Open Evidence participa en un proyecto de investigación liderado por Pfizer y la Universidad de Oslo para conseguir un uso seguro de los medicamentos

  Open Evidence participa en un proyecto de investigación liderado por Pfizer y la Universidad de Oslo para conseguir un uso seguro de los medicamentos

Adam Niescioruk / Unsplash

19/11/2020
Redacción
La iniciativa tiene como objetivo ofrecer información a los ciudadanos europeos para una gestión activa de su salud personal y una mejor adherencia a los tratamientos

Open Evidence, spin-off de la UOC, es una de las 40 organizaciones que contribuye a este proyecto internacional

El 16 de noviembre de 2020, la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI) puso en marcha un proyecto de investigación mundial de cinco años de duración, Gravitate-Health, cuyo objetivo es mejorar el acceso y la comprensión de la información relacionada con la salud, para conseguir un uso seguro de los medicamentos, la minimización del riesgo y una mejor calidad de vida.

Cuarenta socios líderes de la sociedad civil, del mundo académico y de la industria de quince países han unido sus fuerzas para desarrollar nuevas herramientas de información sanitaria centradas en el paciente, que ofrecerán a los ciudadanos acceso a información fiable y relevante sobre medicamentos. En ese sentido, el proyecto parte de la siguiente premisa: «El compromiso de los pacientes con su propia salud se basa en información procesable, comprensible, relevante, fiable y basada en evidencias, que satisfaga sus necesidades específicas, su contexto de salud y su nivel de alfabetización». Esta asociación estratégica entre el ámbito público y el privado está liderada por la Universidad de Oslo (coordinadora de los socios públicos) y Pfizer (líder por parte de la industria).

El uso seguro de los medicamentos y la adherencia al tratamiento suponen un reto para la salud pública, ámbito en el que la capacidad de comprensión y la confianza desempeñan un papel importante para acceder a la información. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que, cada año, en Europa, se producen unas 200.000 muertes prematuras relacionadas con la mala adherencia a los medicamentos, lo que puede costar hasta 125 billones de euros anuales en hospitalización evitable, atención de urgencias y visitas ambulatorias de adultos.1 Los estudios empíricos sobre los flujos de información en la atención sanitaria muestran falta de interoperabilidad y cadenas de actividad rotas que complican el intercambio de información. La información sobre medicamentos puede estar fragmentada, no estar disponible o no utilizarse, lo que deriva en riesgos de los cuales el usuario puede no ser consciente; por ejemplo, el riesgo de errores en el uso puede provocar eventos adversos, discapacidad e incluso muerte.

La información sobre medicamentos está sujeta a estrictos procedimientos de regulación y validación científica; desempeña un papel fundamental en la asistencia a los profesionales sanitarios a la hora de prescribir y dispensar medicamentos, e informa a los pacientes y consumidores sobre su uso seguro. Actualmente, los pacientes reciben en general esta información en forma de un prospecto en papel que se suministra con cada medicamento. Esto presenta una serie de retos prácticos para el acceso y la comprensión: el contenido de los prospectos puede ser difícil de comprender o irrelevante para las necesidades de muchos pacientes, se presenta típicamente en tamaños de fuente pequeños y puede no reflejar la información más actualizada debido a los largos plazos de producción para acondicionar el producto. Es probable que estos problemas se agraven a causa del envejecimiento, la multimorbilidad y las enfermedades crónicas, ya que los pacientes necesitan consultar prospectos de diferentes medicamentos.

Para apoyar la transformación digital de la asistencia sanitaria en toda la Unión Europea, es fundamental poner a disposición de pacientes y profesionales sanitarios la información digitalizada de medicamentos aprobados por reguladores de una fuente autorizada de confianza, lo que, a su vez, ofrecerá importantes beneficios para la salud pública. Esto brinda nuevas oportunidades para tratar las actuales deficiencias de la información que recibe el paciente al permitir la facilidad de acceso a contenidos de confianza, velocidad de actualización, formatos accesibles, capacidad de personalizar mejor el contenido a las necesidades del individuo y también de vincularse a otros sistemas de información de salud, como, por ejemplo, los registros electrónicos de salud.

Para avanzar y abordar los desafíos actuales, Gravitate-Health desarrollará y probará una solución de información sanitaria integrada, digital y centrada en el usuario que busca demostrar mejoras tangibles en la disponibilidad y la comprensión de la información de salud de un conjunto de fuentes de confianza, empezando por la información de medicamentos aprobada por el regulador y el Resumen internacional del paciente del registro electrónico de salud (EHR-IPS, por su sigla en inglés). Los principales resultados serán una plataforma digital de código abierto que apoye funcionalmente a G-Lens y un libro blanco con recomendaciones sobre estrategias realistas para fortalecer el acceso, la comprensión y el uso futuro de servicios digitales, como la información de productos electrónicos (ePI, por su sigla en inglés), que se convertirá en una herramienta para minimizar riesgos.

Mediante el desarrollo de herramientas electrónicas para la mejora del acceso de los pacientes y los profesionales sanitarios a la información sobre medicamentos, Gravitate-Health alinea sus objetivos con las recomendaciones pertinentes de la Comisión Europea [COM (2017) 135 final] y el plan de acción posterior de la Agencia Europea de Medicamentos para mejorar la información de productos para la UE (EMA/680018/2017).

