«El perfil de nuestro estudiantado está muy valorado en el mercado de trabajo por sus competencias digitales, organizativas y colaborativas»

 El perfil de nuestro estudiantado está especialmente valorado en el mercado de trabajo

Foto: UOC

13/11/2020
Anna Torres
Àngels Fitó, vicerrectora de Competitividad y Empleabilidad de la UOC

 

La doctora en Ciencias Económicas Àngels Fitó, vicerrectora de Competitividad y Empleabilidad de la UOC desde febrero de 2019, se ocupa de dirigir y liderar la estrategia de aproximación y de relación con el mundo económico e industrial y de proyectar la transferencia y el emprendimiento mediante una relación activa con los diferentes grupos de interés. En un contexto de incertidumbre laboral provocado por la pandemia, y convencida de la contribución que deben hacer las universidades para promover la empleabilidad de sus estudiantes y alumni, ha impulsado la primera Feria Virtual de Empleo de la UOC, que se celebrará los días 16 y 17 de noviembre. Con esta feria, la universidad tiene el objetivo de generar nuevas oportunidades de empleo para la comunidad de estudiantes y graduados, al tiempo que les ofrece un espacio de trabajo en red con más de un centenar de empresas y organizaciones participantes.

¿Cómo prepara la UOC a su alumnado para que, cuando termine una titulación, pueda encajar en el mercado laboral?

Los cambios que se están produciendo en la economía y la sociedad, en buena parte motivados por las nuevas olas tecnológicas y la llamada transformación digital, aumentan la expectativa social respecto al papel activo que deben desempeñar las universidades en cuanto a la empleabilidad de los estudiantes.

Si entendemos que la educación, por sí sola, no garantiza una inserción laboral de calidad de las personas, las universidades debemos procurar que nuestros graduados estén preparados para decidir y gestionar su carrera profesional. 

¿Y eso cómo se consigue?

Considerando que el desarrollo económico y social pasa, entre otros, por formar a profesionales competentes, las universidades no nos podemos limitar a generar y transmitir conocimiento, sino que debemos fomentar que este conocimiento cuaje en forma de inserción laboral y desarrollo del talento profesional individual y colectivo. Y eso lo conseguimos formando bien a los estudiantes (es decir, que la formación que se diseña sea la adecuada), pero también dotándolos de las herramientas necesarias para dos grandes retos: la formación continua y la autogestión de la carrera profesional. 

¿Tenéis indicios que demuestren que esta estrategia da frutos?

De entre los ránquines y los estudios más recientes que hay sobre la empleabilidad de los graduados universitarios, me gustaría destacar el U-Ranking 2020, de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), que constata que la UOC obtiene unos excelentes resultados en la tasa de afiliación y en la base media de cotización de nuestra comunidad de graduados.

En un contexto de pandemia e incertidumbre laboral, ¿qué habilidades deben tener los graduados para encontrar trabajo?

El reto de las universidades ya no es tanto el hecho de formar a los estudiantes en un perfil profesional muy específico y con una tasa de caducidad elevada, sino promover el empoderamiento de la persona y la capacidad de adaptación al cambio permanente. De hecho, en los procesos de selección, las empresas tienen más en cuenta las habilidades blandas (soft skills), como el trabajo en equipo, la resolución de problemas, el liderazgo, la gestión de conflictos, la asertividad, la resiliencia, el pensamiento crítico y la adaptación al cambio, que las habilidades técnicas (hard skills), que son las específicas y necesarias para ejercer una determinada ocupación. 

El nuevo contexto laboral prevé una sucesión de etapas formativas y de trabajos bajo varias fórmulas e insertadas en entornos diferentes. Este panorama de una ocupación de geometría variable atribuye a la persona la necesidad de comprender cómo puede diseñar y rediseñar su formación y su carrera profesional a lo largo de la vida, y también atribuye a la universidad el reto de dotar a las personas de las herramientas suficientes para poder tomar las decisiones adecuadas en el momento oportuno. Y en la UOC hace 25 años que apostamos por acompañar a las personas en su camino de formación a lo largo de la vida.

¿La crisis de la COVID-19 impulsará la formación continua de los trabajadores?

La complejidad y la volatilidad en el mercado de trabajo hacen que resulte prácticamente impensable poder progresar profesionalmente si no se hace un reciclaje periódico. De hecho, las empresas también deberían responder a esta demanda. Invertir en el reciclaje de la plantilla es interesante, eficaz y responsable socialmente. En ese sentido, si entendemos por empleabilidad la capacidad de las personas de adaptarse a los cambios en el entorno económico, esta calidad es una fuente de competitividad cuando se pone a disposición de las organizaciones.

A estas alturas, hay más de 5.000 personas inscritas en la Feria Virtual de Empleo y también más de un centenar de empresas. ¿Qué valoración haces de esta iniciativa?

Estamos muy contentos con la buena acogida empresarial que ha tenido esta iniciativa piloto. Y, por supuesto, con la respuesta de los estudiantes y los graduados, que avalan el porqué de la feria.

Entre las empresas participantes encontramos TMB, Damm, DKV Seguros, Fundación Randstad, Fundación Prevent, la Agencia Catalana de Turismo, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Silk (CaixaBank), Everis, Cuatrecasas, Fundación Pere Tarrés, Brico Depôt, KPMG, Schneider Electric, Telefónica, Adobe, Barcelona Activa e Indra. 

En el marco de la Feria, las más de 5.000 personas inscritas encontrarán un espacio de mediación entre oferta y demanda laboral, con más de cien estands de empresas que publicarán ofertas laborales. Todos los asistentes podrán concertar entrevistas o hacer llegar su perfil competencial a estas organizaciones. Cabe destacar, también, que el perfil de nuestro estudiantado está especialmente valorado en el mercado de trabajo, porque tiene unas competencias digitales, organizativas y colaborativas muy alineadas con las necesidades actuales.

Aparte de ofertas laborales, también encontrarán más de una cincuentena de ponencias. ¿De qué ámbitos tratarán?

Somos una universidad y nuestro valor añadido es doble: por un lado, la capacidad de generar e intercambiar conocimiento, y, por otro, la capacidad de movilizar a nuestra comunidad, que se caracteriza por ser dinámica y comprometida. Por eso tuvimos claro desde un inicio que la feria también debía ser un espacio de intercambio de conocimiento en torno a la competitividad y la empleabilidad. Finalmente, hemos conseguido un programa con más de cincuenta voces expertas, que representan los diferentes nodos de conocimiento que configuran nuestro ecosistema y que hablarán sobre las competencias para la empleabilidad, las claves actuales de la competitividad, las nuevas salidas profesionales, el emprendimiento y la carrera investigadora como modalidad de empleo, entre otros.