La reforma laboral abre un escenario de incertidumbre y un aumento de la conflictividad social a corto plazo

  • Compartir
  • Escuchar
  • Imprimir

La reforma laboral abre un escenario de incertidumbre y un aumento de la conflictividad social a corto plazo

27/03/2012 A pocos das de la convocatoria de la huelga general por parte de los sindicatos como medida de protesta por la aprobacin de la nueva reforma laboral, el debate sobre esta y su repercusin en las relaciones laborales es una cuestin de mxima actualidad. Para dar respuesta a los interrogantes que abre este nuevo marco, combinando una visin rigurosa y de anlisis tcnico del contenido con personas de reconocido prestigio, y ofrecer un contrapunto sobre los nuevos escenarios que se abren en su despliegue, la UOC organiz el jueves 22 de marzo una Jornada sobre la Reforma Laboral.

[Crnica de Joan Esculies]

Los diferentes anlisis de los profesionales y expertos que debatieron la reforma laboral en el edificio central de la UOC auguran un escenario de incertidumbre en las relaciones laborales a raz de la reforma y un aumento de la conflictividad social a corto plazo. En la Jornada qued manifiesta la perplejidad de una parte de la judicatura ante la reforma, el descontento de los sindicatos UGT y CCOO al respecto y su demanda de un cambio de modelo productivo, la visin positiva y conciliadora de la patronal PIMEC, y las expectativas del Gobierno de la Generalitat de que la reforma sirva para ir hacia una mayor corresponsabilidad de los agentes sociales a la hora de llegar a acuerdos.

 

 

La perplejidad de la judicatura

La Jornada const de dos mesas. La primera, centrada en la nueva reforma laboral del 2012 y los nuevos escenarios empresariales y sociales derivados de esta, cont con Joan Agust, magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Catalua y profesor universitario, y Miquel ngel Purcalla, juez social y consultor de la UOC, con Ignacio Beltran de Heredia, profesor de los Estudios de Derecho y Ciencia Poltica de la UOC, como moderador.

 

Joan Agust expres «la perplejidad y las dudas desde la funcin judicial ante la reforma». El magistrado expres sus dudas al respecto afirmando que «la reforma parte de una visin economicista del despido, considerando los das que hay que pagar al trabajador despedido como un coste, en vez de la visin juridicoconstitucional, que se fundamenta en el derecho del trabajador a no ser despedido si no es por una causa fundamentada y que, por lo tanto, entiende estos das como una compensacin». Agust quiso destacar tambin que «la reforma cambia el escenario, porque desaparece el reconocimiento de la improcedencia del despido, potencia las vas de extincin del contrato laboral y disminuye la indemnizacin en cuanto a nmero de das que hay que pagar. El magistrado enfatiz tambin que uno de los efectos inmediatos derivados de la reforma ser que «la judicatura deber afrontar muchos ms expedientes, porque las posiciones se radicalizarn y se llegar a muchos menos acuerdos». Tambin advirti que el anlisis de la razonabilidad de las medidas que las empresas adopten, especialmente en los despidos por causas objetivas, es un elemento de contenido constitucional, que una ley no puede evitar.

Por su lado, Miquel ngel Purcalla consider que la reforma «es la ms transversal que ha existido hasta ahora y que genera una nueva dinmica entre la empresa y el trabajador». Entre las medidas positivas consider el reconocimiento al derecho del trabajador a la formacin para adaptarse a los cambios, a pesar de que considera que «el cheque de formacin se podra repensar y mejorar». Purcalla seal tambin que «se fortalece el papel de las ETT como empresas de colocacin» y alert que el contrato indefinido para emprendedores «puede esconder una va para extinguir el contrato sin tener que pagar indemnizacin». Por otra parte, sostuvo que el nuevo contrato indefinido para emprendedores «abre vas a que la empresa busque trabajadores en el paro con bases de cotizacin altas, para que le salga ms barata su contratacin». Cerr la mesa Ignacio Beltran de Heredia, que sostuvo que la reforma «aboca a la judicializacin del despido» y augur que «el trabajador vivir en una insatisfaccin crnica, porque tiene que aceptar sacrificar el derecho del trabajo en pro de la mejora de la optimizacin y competitividad de la empresa o resignarse a ello». Para el profesor de los Estudios de Derecho y Ciencia Poltica de la UOC, «la clave de la reforma reside en qu precio se est dispuesto a pagar para mantener la ocupacin», y concluy sealando que ante esta cuestin «hay en juego la paz social».

