Las carencias en nutrición que ponen en riesgo la salud de las mujeres deportistas

  Deporte mujeres nutrición

Un estudio de la UOC pone de relieve deficiencias de nutrición en mujeres deportistas que ponen en riesgo su salud y repercuten en su rendimiento deportivo. (Foto: Jeffrey F Lin, Unsplash)

21/04/2021
Laura Rodríguez
Adaptar la dieta de las mujeres deportistas a sus necesidades es esencial para proteger su salud y su rendimiento.

Los pocos estudios que hay específicos para mujeres en este campo revelan que muchos entrenadores y expertos en deportes desconocen las recomendaciones.

Comer más alimentos ricos en hierro, consumir más calcio y vigilar los niveles de vitamina D son algunas de las recomendaciones para las mujeres deportistas que se extraen de un estudio elaborado en el marco del máster universitario de Alimentación en la Actividad Física y el Deporte de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) por científicos de la UOC, la Universidad Internacional Isabel I de Castilla, la Universidad de Murcia y la Universidad de Granada. El estudio se ha publicado recientemente en la revista científica de acceso abierto Archivos Latinoamericanos de Nutrición (ALAN).

Mediante un metaanálisis de 42 artículos científicos publicados entre 2012 y 2020, la investigación revela que algunos problemas como el déficit de energía o la carencia de algunos micronutrientes son comunes entre las deportistas, lo cual no solo repercute en su rendimiento, sino que pone en riesgo su salud.

«Cada vez el deporte está más de moda, así que hay que asesorar a los deportistas profesionales y a quienes hacen deporte como afición», dice la investigadora Anna Bach-Faig, del grupo FoodLab, y directora del máster de Alimentación en la Actividad Física y el Deporte de la UOC. «No solo para mejorar el rendimiento, sino también para preservar la salud».

La enfermedad de la tríada

Entre los problemas de salud que aparecen ligados a las deportistas destacan la osteoporosis, la amenorrea y la falta de energía, tres dolencias que cuando cursan conjuntamente se conocen en la literatura científica como la enfermedad de la tríada. Según el estudio, se trata de uno de los trastornos más frecuentes derivados de la inadecuada nutrición de las deportistas. Sin embargo, a pesar de su prevalencia, muchos entrenadores, médicos o responsables deportivos todavía la desconocen.

«Hasta ahora ha habido muy pocas investigaciones que se ocuparan de las necesidades específicas de las mujeres que hacen deporte», explica Miguel Mariscal-Arcas. «Pero su fisiología y su composición corporal son diferentes, por lo que es necesario identificarlas y darlas a conocer», sostiene el líder del artículo, profesor colaborador de la UOC e investigador de la Universidad de Granada.

Por ejemplo, la mayor necesidad de hierro está asociada a las menstruaciones, y el calcio y la vitamina D son esenciales para evitar el desarrollo de la osteoporosis, una enfermedad a la que son más propensas las mujeres.

Otros nutrientes que se identifican como problemáticos para las deportistas por las mayores cantidades que necesitan en comparación con la población global son el magnesio, el ácido fólico, la vitamina B12 y las proteínas. Entre estos, el magnesio aparece como el más preocupante, pues es el que se presenta más a menudo con déficits, y las proteínas, como el que menos riesgos de déficit implica, ya que en todas las investigaciones las deportistas consumían una cantidad superior a la recomendada, lo cual a su vez puede provocar problemas derivados de su exceso.

En cuanto al déficit de energía, muy común también en las deportistas, afecta en gran medida, además de a la salud, al rendimiento. Conocer, por tanto, las necesidades energéticas de las deportistas según el deporte que practican, sus características y la temporada en que lo practican es fundamental.

«Identificar estos déficits y corregirlos es clave tanto para mejorar el rendimiento como para prevenir los riesgos de salud de las mujeres que hacen deporte», comenta Bach-Faig, que ha publicado, junto a la investigadora Laura Esquius de la Zarza, otro libro dedicado a este ámbito: Personalización y nuevas tendencias en alimentación deportiva. «Revisiones como este estudio permiten tener una visión más global de la situación».

Artículo de referencia:

VÁZQUEZ FRANCO, Mireya; GIMÉNEZ-BLASI, Nuria; LATORRE, José Antonio; MARTÍNEZ-BEBIA, Manuel; BACH, Anna; OLEA-SERRANO, Fátima; MARISCAL-ARCAS, Miguel. Actualización sobre deficiencias nutricionales en la mujer deportista a partir de la literatura científica. En: Archivos Latinoamericanos de Nutrición [en línea]. 2020. Vol. 70, n.º 3. Disponible en: http://www.alanrevista.org/ediciones/2020/3/art-5/

Esta investigación de la UOC favorece el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) 3 (Salud y bienestar).

UOC R&I

La investigación e innovación (RI) de la UOC contribuye a solucionar los retos a los que se enfrentan las sociedades globales del siglo xxi, mediante el estudio de la interacción de la tecnología y las ciencias humanas y sociales, con un foco específico en la sociedad red, el aprendizaje en línea y la salud digital. Los más de 500 investigadores y 51 grupos de investigación se articulan en torno a los siete estudios de la UOC y dos centros de investigación: el Internet Interdisciplinary Institute (IN3) y el eHealth Center (EHC).

Los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el conocimiento abierto son ejes estratégicos de la docencia, la investigación y la innovación de la UOC. Más información: research.uoc.edu. #25añosUOC

#expertosUOC

Foto de la profesora Anna Bach

Anna Bach Faig

Experto/a en: Promoción de la salud (alimentación y actividad física). Portavoz en nutrición comunitaria: alimentación laboral, gastronomía, restauración y salud.

Ámbito de conocimiento: Nutrición, alimentación y salud pública.

Ver ficha