El proyecto pretende demostrar que dicha mejora se traduce en mayores niveles de adherencia al tratamiento, un uso más seguro de los medicamentos (farmacovigilancia) y mejores resultados de salud y calidad de vida, así como en el desarrollo de nuevas y más profundas perspectivas sobre cómo puede optimizarse el uso de la información sanitaria disponible para actuar como una medida eficaz para minimizar el riesgo. La voz del paciente y el trato humano son el núcleo de Gravitate-Health. La amplia participación de los pacientes y las partes interesadas respalda el trabajo planificado e impulsará el desarrollo tecnológico a lo largo de la vida del proyecto.

«Nuestra misión es preparar y fortalecer a los pacientes con información y herramientas de salud digital que les hagan sentirse seguros, activos y receptivos, además de fomentar específicamente el uso seguro de medicamentos para obtener mejores resultados de salud y calidad de vida», ha señalado Anne Moen, coordinadora de Gravitate-Health y profesora del Instituto para la Salud y la Sociedad de la Universidad de Oslo.

La Dra. Giovanna Ferrari, de Pfizer, líder del sector farmacéutico en el proyecto Gravitate-Health, añade: «Esta colaboración entre la sociedad académica, la industria y las asociaciones de partes interesadas promete resultados sólidos y únicos, y una oportunidad muy interesante para ofrecer nuevos enfoques demostrados de información digital y un gran beneficio a los pacientes».

 

Con el apoyo de una subvención de IMI JU2

El proyecto ha recibido financiación de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI JU2), en virtud del acuerdo de subvención n.º 945334. Esta acción colaborativa recibe el apoyo del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea y de la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA). El presupuesto total es de 18,5 millones de euros, con una duración de 60 meses.

Datos del proyecto

· Nombre del proyecto: Gravitate-Health

· Fecha de inicio: 1 de noviembre de 2020

· Duración: 60 meses

· Presupuesto: 18,5 millones de euros

· Coordinación: Universidad de Oslo, Prof. Anne Moen

· Líder del proyecto: Pfizer Ltd, Dra. Giovanna Ferrari

 Para más información: https://www.oecd-ilibrary.org/docserver/health_glance_eur-2018-en.pdf

 

Colaboradores

Noruega
Universidad de Oslo (coordinador)
Centro Noruego para la Investigación en Salud Digital
Hospital Universitario de Akersus
Norsk e-Helse AS 
Agencia Noruega del Medicamento
Reino Unido
Pfizer Limited (líder del proyecto)
Eli Lilly and Company Limited
MDSOL Europe Ltd
Datapharm Limited
Suecia
Instituto Karolinska
FrisQ Holding AB
AstraZenica AB
Dinamarca
Universidad de Copenhague
Trifork Public A/S 
Bélgica
HL7 Europe
Foro Europeo de Pacientes
Instituto Europeo de Innovación a través de Datos de Salud
The Synergist
UCB Biopharma SRl
Italia
Datawizard SRL 
Universidad Católica del Sagrado Corazón
España
Universidad Politécnica de Madrid
Open Evidence
Servicio Madrileño de Salud 
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios
Alemania
empirica - Gesellschaft für Kommunikations-und Technologieforschung mbH
HIMSS Europe GmBH
Bayer Aktiengesellschaft
Grünenthal GmBH
Irlanda
Trinity College de Dublín
Alianza Europea de la Salud Conectada
Mylan IRE Healthcare Limited
Países Bajos
Rijksinstituut voor Volksgezondheid en Milieu Agentschap College ter Beoordeling van Geneesmiddelen
Grecia
MINDVIEW, empresa de consultoría e investigación
Portugal
Servicios Compartidos del Ministerio de Salud, E. P. E
Estonia
Guardtime OÜ
Suiza
Novartis Pharma AG
F. Hoffmann – La Roche AG
EUA
Área de Informática Clínica del Beth Israel Deaconess Medical Center

 

Sobre la IMI

La Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI) es la principal iniciativa de colaboración público-privada de Europa, cuyo objetivo es mejorar la salud acelerando el acceso y el desarrollo de medicamentos innovadores, en particular en ámbitos con necesidades médicas no cubiertas. La IMI facilita la colaboración entre los principales organismos que participan en la investigación sanitaria, incluyendo universidades, la industria farmacéutica y otras industrias, las pequeñas y medianas empresas (pymes), las organizaciones de pacientes y los organismos reguladores del medicamento. Se trata de una colaboración entre la Unión Europea, representada por la Comisión Europea, y la industria farmacéutica europea, representada por la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA). Para más información: www.imi.europa.euUOC R&I 

Sobre UOC&I

La investigación e innovación (RI) de la UOC contribuye a solucionar los retos a los que se enfrentan las sociedades globales del siglo xxi, mediante el estudio de la interacción de las TIC con la actividad humana, con un foco específico en el aprendizaje en línea y la salud digital. Los más de 400 investigadores y 50 grupos de investigación se articulan en torno a los siete estudios de la UOC y dos centros de investigación: el Internet Interdisciplinary Institute (IN3) y el eHealth Center (EHC).

Los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el conocimiento abierto son ejes estratégicos de la docencia, la investigación y la innovación de la UOC. Más información: research.uoc.edu #25añosUOC

 

AVISO LEGAL: El presente comunicado de prensa solo refleja la opinión de sus autores, y ni el IMI ni la Unión Europea o EFPIA son responsables del uso que pueda hacerse de esta información.