Número 37 (octubre de 2014)
Ponle nota al feedback
Sílvia Sivera, Dani Aranda, Sílvia Cabezas, Candela Ollé, Sandra Vilajoana Alejandre

Con este llamamiento, el pasado mes de julio, los estudiantes del Grado en Comunicación de la UOC recibieron una encuesta que pretendía captar su opinión sobre el feedback que dan los consultores y consultoras después de cada prueba de evaluación continua (PEC). En una de las preguntas se pedía concretamente qué nota pondrían, en general, a esta tarea docente. Dado que lo más importante no es el mero indicador, sino todo el aprendizaje que se extrae del proceso, desafiaremos el criterio periodístico y la nota la daremos -siguiendo la lógica docente- al final de este artículo. 

Uno de los objetivos de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación, fijados para este año 2014, es mejorar la calidad de los comentarios o valoraciones que hacen los docentes sobre los trabajos académicos presentados por los estudiantes. Con este propósito, se creó un grupo de trabajo -formado por los profesores que firmamos este artículo-, que empezó analizando qué estaba pasando en las aulas en este sentido. Más adelante, una vez finalizado el semestre lectivo, se procedió a enviar un cuestionario a los estudiantes para enriquecer el análisis cualitativo con sus opiniones y percepciones.

 

En el campus catalán respondieron 373 estudiantes del Grado en Comunicación, que representan un 32,12% de los matriculados; mientras que en el campus castellano se recibieron 45 respuestas, que equivalen al 36%. Teniendo en cuenta que durante los meses de junio y julio se enviaron encuestas institucionales, además de las habituales de satisfacción de cada semestre, hay que valorar muy positivamente el nivel de participación conseguido. Desde aquí, nuevamente, agradecemos la implicación de los estudiantes que respondieron y, a continuación, resumimos los resultados más relevantes a través de los verbatims, algunas de las respuestas literales que escribieron de manera totalmente anónima:

 

“¡Y esperamos que estos datos sirvan para mejorar!”

 

Efectivamente, las encuestas se hacen para detectar puntos de mejora y emprender acciones correctivas. Este artículo pretende ser un foco más de difusión para demostrar el compromiso de la UOC en la intención de alcanzar la excelencia en el camino de la docencia.

 

Y en este camino, la retroalimentación es capital para lograr las competencias marcadas en un curso. En cualquier entorno de aprendizaje (sea presencial, semi-presencial o virtual), pero especialmente en el nuestro, resulta fundamental. Los estudiantes lo tienen claro:

 

“Pienso que el feedback, sobre todo en la corrección, es lo que da la excelencia al sistema on-line, y ayuda el estudiante a sentirse acompañado y motivado para seguir con la evaluación continua. La corrección personalizada es lo que realmente ayuda a aprender”.

 

Todos lo sabemos: se aprende, sobre todo, de los errores. Pero alguien nos tiene que decir en qué nos equivocamos. Este alguien, en la UOC, se centra en la figura del consultor/a.

 

“Los feedbacks que he recibido siempre han sido correctos y muy prácticos para ver mi resultado en cada PEC. Sin embargo, y precisamente porque me ha sido muy útil, lo he echado de menos en algunas asignaturas”.

 

Esta afirmación sintetiza una de las inquietudes detectadas en la encuesta: la heterogeneidad en la acción de consultoría.

 

“Hay una diferencia muy importante en el compromiso de los consultores. Hay quienes no responden las dudas, tardan mucho al corregir y no hacen comentarios personalizados. Otros son muy activos y dan respuesta a los errores y dudas”.

 

Los consultores pueden escoger el tipo de feedback en función de la materia que tratan, del número de estudiantes en el aula o de la naturaleza de cada ejercicio. Es imperativo que lo den, por lo tanto, a partir de los resultados se ha conminado a hacerlo a aquellos que no lo resuelven de manera sistemática.