 

 

Por un nuevo modelo productivo

La segunda mesa de la Jornada gir en torno a la flexibilidad negociada como medida contra la crisis despus de la reforma de 2012. Esta mesa cont con la participacin de Joan Sams, coordinador de la Secretara de Poltica Sindical de la UGT; Juan Manuel Tapia, secretario de Negociacin Colectiva de CCOO, y Jana Calls, directora de Relaciones Laborales de la patronal PIMEC, con Elisabeth Motelln, profesora de los Estudios de Economa y Empresa de la UOC, como moderadora.

 

Ambos representantes sindicales coincidieron en sealar que «se ha comprobado con las numerosas reformas anteriores que la reforma del derecho del trabajo no tiene una consecuencia en la creacin de empleo». Sams y Tapia sostuvieron tambin que «la flexibilidad de la que habla la reforma no es negociada y que solo servir para pasar del empleo al paro y del paro al empleo». Asimismo, auguraron que «en aquellos casos en los que no haya un acuerdo y el empresario tome una decisin unilateral, se acabar en el juzgado». Los representantes sindicales abogaron tambin «por la necesidad de un cambio de modelo productivo, en vez de una reforma laboral». Sams, adems, seal que «inmediatamente despus de la aprobacin de la reforma el nmero de expedientes de regulacin de empresa presentados se ha triplicado».

La representante de PIMEC, por su lado, record que la pequea y mediana empresa representa el 99% del tejido empresarial cataln y sostuvo que «el marco ideal es llegar a un acuerdo interno de flexibilidad negociada, pero que cuando este no se produzca la nueva reforma da herramientas al empresario para decidir». Calls augur que «el empresariado ser lo suficientemente responsable para saber qu conviene a cada empresa, tanto para asegurar la viabilidad de la misma, como para no generar un clima adverso entre los trabajadores». En este sentido, asegur que, «si la reforma se utiliza sin pensar, vamos directos al conflicto, pero el empresario tiene que hacer autocrtica y saber gestionar la situacin, y desde la patronal hacemos pedagoga tambin en este sentido». Cerr la mesa la profesora Motelln, que expres sus dudas sobre la eficiencia de la reforma, «cuando los empresarios hablan de falta de demanda y de la incertidumbre en el futuro como motivos para no contratar nuevos trabajadores y no por el coste del despido, que es lo que la reforma abarata». Motelln tambin seal que numerosos estudios demuestran que «una flexibilidad interna y externa muy grandes no funcionan a la hora de hacer productivo el modelo».

 

 

La madurez de los agentes sociales catalanes

La Jornada se cerr con la ponencia «El nuevo escenario de las relaciones laborales», a cargo de Ramon Bonastre, director general de Relaciones Laborales de la Generalitat de Catalua, y un debate moderado por Josep Ginesta, director de la Oficina de Trabajo de la UOC.

 

El representante del Gobierno se manifest «convencido de que la reforma era necesaria, aunque no s si ser til». Bonastre consider, adems, que «la crisis en Catalua la afrontamos a expensas de la prdida de talento, y esto hay que evitarlo». Seal que este hecho es una consecuencia directa «de las alegras en la contratacin temporal cuando el PIB aumenta, porque el marco normativo lo permite, pero en cambio cuando el PIB cae, la contratacin disminuye y lo hace de forma muy superior a lo que ocurre en otros pases». Sin embargo, el director general de Relaciones Laborales de la Generalitat se mostr optimista al destacar «la madurez de los agentes sociales catalanes», y esperanzado en que «la reforma derivar en un cambio de actitudes de las partes, yendo hacia un marco de corresponsabilidad de los agentes laborales, como sucede en pases como Alemania».

Bonastre no se mostr preocupado por el hecho de que la reforma implique la desaparicin de la capacidad de la Administracin en la autorizacin de los expedientes de regulacin de ocupacin. Bonastre lo vio como un hecho positivo, porque «hasta ahora no se iba a buscar la solucin al cierre de la empresa o de la unidad productiva, sino solo a pactar una indemnizacin». En este sentido asegur que «el hecho de que la administracin deje de hacer esta funcin, no significa que no contine existiendo una autoridad laboral; esta seguir actuando». Bonastre augur que despus de unos meses iniciales con un aumento de la conflictividad social, «despus del verano el escenario se ir reconduciendo».

 

Creative Commons. Algunos derechos reservados
Este texto está -si no se indica lo contrario- bajo una licencia Reconocimiento- NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Espaa de Creative Commons. Puedes copiarlo, distribuirlo y comunicarlo públicamente siempre que cites su autor y Universitat Oberta de Catalunya (UOC), no los utilices para fines comerciales y no hagas con ellos obra derivada. La licencia completa se puede consultar en http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/deed.es.

Enllaos relacionats