Los festivales de música pinchan en Cataluña

Foto: Aranxa Esteve / Unsplash (CC)
30/05/2017
En 2015 menos de un 14 % de catalanes asistió a un acontecimiento musical, mientras que el año anterior lo hizo casi un 17 %

Empieza la época de los grandes festivales de música y Cataluña es territorio de música: Primavera Sound, Sónar o El Cruïlla son solo unos ejemplos de los más de 360 que se organizan durante el año y que pueden llegar a movilizar a más de 20.000 personas por día. En los últimos años, sin embargo, el número de catalanes que han asistido a un festival ha bajado del 16,7% en 2014 al 13,8% en 2015, según datos del Anuario de la Música 2016. Expertos de la UOC explican el retroceso de los festivales, el perfil de los asistentes y el modelo de negocio.

Los festivales pequeños y medianos son los que han sufrido la pérdida de público, según datos del mismo anuario. Una de las causas, apunta Alba Colombo, directora del posgrado de Gestión de Eventos Culturales, Deportivos y Corporativos de la UOC, puede ser que el público es más selectivo y en lugar de asistir a todo el festival escoge solamente un único concierto. El estudio también destaca que los festivales de carácter privado tienen mejores resultados (+3,8%) que los públicos (-6,5%). «Los que subsistían gracias a las aportaciones institucionales lo han pasado muy mal durante la crisis», afirma la experta. Los que han esquivado este descenso son los festivales con más de 100.000 asistentes, como el Primavera Sound o el Sónar, que han crecido a razón de un 2 % en los últimos años.


Jóvenes que se gastan más de 500 euros, el público mayoritario

Los festivales atraen tanto a mujeres como a hombres, de entre 25 y 35 años, con un poder adquisitivo medio-alto. La mitad de los asistentes repiten la asistencia y el 46 % proviene de fuera del Estado. Como media se gastan 544 euros cada uno, que se reparten entre transportes, alojamiento y comida, según indica una encuesta realizada por la consultora Dentsu Aegis en el Primavera Sound. En total, en el año 2015 los festivales de toda Cataluña generaron un impacto de 300 millones de euros en el territorio, según datos del Gobierno de Cataluña.


Las claves del éxito

Neus Soler, profesora colaboradora de los Estudios de Economía y Empresa y experta en marketing, subraya la importancia de las primeras ediciones: «La asistencia del público y el eco de los medios determinarán su éxito o fracaso futuro», puesto que en los últimos años se han visto nacer y morir muchos festivales en todo el Estado.

El diseño del cartel, de acuerdo con la elección de los grupos que actuarán y la comunicación que se hará, también es importante para conseguir que un festival triunfe. De hecho, el 71 % de los encuestados se entera de su existencia por medio de las redes sociales, según un estudio de Ticketea.

Casi un 75 % de los ingresos proviene de la venta de tickets, explica el director del Primavera Sound, Alberto Guijarro, pero la existencia de un patrocinador hace crecer las posibilidades de éxito. A pesar de ello, Neus Soler recuerda la importancia de que las marcas no distorsionen la experiencia de vivir el festival, puesto que «se debe interactuar con el público pero sin invadirlo o molestarlo».


No solo música: oportunidades de negocio y desarrollo social

Los festivales también sirven para dinamizar el negocio musical con conferencias, presentaciones de apps, exposiciones o charlas de expertos en el ámbito. Estos acontecimientos profesionales cada vez obtienen más protagonismo, como demuestra la propuesta Sónar+D, un congreso internacional multidisciplinario paralelo al Sónar en que tecnología e industria creativa cultural se dan la mano con más de 4.500 profesionales acreditados, 200 compañías participantes y un total de 150 actividades organizadas.

Las entidades públicas los apoyan, directa o indirectamente, como una forma de mitigar el turismo masivo y las posibles molestias causadas a la ciudadanía. En los últimos años las administraciones aprovechan el eco de los festivales para reconducirlos en forma de «plataforma estratégica de desarrollo social», destaca Colombo. Y según una encuesta realizada por el Primavera Sound, más del 80 % de los ciudadanos dice que las incomodidades derivadas de los festivales les compensan.