Las citas electorales, el autoritarismo y el ascenso de la extrema derecha protagonizarán el escenario político

  Foto: Unsplash/Arnaud Jaegers

Foto: Unsplash/Arnaud Jaegers

28/12/2018
Redacción

En 2019 se abre un gran ciclo político que afecta a todos los niveles institucionales. Las elecciones municipales y europeas, la aprobación de los presupuestos de Pedro Sánchez y el ascenso de la extrema derecha en España y a nivel internacional marcan la agenda de un curso que se prevé muy intenso. La coyuntura hace florecer gran cantidad de preguntas: ¿Habrá elecciones anticipadas en España? ¿Continuará el ascenso del autoritarismo en el mundo? ¿Habrá acuerdo para el Brexit? ¿Será más fuerte Europa? Para poner luz a estas incógnitas, el politólogo e investigador del IN3 de la UOC Ivan Serrano hace un repaso monográfico en clave catalana, española, europea y mundial.

España celebrará las elecciones municipales y autonómicas en mayo, en las que la ultraderecha podría consolidarse tras su triunfo en Andalucía. La contienda electoral puede entenderse como un test al gobierno de Pedro Sánchez, en minoría. Precisamente, la cita podría suponer una traducción de la cuestión catalana en términos electorales.

 

 

El ascenso del euroescepticismo también tendrá mucho peso político. Las elecciones europeas de mayo pueden significar una consolidación de la extrema derecha continental. «Habrá que ver hacia dónde va el proyecto europeo, no solo como unión de estados sino también en cuanto a su modelo social. ¿Podrá Europa construir una alternativa?», se pregunta el experto. Además, la UE y el Reino Unido tendrán que cerrar un Brexit sobre el que Theresa May está teniendo problemas, puesto que tiene a la oposición en contra y también a parte del Partido Conservador.

 

 

Una situación similar viven en Estados Unidos, donde Donald Trump hace dos años que llegó a la Casa Blanca. Su política, polémica, deberá forzar al Partido Demócrata de EE. UU. a construir una alternativa suficientemente sólida para hacerle frente. Más allá de Norteamérica, Serrano considera que los países democráticos están en regresión: «Hay una tendencia hacia el autoritarismo en la esfera global. Cada elección que se produce en cualquier parte del mundo tiene esta figura carismática, incluso mesiánica, que se presenta como alternativa ante los procesos de globalización».