La UOC y el Ayuntamiento de Barcelona impulsarán la mejora de las competencias digitales de la ciudadanía

  Foto: Unsplash/Robin Worrall

Foto: Unsplash/Robin Worrall

El proyecto creará un mapa de competencias digitales y un observatorio en este ámbito

La reducción de la brecha digital de género es uno de los principales objetivos de la iniciativa

El 43 % de los puestos de trabajo que irán creándose hasta 2030 requerirán a personas altamente cualificadas, según la Comisión Europea. Solo es posible encarar esta demanda mediante la educación y la formación a lo largo de la vida, haciendo un especial énfasis en las competencias digitales. Para empoderar digitalmente a la población, el Ayuntamiento de Barcelona, por medio de Barcelona Activa, y la UOC han firmado un convenio para impulsar la mejora de las competencias digitales de la ciudadanía.

En Europa, las mujeres solo representan el 27 % de los titulados en Ingeniería y el 20 % de los titulados universitarios en Informática. El porcentaje de hombres que trabajan en el sector digital es 3,1 veces superior al de las mujeres y solo el 19 % de los trabajadores en el sector TIC tienen a una mujer como jefa. El proyecto, en este sentido, tiene como objetivo asegurar que toda la formación del Cibernàrium cubra el conocimiento y el uso de la tecnología para que llegue a todo el mundo y reduzca la brecha digital de género.

Según el director ejecutivo de Empresa, Emprendimiento e Innovación de Barcelona Activa, Lorenzo di Pietro, las más de 10.000 personas que se forman cada año en el Cibernàrium podrán crear un itinerario formativo adaptado a sus necesidades y medir la adquisición de cada nivel competencial. «Además ―añade―, la estrategia se ha adaptado a cada realidad territorial para llegar a toda la ciudadanía; especialmente, la que se encuentra en riesgo de exclusión digital».

En el programa de acciones de la iniciativa está previsto crear un mapa de competencias digitales que ayudará a las personas a identificar el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que tienen en este ámbito. «El mapa permitirá diagnosticar el nivel de competencia digital que tiene el ciudadano o la ciudadana; saber dónde se encuentra, es decir, qué tiene y qué le falta para convertirse en ciudadano digital, y proponer itinerarios formativos adaptados a su grado de conocimiento, intereses o necesidades», explica la directora del ámbito de Competencias Digitales de la UOC, Montse Guitert.

El proyecto también planifica constituir un observatorio de competencias digitales como herramienta de consulta tanto para ciudadanos como para universidades e institutos de investigación. «El observatorio será un espacio digital donde darán a conocerse las tendencias digitales, los indicadores y los usos y hábitos de la sociedad digital sobre la base de una recopilación de estudios, informes, artículos, prospecciones de mercado, estadísticas, entrevistas, etc.», aclara Guitert.

Aparte, se diseñará un programa formativo con itinerarios ligados a la obtención de la equivalencia de la acreditación ACTIC ―Acreditación de Competencias en Tecnologías de la Información y la Comunicación de la Generalitat de Cataluña― en los tres niveles ―inicial, medio y avanzado.

 

Un proyecto comprometido con la perspectiva de género

Todas las actividades, las acciones y la documentación de este proyecto, que está vigente hasta el 31 diciembre de 2019, complementan las que se desarrollan desde el Cibernàrium, y tendrán en cuenta la perspectiva de género para evitar reproducir estereotipos y roles sexistas. Existe el compromiso de hacer un uso inclusivo del lenguaje, y está previsto incorporar en el desarrollo del Plan de actividades, tanto en los contenidos como en la metodología, elementos que velen por la igualdad de oportunidades y de resultados entre hombres y mujeres y la no discriminación de género.