 

Para los estudiantes, y según los resultados de la encuesta, el feedback que les resulta más útil es, por este orden:

 

- Comentario personalizado en el Registro de Evaluación Continua (REC), porque así ven el historial de todos los feedbacks y notas de la asignatura

- Solucionario común para todos, y así saben la respuesta correcta y qué esperaba el docente

- Retorno del ejercicio con correcciones (utilizando el control de cambios, por ejemplo)

- Comentario personalizado por correo electrónico

- Ejercicios de muestra de otros estudiantes

- Pautas para la autocorrección (para ser más conscientes de los propios errores)

- Comentario general para el aula

- Comentario común para los estudiantes que obtienen la misma calificación

- Pautas para la coevaluación (corrección entre compañeros)

 

Estos tipos de feedback no son excluyentes y los estudiantes destacan los casos en que la combinación de éstos les resulta especialmente satisfactoria:

 

“Me ha gustado mucho la forma en que la consultora de la asignatura [X] ha hecho el feedback:

1. Feedback personalizado a través del REC

2. Resumen en el Tablón exponiendo qué se pedía y cómo se ha evaluado

3. Publicación de PECs como ejemplo en el Tablón De este modo sabes los errores que has cometido, y ves ejemplos para hacerte una idea de lo que se pedía, nuevas ideas, nuevas formas de pensamiento de otros compañeros, etc.”.

 

También la manera en que se da el feedback es destacable, por ejemplo:

 

“La profesora [X] grabó un feedback personalizado en un archivo de vídeo y audio que me pareció muy interesante. Además es mucho más atractivo, creo que hacer extensivo algo así al resto de asignaturas motivaría más al alumno a mejorar”.

 

En cualquier caso, independientemente del formato que se utilice, la mayoría de los participantes en la encuesta (66%) prefiere que se haga a través del REC, una herramienta que permite adjuntar archivos con las correcciones personalizadas, hacer el comentario de cada PEC y ver el registro de las notas y valoraciones anteriores. Además, demandan que estas valoraciones personalizadas sean sistemáticas, sea cual sea el resultado de cada ejercicio:

 

“También en los casos en los que he recibido muy buenas notas me ha ayudado el feedback porque así he entendido el porqué de esa nota o cuáles son mis puntos fuertes”.

 

Hablando de notas, llega el momento de dar respuesta al título de este artículo. El siguiente verbatim de un estudiante aglutina muchas de las opiniones expresadas y coincide exactamente con la nota que se otorga con más frecuencia en la encuesta:

 

“Este semestre, sin ir más lejos, he tenido profesores que se merecen un 10 en el aspecto del feedback realizado y del exhaustivo análisis y evaluación que hacen de cada una de las PEC, y otros que no pasarían del 2. Como que esta última no es la norma general (visto en retrospectiva por los semestres que ya llevo cursados) opto para puntuar con un 7 el nivel general de feedback ofrecido”.

 

Como puede comprobarse en el gráfico siguiente, el valor modal de la muestra es el notable, porque suma el 51% del total (7 y 8 son los valores que más se indican). El sobresaliente (9) lo dan un 16% de los participantes; el aprobado (5 y 6), un 23%; y nos suspenden (con 4 o menos) un 9%.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Queda, por tanto, trabajo por hacer para llegar con rotundidad a la excelencia, pero todo el equipo docente estamos trabajando en la misma dirección. A finales de este semestre volveremos a analizar el feedback que se da en las aulas para saber hasta qué punto hemos mejorado. Igual que todos los estudiantes, queremos mejorar la nota. Y para hacerlo, necesitamos también vuestra ayuda. Próximamente organizaremos unos focus group para profundizar cualitativamente sobre el tema. Si sois estudiantes o colaboradores docentes, y os parece interesante participar, no dudéis en escribir a ssivera@uoc.edu

 

Para saber más:

 

Las notas específicas que otorgan los estudiantes del campus catalán se pueden consultar en la versión catalana de este artículo.

 

comunicación y educación;  gestión del conocimiento;  investigación; 
Comparte
??? addThis.titol.compartir ???