Las claves para el empleo en Málaga: emprendimiento, generación de talento e innovación orientada la industria

  Las TIC son competencias transversales que se valoran muy positivamente en cualquier empleo.

Las TIC son competencias transversales que se valoran muy positivamente en cualquier empleo. (Foto: Campaign Creators / unsplash)

24/05/2022
Leyre Artiz

La UOC reúne en la inauguración de su primera oficina en la provincia a expertos para debatir sobre la transferencia de conocimiento y transformación de las ciudades

"Si somos exitosos, doblaremos el número de empleos: de los 600 que tenemos previstos a 1.200". Estas son las previsiones de empleo de Jesús Amores, director del Vodafone Innovation Hub de Málaga, pronunciadas en el contexto de la mesa redonda "Navegar la innovación", organizada por la UOC con motivo de la apertura de su primera oficina en la ciudad malagueña. Junto a él debatieron Àngels Fitó, vicerrectora de Competitividad y Empleabilidad de la UOC, y Rafael Senén, presidente de Impact Hub, el espacio en el que la universidad tiene presencia física.

 

Málaga como referente de la "glocalización"

"En Málaga están pasando cosas". Así resumía Fitó la situación actual de una provincia que asiste a una de las mayores transformaciones de su tejido económico y empresarial. Al Parque Tecnológico de Málaga se suman nuevas iniciativas TIC como el Centro Europeo de I+D de Vodafoneque "ayudará a que Málaga continúe siendo un polo de atracción para el talento digital", según Amores. Y a este momento dulce de la nueva empleabilidad en un contexto tecnológico se suma ahora la UOC, cuya oficina en el Impact Hub no es sino una expresión de este momento transformador y de “glocalización” (es decir, de concentración de talento e infraestructuras en un territorio para generar prosperidad global). “La universidad aquí ejerce su labor, que es conectar con el territorio y las necesidades que surgen en él, y hacerlo en permanente contacto con la industria», explicó Fitó.

Àngels Fitó reconoció que “el perfil de nuestro estudiantado está especialmente valorado en el mercado laboral», y apunta a la necesidad de una interconexión de agentes y recursos para que el talento y la tecnología hagan prosperar a las comunidades, tanto a nivel local como global. Tanto Fitó como Amores y Senén insistieron especialmente en el concepto de ecosistemas colaborativos, es decir, la creación de espacios interconectados para generar empleo, talento y, siempre, en un marco de sostenibilidad, respeto al medioambiente y a la ciudadanía. "Hoy día es imposible, a la velocidad a la que avanzan las tecnologías, hacer una transformación tecnológica sin estos ecosistemas", explicó Rafael Senén.

 

El nuevo perfil del trabajador especializado

Jesús Amores, que reconoció que Vodafone "aspira a ser el principal empleador de Málaga", explicó también que, más allá de los perfiles denominados tecnológicos, el Vodafone Innovation Hub demanda profesionales de la comunicación y el marketing (publicistas, diseñadores gráficos, etcétera); eso sí, siempre dentro del entorno de la familiarización con las TIC. Este cada vez más demandado perfil de trabajador no solo tiene ante sí un horizonte prometedor en Málaga —en pocas semanas se inaugura el DES-Digital Enterprise Show, uno de los grandes eventos sobre transformación digital del sur de Europa—, sino que también amplía su oferta formativa con la presencia física de la UOC, primera universidad en línea del mundo y con cerca de una treintena de titulaciones en el área de Informática, Multimedia y Telecomunicación, cuya presencia favorece la creación de empleo local cualificado y, a la vez, formado en la propia ciudad.

En un contexto sociolaboral en el que, como mencionaba la propia Fitó, “estamos obligados a reinventarnos constantemente como parte del cambio de modelo productivo”, la educación superior online es una herramienta más para reciclarse. Más aún cuando, dentro o fuera del ámbito puramente tecnológico, la utilización de las TIC se reconoce como una competencia transversal que se valora muy positivamente en cualquier empleo.

En la mesa redonda se habló de la transferencia de conocimiento y de su transversalidad, donde el cambio de paradigma ya ha llegado: «La universidad no tiene la capacidad única de generar conocimiento: el conocimiento se tiene que desplazar hacia los sitios en los que pasan cosas, conectar el conocimiento con la actividad productiva”, declaró Fitó. En ese sentido, Amores incidió en esa colaboración híbrida entre industria y universidad: "Ni todo el peso de la formación debe recaer en nosotros ni todo el de la innovación debe hacerlo en la universidad".

 

Málaga como localización de la nueva industria tecnológica europea

"Nuestro centro", señaló Amores, "no solo va a dar servicio a Europa, sino también al mundo entero. De aquí van a salir el 6G y el 7G, y alguno de vuestros hijos va a crear esta tecnología". De nuevo, la universidad se convirtió en un referente para culminar este proceso transformador: "Necesitamos que las nuevas generaciones de estudiantes estén preparados, porque esto se tiene que hacer en un sistema conectado con la universidad”. «Disponer de talento estratégico es fundamental: la tecnología sin personas no funciona”, insistió Fitó.