Ni jerarquía, ni horarios, ni presencialidad: el nuevo modelo de empresa

  Foto: Fernández Jaria

Foto: Fernández Jaria

15/03/2018
Redacción
El 'teal evolutivo' tiene como objetivo lograr la felicidad del trabajador para mejorar la productividad de la organización

Lograr la felicidad de la plantilla es uno de los principales objetivos de lo que se conoce como teal evolutivo (Frederic Laloux, Reinventar las organizaciones), el nuevo modelo de empresa que ya ha calado en Estados Unidos y en los países nórdicos europeos. «El modelo consiste en transformar la estructura de la empresa para que se pueda autogestionar», explica Manel Fernández Jaria, profesor del máster de Ocupación y Mercado de Trabajo: Intervención y Coaching en el Ámbito Laboral de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Para hacerlo, la empresa sustituye la clásica estructura piramidal por la organización de grupos, los cuales deben cumplir unos objetivos que se suelen fijar por trimestres, semestres o anuales.

«Es un modelo en el que se da libertad a los trabajadores», matiza Fernández Jaria. Entre otras medidas, la plantilla no suele fichar ni tampoco tiene que ir obligatoriamente a trabajar todos los días a la oficina, lo puede hacer desde casa. El grupo se suele reunir periódicamente —normalmente una vez a la semana— para intercambiar impresiones sobre los proyectos que tienen entre manos. Asimismo, la empresa promueve varias salidas lúdicas para romper la rutina y fomentar la cohesión de la plantilla.

La contratación del personal tampoco sigue la estructura clásica. Por ejemplo, la empresa norteamericana Zappos —una de las pioneras en la implantación de este modelo—, una vez superado el período de prueba, deja en manos del trabajador la decisión de si quiere seguir en la organización o prefiere irse. Si elige la segunda opción se le pagan, aparte de lo que legalmente está estipulado, dos meses de sueldo. «En el teal evolutivo se cambia la estructura de la empresa, la organización y la función de los recursos humanos», explica Fernández Jaria.

En España también hay organizaciones que están incorporando este nuevo modelo, pero de momento son pocas. «Las más receptivas son las del ámbito de nuevas tecnologías y cuesta un poco más en las que están relacionadas con el sector económico», explica el profesor de la UOC. Cyberclick, dedicada al marketing y las nuevas tecnologías, con sedes en Barcelona y Madrid, es una de estas empresas. De hecho, quedó como la mejor pyme española en la que trabajar en 2015 —el último año en que se hizo la valoración de este tipo de empresas— en la lista Best Workplaces de España.

«Está demostrado que la felicidad del trabajador hace que este sea más productivo y que la empresa obtenga mejores resultados», deja claro la profesora de la UOC y experta en recursos humanos Gina Aran. Según la experta, se debe tener en cuenta que el trabajo en sí mismo es una fuente de felicidad del individuo, en la medida en que este «se autorrealiza». «La sensación de bienestar en el trabajo, pues, fomenta la creatividad, la colaboración y la capacidad de adaptación, lo que mejora la eficiencia de los equipos de trabajo».


Empresas saludables, el modelo implantado en España

No obstante, el profesor del máster de Ocupación y Mercado de Trabajo matiza que el gran grueso de empresas españolas se encuentran en el modelo saludable —el previo al teal evolutivo—, que consiste en promocionar la salud en el trabajo para mejorar el ambiente.

Según varios estudios de gestión, el bienestar en el trabajo reduce los accidentes laborales y los no laborales así como las enfermedades tanto profesionales como comunes. También disminuye el absentismo y el estrés, mejora la participación y motivación de los trabajadores, su productividad y competitividad y su compromiso con la organización. «La empresa retiene el talento y mejora su imagen corporativa. Además, se convierte en un referente en el sector y en la sociedad», explica Fernández Jaria.

Las cifras lo confirman: por cada euro destinado a programas de promoción de la salud del trabajo, la organización tiene un retorno de entre 2,5 y 4,8 euros en absentismo laboral y de entre 2,3 y 5,9 euros en gastos por enfermedades, según el Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo (INSSBT).


Piezas de Lego, una técnica para transformar el modelo

Para poder llevar a cabo un cambio de modelo empresarial es clave hacer un diagnóstico así como desarrollar y ejecutar estrategias. Una de las metodologías que más se aplica hoy para efectuar este cambio es la LEGO® SERIOUS PLAY®. «Con las piezas los trabajadores podemos escenificar en tiempo real estrategias, qué funciona, qué no...», concreta Fernández Jaria.

Además, el uso de esta técnica también sirve para otras situaciones como estudiar fusiones y reorganizaciones, crear y optimizar equipos de alto rendimiento, llevar a cabo procesos de selección de personal o mejorar el clima. «Facilita el pensamiento, la comunicación y la resolución de problemas, tanto en organizaciones y equipos como en individuos», concluye Fernández Jaria.

 

#expertosUOC

Foto del profesor Manel Jaria

Manel Fernández Jaria

Profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa

Experto/a en: Inteligencia emocional en las organizaciones, innovación personal, autoliderazgo, empresa saludable, coaching de empresa, LEGO Serious Play® y Manual Thinking.

Ámbito de conocimiento: Psicología laboral y bienestar en el trabajo.

Ver ficha

Gina Aran

Profesora del máster de Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la UOC

Experto/a en:

Ámbito de conocimiento: Psicología laboral y bienestar en el trabajo.