La participación política tiene un impacto positivo sobre la calidad democrática

30/03/2017
Ainhoa Sorrosal
Un estudio de la UOC ha analizado los proyectos de democracia participativa de Barcelona y Madrid

Los procesos participativos legitiman la toma de decisión de los gobiernos y, por lo tanto, aumentan la calidad democrática. Esta es la conclusión de un estudio de Ismael Peña-López —investigador del grupo Applied Social Science and Behavioral Economics (ASSBE) de la UOC— sobre cómo influye la participación de los ciudadanos mediante las TIC en las estructuras y procesos de gobierno.

Peña-López lo concreta en cuatro puntos: la deliberación es el nuevo estándar democrático; la transparencia y permitir que el ciudadano acceda a la información es un prerrequisito para el debate; la rendición de cuentas y la impronta legislativa es un factor clave que otorga legitimidad al gobierno y, por último, la participación ciudadana aumenta el pluralismo y fortalece la cohesión social, fomenta el debate y cierra el círculo virtuoso de la democracia deliberativa. Según el estudio, solo así se puede entender la participación democrática en la era digital.


Las nuevas tecnologías como factor clave

Estos cuatro puntos, sin embargo, no tienen sentido sin las nuevas tecnologías. La manera de ensanchar el debate político y canalizar las demandas ciudadanas pasa por potenciar las nuevas tecnologías porque esta es la forma, según el investigador de la UOC, de mejorar la democracia: con la suma de más actores y recursos al debate político.

«Las normas, las reglas y las prácticas institucionales inclusivas centradas en el ciudadano que garantizan la rendición de cuentas democrática en la era de la gobernanza basada en datos» se han convertido en un imperativo político clave.


La Barcelona de Colau y el Madrid de Carmena

Para llegar a estas conclusiones se han analizado los proyectos de democracia participativa de Madrid —Decide Madrid— y de Barcelona —Decidim Barcelona. Los dos proyectos nacieron con pocos meses de diferencia para facilitar la planificación participativa y estratégica del municipio. Las dos ciudades utilizan la misma plataforma base de software libre y siguen la misma filosofía.

Peña-López subraya que otras ciudades del Estado han impulsado proyectos similares. De este modo se ha establecido, remarca, «una red de ciudades abiertas en España».


Voice or Chatter

El estudio elaborado por la UOC —«Aumentar la calidad de la democracia a través del retorno de la soberanía»— forma parte del proyecto Voice or Chatter, vinculado al programa Making all voices count, impulsado por It for change. Se analizan nueve procesos participativos de Asia, África, América del Sur y Europa. De este modo se busca reelaborar los significados de participación y voz de acuerdo con el contexto actual.

 

#expertosUOC

Experto/a en:

Ámbito de conocimiento: