«Mi reto como docente es canalizar el conocimiento de los alumnos y enfocarlo al desarrollo del pensamiento»

Foto: UOC
18/05/2017
Anna Torres
M.a Cristina Barrero, estudiante de Pedagogía en la Universidad Uniminuto de Bogotá y profesora de primaria

 

M.a Cristina Barrero es, desde hace veinte años, profesora de Tecnología e informática de tercero y cuarto de primaria en el Colegio Agustiniano Norte de Bogotá, su ciudad natal. Está orgullosa de formar parte de la vida de sus alumnos: «Es muy grato que después de tanto tiempo nos encontremos y te recuerden con cariño», cuenta ilusionada. A los cuarenta y tres años y con una hija de diez, Isabella, decidió volver a las aulas y se matriculó en el grado de Pedagogía en la Universidad Uniminuto. «Quería mejorar mi preparación como docente y conocer otras estrategias didácticas, metodológicas y de evaluación», explica. Y durante el curso, tuvo la oportunidad de cursar en línea una asignatura en la UOC gracias a la primera iniciativa de movilidad virtual, que han seguido, como ella, setecientos estudiantes de la misma universidad.

 

¿Qué motivos te llevaron a matricularte en esta asignatura en la UOC?

Realmente fue una oportunidad que la Universidad Minuto de Dios (Uniminuto) nos dio a todas las estudiantes de cuarto semestre de la licenciatura de Pedagogía Infantil, que consistió en ver la clase de Psicología del desarrollo I de manera virtual en convenio con una universidad extranjera, en este caso con la Universitat Oberta de Catalunya, en España. Al comienzo surgieron muchas dudas y un poco de temor, debido a que era una experiencia totalmente nueva para mí.

¿Qué te pareció el método de aprendizaje virtual?

Considero que es un método muy interesante, práctico, flexible y dinámico que te permite trabajar a tu ritmo, adaptando el tiempo de estudio y el espacio a tus circunstancias personales. Pero que, a la vez, pone a prueba tu compromiso, tu disciplina, tu deseo de salir adelante y tu responsabilidad, entre otros, pues el hecho de no desplazarse a un sitio específico o de no tener horarios rigurosos puede hacer que se presenten elementos de distracción que impidan tu proceso de formación.

¿Hubo alguna metodología que te pareciera muy innovadora?

Todas las metodologías aplicadas por la UOC fueron innovadoras: la participación en los foros, el material virtual y bibliográfico que puso a nuestra disposición, la claridad en las actividades y los casos planteados, la plataforma amigable y sencilla de manejar... En cuanto a los docentes, hubo acompañamiento, dedicación y mucha calidad humana, especialmente por parte de nuestro profesor, Joan Josep Escoda, y demás personal que durante el proceso o después se han comunicado con nosotras.

¿Ya conocías esta universidad?

No la conocía. Pero después de la experiencia que he vivido con la UOC, la he promocionado entre compañeros de la universidad y de mi trabajo, así como entre amigos, familiares y conocidos. Además, me gustaría seguir vinculada con la UOC, estudiando, capacitándome y, por qué no, siendo muy ambiciosa, trabajando con ustedes.

¿Qué te ha aportado?

Disciplina, compromiso; me enseñó a ir un poco más allá, a salir de los contextos tradicionales donde me desenvuelvo y ver otras situaciones que forman parte de nuestra realidad y que, por el hecho de no vivirlas cerca, no las tenía en cuenta. Sobre todo en lo relacionado con el desarrollo y la formación de nuestros niños y niñas.

¿Cómo aplicarás los conocimientos aprendidos durante tu paso por la UOC en tu trabajo?

Actualmente ejerzo como docente de Tecnología en los grados de tercero y cuarto de primaria, y los conocimientos adquiridos tanto en Uniminuto como en la UOC me han permitido crecer profesionalmente, entender a mis estudiantes y ejercer con amor y pasión mi profesión. Realmente, cada experiencia es un aprendizaje más que me fortalece y me da elementos para hacer frente a las situaciones que la vida me presente.

Como docente de Tecnología, ¿cómo enseñas a tus alumnos para captar su atención y convertir la materia en algo interesante para ellos?

Desde el área de Tecnología se pretende favorecer aprendizajes de conocimientos, habilidades y valores que permitan el desarrollo de procesos de pensamiento lógico, crítico y creativo. El objetivo es que el estudiante transforme su contexto mediante el planteamiento de soluciones a situaciones problema que se le presentan, utilizando herramientas tecnológicas, como los lenguajes de programación y herramientas ofimáticas, haciendo uso del web 2.0 y construyendo proyectos tecnológicos que generen impacto en la sociedad y en el medio ambiente.

¿Qué grano de arena aportas tú para que tus estudiantes se interesen por la ciencia y la tecnología y opten, a la larga, por estudios universitarios de esta rama de conocimiento?

Considero que la tecnología es un área que a los niños y niñas les gusta debido a que son nativos tecnológicos, es decir, nacieron inmersos en una época cuyo desarrollo tecnológico es muy alto. Entonces, mi reto como docente es canalizar todo ese conocimiento, enfocarlo al desarrollo del pensamiento, al uso ético y responsable de la información, al trabajo colaborativo y a promover el uso de las tecnologías, sin dejar de lado los valores y al ser humano. Muchos de los jóvenes de nuestro colegio han optado por carreras universitarias enfocadas a las ingenierías, la medicina y la electrónica, entre otras. El enfoque que desde el área de Tecnología se da, gracias a todo un equipo de trabajo, privilegia el pensamiento divergente, crítico y reflexivo, que despierta en ellos el gusto por la tecnología y la conciencia de la importancia de su impacto en la sociedad, y es grato saber que yo, como su docente en una etapa de su vida, sembré una pequeña semilla en ellos.