La UOC celebra el Scratch Day con talleres de programación para niños

Profesorado voluntario de Informática enseñará a programar de forma lúdica y sencilla a chicos de entre ocho y doce años este sábado en Cataluña, Málaga y Latinoamérica

«Todo el mundo puede programar» es el lema del Scratch. Este método para enseñar programación a los niños fue creado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) con el objetivo de que aprendan el lenguaje y el pensamiento computacionales de forma lúdica y fácil. Este año, la UOC se suma por tercer año consecutivo al acontecimiento internacional Scratch Day con una serie de talleres. Las actividades irán a cargo de profesores voluntarios del proyecto INVENTA de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación que este sábado, 13 de mayo, estarán en las sedes de la universidad de Terrassa, Salt y en la Asociación Amelgar de Málaga.

Los niños y niñas, acompañados por sus padres, madres o tutores, conocerán el entorno de programación Scratch a partir de diferentes dinámicas de grupo y juegos. Las familias participantes trabajarán para superar diferentes retos con las Scratch Cards, conocerán el funcionamiento de los sensores incorporados al ordenador con Scratch con demostraciones de LegoWeDo o Makey&Makey y compartirán sus proyectos con la comunidad.


Scratch para niños de zonas rurales de Málaga

Para este sábado, la UOC y la Asociación Amelgar han organizado un taller lúdico de programación para niños del medio rural de Málaga. Ambas instituciones quieren aproximar el lenguaje computacional a un colectivo infantil y juvenil con más dificultades para realizar este tipo de actividades en el ámbito de las nuevas tecnologías. La actividad tendrá lugar en la sede de la Asociación, que habilitará una sala de ordenadores para que los más pequeños puedan desarrollar las actividades previstas.


Programación que rompe barreras en Latinoamérica

Después de la formación recibida por la UOC el pasado curso, voluntarios de la ONG Ayuda en Acción, el movimiento educativo Fe y Alegría de Bolivia, la Universidad Minuto de Dios de Bogotá (Colombia), el colegio Tomás Marsano de Arequipa (Perú) y la cooperativa de educadores Espiral Educativa de Ecuador organizarán varios talleres enfocados a romper la brecha digital social, económica y de género y dirigidos a un público infantil sin recursos y sus familias.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto Scratch Social UOC, que ofrece un itinerario formativo sobre Scratch y nuevas tecnologías a los profesionales y al voluntariado de instituciones educativas, asociaciones, entidades sociales y ONG que trabajan con niños, jóvenes y otros colectivos vulnerables. El objetivo es facilitar el aprendizaje del lenguaje de programación a todos para contribuir a reducir las desigualdades sociales y a superar los estereotipos de género y aumentar la presencia de mujeres en el ámbito tecnológico.

Mediante el Scratch, las entidades pueden trabajar aspectos emocionales como la motivación y la autoestima de los niños, además de desarrollar habilidades cognitivas como la lógica y la resolución de problemas.

 

Enlaces relacionados