.
  • Argumentar por escrito ideas complejas de forma clara, coherente y persuasiva, teniendo presente el tipo de destinatario (especialista o no especialista).
  • Producir textos escritos correspondientes a los principales géneros de la disciplina y estructurarlos de forma adecuada a las convenciones de cada género y al propósito del texto.
  • Producir textos ortográfica y gramaticalmente correctos en los que el registro se adecue a la situación y al propósito.

En la UOC esta competencia se adquiere mediante una triple estrategia que cada grado adopta, total o parcialmente, en función de sus necesidades: (1) asignaturas en que los contenidos y la expresión escrita se trabajan de forma integrada; (2) asignaturas instrumentales de redacción orientada a cada disciplina; (3) incorporación de actividades en diferentes asignaturas.