Teletrabajo saludable: cómo prevenir el tecnoestrés
13/05/2015

Estas cifras, aparentemente positivas, contrastan con el 85 % de espaoles que declara sentirse incmodo en el uso de las tecnologas. Una ambivalencia que apunta directamente al tecnoestrs. Y es que, adems de ofrecer flexibilidad y productividad, tanto el teletrabajo como la omnipresencia de las TIC en el trabajo pueden comportar efectos psicosociales no deseados. Desde sentirse invadido y fatigado, hasta verse incapaz y desfasado o sufrir adiccin y dependencia.

Para Mar Sabadell, profesora del mster universitario de Prevencin de riesgos laborales de la UOC, «la agilidad, la conectividad, el acceso a la informacin o la comunicacin en tiempo real no son ni buenos ni malos desde el punto de vista de la seguridad laboral. Depender de factores personales, organizativos o del tipo de trabajo que hacemos. Y, en definitiva, de nuestra capacidad de conciliar los beneficios de esta flexibilizacin con una necesaria adaptacin al nuevo contexto tecnolgico».


El estrs laboral crece con el cambio tecnolgico

La ltima Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo realizada en 2011 publica que 1 de cada 4 trabajadores tiene mucho trabajo y que ste es agobiante, y que hasta 7 de cada 10 tienen problemas de salud relacionados con su trabajo. Preguntados sobre los factores de este malestar, 1 de cada 5 espaoles confiesa trabajar a menudo a un ritmo rpido, con una fuerte presin sobre los plazos y gestionando diferentes tareas simultneamente. Son factores psicosociales que sealan directamente el tecnoestrs como un riesgo laboral emergente.

«El cambio tecnolgico est detrs del empeoramiento de estos factores, que tienen mayor incidencia si nos referimos de manera especfica al teletrabajo, puesto que son precisamente las TIC lo que nos permite ser ms rpidos, abordar ms tareas o exigirnos plazos ms breves», recalca la experta en teletrabajo y riesgos laborales.

Segn la profesora Sabadell, tanto el teletrabajo como los potenciales riesgos de sufrir tecnoestrs afectan a los jvenes ms que a las personas adultas y, particularmente, a quienes trabajan en los mbitos de la comunicacin, las finanzas, la administracin o la ciencia y la tecnologa. Hablamos de sectores muy expuestos a la presin por los cambios tecnolgicos y la sobrecarga y velocidad informativa.


Cinco consejos bsicos para vivir el teletrabajo en positivo

Pese a que falta consenso sobre qu es tecnoestrs y su reconocimiento como enfermedad laboral, hay que avanzar en medidas preventivas que ayuden a invertir la correlacin existente entre la sensacin de estrs laboral y el uso cada vez ms intensivo, y ya irreversible, de las TIC.

«La respuesta tiene que ser tanto personal como de las organizaciones donde trabajamos, de cara a facilitar y acompaar el proceso de cambio tecnolgico y paliar la presin de esa sensacin de examen constante a nuestras capacidades, o de invasin del espacio personal», explica Mar Sabadell.

La experta en teletrabajo y tecnoestrs apunta algunos consejos:

  1. Hay que tomar una actitud positiva y confiar en las capacidades adaptativas personales para afrontar nuevos retos: estamos capacitados para asimilar nuevas formas de trabajar.
  2. Tambin a nivel individual, hay que ser proactivo y fijar los lmites de nuestra disponibilidad en espacio y tiempo tanto en el mbito laboral como en el personal.
  3. Ante sensaciones de invasin o fatiga, se recomienda usar tcnicas de relajacin muscular, meditacin y prctica del deporte.
  4. En el mbito organizativo, hay que adoptar medidas para equilibrar la introduccin de nuevas tecnologas y prever recursos adicionales especficos de acompaamiento al trabajador.
  5. Formacin, apoyo tecnolgico, diseo de espacios de descarga mental y estar atentos a los nuevos riesgos son factores a considerar ineludiblemente por los responsables de recursos humanos y las organizaciones.