Valencia recupera el talento publicitario perdido en los años de la crisis

  Foto: Unsplash/rawpixel

Foto: Unsplash/rawpixel

04/02/2019
Leyre Artiz
El número de empresas del sector instaladas en la Comunidad Valenciana crece cerca de un 24 % en los últimos cinco años

El mercado publicitario en Valencia está en pleno crecimiento. La inversión en publicidad aumentó más de un 4 % en 2017 respecto al año anterior (de 89,43 a 93,07 millones de euros), según los últimos datos facilitados por InfoAdex, y el Instituto Nacional de Estadística cifra en 3.452 el número de empresas del sector instaladas en la Comunidad en el año 2018, lo que significa un aumento de casi un 24 % en los últimos cinco años.

Estos datos reflejan el «buen momento que estamos viviendo en nuestra comunidad», explica Eduard Farrán, profesor del máster de Estrategia y Creatividad en Publicidad de la UOC y socio de la agencia de comunicación publicitaria La Rosa. Farrán participa el miércoles 6 de febrero en la jornada Valencia Marca organizada por la UOC en colaboración con el Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana y el Octubre Centre de Cultura Contemporània. El objetivo del evento es «tomar el pulso a la realidad del sector publicitario» de la Comunidad Valenciana.

 

«El retorno del talento»

El sector publicitario en Valencia «da trabajo a más de 17.000 personas, cifra que se multiplica al menos por tres si se contabiliza toda la industria paralela de la cadena de valor. Su aportación al PIB se sitúa en los últimos años en torno al 1,2 %», informan desde COMUNITAD, la asociación de agencias de publicidad de la Comunidad Valenciana.

«La apertura de agencias tanto en Valencia como en Castellón y Alicante es un síntoma claro de la importancia que está recobrando el sector en nuestra comunidad», informa Farrán. Y esto está provocando la vuelta del «talento» que durante los años de crisis había emigrado a ciudades como Madrid o Barcelona, «donde se hacían trabajos más interesantes que aquí», explica Noelia Terrer, socia de la agencia Ladies & Gentlemen y participante, junto con su socio Carlos Rubio, en la jornada organizada por la UOC. Para Terrer, hoy en día «se está haciendo un trabajo en publicidad muy interesante, y no solo con empresas de la Comunidad, también para clientes de fuera. En Valencia ya no tenemos los complejos que podíamos tener hace años».

Juanvi Falcó, socio de la agencia Estimado José Alfredo y publicista que participará en la mesa de debate Valencia Marca, corrobora que «desde hace un par de años profesionales tanto de áreas creativas como de planificación, digitales... están volviendo a su tierra». ¿El motivo? Falcó lo atribuye a la transformación y revitalización del sector. «Los clientes se están dando cuenta de la importancia del posicionamiento de marca, son más conscientes de que la cultura de marca es lo que sostiene y hace viable su estrategia», explica.

 

Riesgo, confianza y digitalización

Este crecimiento no solo es cuantitativo, también es cualitativo: «Actualmente se crean campañas diferentes, menos tradicionales y más arriesgadas», explica Eduard Farrán. «Los clientes confían más y están dispuestos a asumir nuevos retos, nuevos planteamientos», añade Falcó. «En la Comunidad Valenciana hay mucha industria y empresa familiar. A medida que el tejido empresarial empieza a reactivarse, lo hace también el mercado publicitario. Y así como la industria está en plena transformación digital, nosotros también» comenta este publicista. Para Falcó, «hoy en día la integración off y on es completa, por parte tanto del anunciante como de la empresa que diseña el trabajo publicitario», y esto permite la concepción de campañas diferentes y rompedoras.

Trabajos como el de la Operación #PaellaEmoji de La Fallera o el de la muñeca para niñas y niños Baby Susú, las campañas de Orgullo para el Ayuntamiento de Valencia y la de explotación sexual del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad han puesto a Valencia en el punto de mira de la innovación publicitaria, opina Eduard Farrán.