Júniores que acompañan a séniores, una nueva fórmula para formarse en la empresa

Foto: Tim-Gouw / Unsplash (CC)
30/03/2017
Redacción

La convivencia de varias generaciones bajo el techo de una misma empresa y la necesidad de formarlas hacia una misma dirección obliga a los expertos en recursos humanos a encontrar nuevas fórmulas para cumplir estos objetivos. Y para debatir y analizar estos nuevos formatos, se reunieron un grupo de profesionales de distintas empresas en la sede de la UOC de Madrid el pasado 9 de marzo. El encuentro, bautizado como #PeopleUOC - Compartiendo Experiencias de Aprendizaje, pretende acercar las necesidades de la empresa a la universidad.

En cada generación existen colectivos mayoritarios más familiarizados con las tecnologías que pueden ayudar al resto, apuntó Xavier Mas, del eLearn Center de la UOC; y una de las herramientas propuestas por los expertos fue la de la mentoría inversa, donde empleados más jóvenes en un puesto de menor responsabilidad ayudan a otros de mayor edad, y normalmente de mayor rango, en su camino hacia las competencias digitales.

Estas nuevas formas de aprendizaje que huyen de lo establecido son una tendencia en el mundo empresarial. «Los jóvenes graduados que en el futuro ocuparán puestos de mando comienzan como vendedores de tienda», señaló Joan Carles Fernández, director de recursos humanos de Aki Bricolaje. En ILUNION-Fundación ONCE, representada por Juan Carlos Rodríguez, les ha funcionado pasar a los recién licenciados por todas las áreas corporativas de la empresa antes de llegar al puesto de trabajo ofrecido.


Cada generación aprende de una manera distinta

Carlos de Alejandro, técnico en el Instituto Eulen de Formación, destacó que la identificación de las necesidades de cada generación es clave para optimizar su formación. Por su parte, para Silvia Merino, responsable de Selección, Formación y Desarrollo de Plus Ultra Seguros, lo importante es escuchar lo que las distintas generaciones necesitan y desean para su formación. En esta empresa, trabajando esta escucha con grupos de distintas generaciones, pudieron conocer que los menores de 35 años muestran preferencia por una formación de pequeños impactos, preferiblemente mediante el móvil y muy orientada al desarrollo personal, si bien al mismo tiempo destacan de la formación presencial la relación interpersonal que genera con los compañeros. Por otro lado, los mayores de 45 años demandan mayoritariamente una formación orientada a la tarea y al proceso de trabajo. «Lo que ambas generaciones comparten es el deseo de escucha para poder trasladar sus necesidades».

Pero todos estos innovadores recursos tienen una contrapartida. Debido a su naturaleza informal son difíciles de cuantificar y evaluar. Según Javier Blanco, director de Organización y Recursos Humanos de Maxxium España, aunque sea difícil de medir el éxito de las acciones, «si se define un objetivo de negocio global siempre se pueden hallar experiencias de las que aprender, ya sean éxitos o fracasos».