«La UOC ha sabido adaptarse bien a las necesidades que, como empresa, hemos tenido a lo largo del tiempo»

 La UOC ha sabido adaptarse bien a las necesidades que, como empresa, hemos tenido a lo largo del tiempo

Foto: Pascual

26/11/2020
Anna Torres
Joseba Arano Echebarria, director de Personas, Calidad y Gestión Ética, Responsable y Excelente en Calidad Pascual

 

Joseba Arano Echebarria es un directivo sénior con experiencia en las áreas de recursos humanos y calidad de la gestión. Con más de veinte años de experiencia en grandes compañías, como Ikusi y Calidad Pascual, ha liderado proyectos de transformación de alta complejidad con los cuales ha alcanzado logros notables. Es una persona curiosa, abierta al aprendizaje continuo, con capacidad de análisis y a quien le gusta trabajar en red y orientar su energía, capacidad y esfuerzo al logro de retos exigentes. Y en este empeño de contar con profesionales en reciclaje constante ha confiado en la UOC, en concreto, en UOC Corporate, que diseña aprendizajes innovadores para empresas. Calidad Pascual ha colaborado con UOC Corporate en varias ocasiones a lo largo de los años para formar a sus profesionales en distintos ámbitos.

¿Qué vínculo histórico tenéis con la UOC?

El principal vínculo con la UOC surgió por la estrecha colaboración que Pascual mantuvo con la universidad durante varios años para el despliegue de una iniciativa que, sin duda, dejó huella en la organización y en sus personas: el curso superior de Dirección Estratégica y Gestión de Empresas de Alimentación. Este programa, por el que pasaron cerca de 300 personas, tuvo varias ediciones entre 2000 y 2008. Proporcionó a los participantes una visión global de la empresa, les aportó conocimientos sobre las distintas áreas funcionales que forman parte de la compañía y les permitió compartir conocimientos técnicos sobre la gestión empresarial. Pero, ante todo, supuso el hecho de poder contar con un foro multidisciplinario donde debatir, compartir reflexiones y una visión, y generar alineamiento hacia los objetivos que, como empresa, nos marcamos en aquella etapa.

¿Cómo os ha ayudado esta universidad en la transformación de vuestra empresa?

La UOC ha sido siempre una institución que se ha adaptado bien a las necesidades que, como empresa, hemos tenido a lo largo del tiempo. De la misma manera que la UOC ha perseguido el liderazgo en el ámbito de la docencia con un foco claro en desarrollar un modelo de aprendizaje transformador, Pascual ha perseguido siempre el desarrollo de las personas para que estas transformen su entorno y aporten lo mejor de sí. Pascual propone actualmente un modelo de aprendizaje similar al de la UOC, orientado a que la persona sea la protagonista principal de su propio desarrollo y dé lo mejor de sí misma. Ahora que la tecnología es la gran aliada, el aprendizaje colaborativo se hace aún más relevante para desarrollar las capacidades y alcanzar la transformación deseada, lo que genera mayor valor a la sociedad. 

¿En qué momento visteis la necesidad de acercaros a la UOC y cuál era vuestro objetivo?

Independientemente de experiencias anteriores, en 2019, con la redefinición de nuestro modelo de aprendizaje en Pascual, vimos la oportunidad de trabajar de manera determinante las capacidades de liderazgo con un alcance amplio. Vimos en UOC Corporate un socio que nos podía apoyar con un programa para sensibilizar y concienciar a las personas sobre la importancia de liderar, mediante sus propias capacidades y talentos, los ámbitos sobre los que nuestros profesionales tienen responsabilidad en su día a día. 

¿La UOC ha satisfecho vuestras necesidades? 

La UOC, gracias a su larga experiencia docente en estos 25 años y a la evolución de sus enfoques pedagógicos, ha cubierto la necesidad que teníamos y ha consolidado un modelo de aprendizaje muy acorde a estos tiempos, en que el autodesarrollo y el aprendizaje colaborativo cada vez cobran mayor relevancia.

¿Tenéis retorno (feedback) de los profesionales de Pascual que se han formado mediante UOC Corporate? ¿Qué valor añadido pensáis que aportan a la empresa después de formarse?

Regularmente, al terminar cada edición del programa de habilidades de liderazgo, lanzamos una encuesta a los participantes en la que les pedimos su opinión sobre el formato, el contenido, el acompañamiento que los tutores hacen durante el proceso formativo y la percepción que tienen como alumnos de esta experiencia en un entorno cien por cien digital. Hasta la fecha, la valoración media de las 535 personas que han tenido la oportunidad de completar el itinerario formativo es de 7,9 puntos sobre 10. El principal valor que entendemos que les aporta es la posibilidad de hacer suyo el modelo de liderazgo que actualmente tenemos en Pascual. Como participantes, les permite conocerse mejor y tomar conciencia de cómo ellos pueden contribuir, gracias a sus capacidades, a generar un mayor impacto en el ámbito en que actúan.

En época de pandemia, ¿opináis que la formación a lo largo de la vida es más importante que nunca?

En los últimos años, y más recientemente en esta crisis de salud que estamos viviendo, se ha puesto de manifiesto lo verdaderamente importante. A muchas personas esta situación les ha permitido tomar conciencia de la dinámica que llevaban y reflexionar sobre sus motivaciones y cómo pueden ser agentes de cambio en el entorno. La formación, y en concreto los programas que tratan de aportar una visión sistémica y que permiten a la persona potenciar su desarrollo para generar impacto en el entorno, cobran cada vez mayor interés. Esto sin duda tendrá un impacto en nuestros clientes y en cómo Pascual se aproxima en su modelo de relación con el consumidor.

¿Qué relación pensáis que deben tener la universidad y la empresa?

Pascual ha cumplido ya cincuenta años y en todo este tiempo el propósito ha sido siempre dar lo mejor de nosotros mismos mediante productos de calidad que sean una garantía para quienes los consumen. Todo ello ocurre gracias a equipos formados por personas capacitadas, comprometidas y alineadas con unas metas compartidas, pero además porque nos rodeamos de buenos compañeros de viaje, socios que comparten una visión y unos valores similares. En este sentido, esperamos que esta relación que empezó hace tiempo siga dando sus frutos y nos permita seguir celebrando años.