«Es importantísimo continuar formándose porque nunca sabes cuándo acabará tu carrera deportiva»

 Álex Mazaira

Álex Mazaira (Foto: Manu Gavila / Club Melilla Baloncesto)

21/07/2022
Laia Candàliga
Álex Mazaira, estudiante del grado de Psicología y jugador del Real Valladolid Baloncesto

 

El gallego Álex Mazaira, de veinticuatro años, es jugador de baloncesto del Real Valladolid Baloncesto, de la liga LEB Oro, la segunda categoría del baloncesto estatal. Es, también, uno de los deportistas que compagina su profesión con los estudios en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), donde actualmente cursa el grado de Psicología. En esta conversación, Mazaira explica cómo gestiona su día a día entre entrenamientos y entregas de pruebas de evaluación continua (PEC). Y, a pesar de que reconoce que no es fácil, anima a todas las personas que se dedican profesionalmente al deporte a estudiar, porque "nunca sabes cuándo acabará tu carrera deportiva", explica.

¿Cuándo empezaste a jugar al baloncesto?

Bueno, empecé a jugar a los siete años. Mi primer año compaginaba el baloncesto con fútbol sala, pero, al finalizar aquel año, me decanté por el baloncesto.

Has pasado por diferentes equipos y actualmente estás en Melilla. ¿Cómo ha sido esta evolución?

Ha sido una evolución a mejor, desde mi punto de vista. Empecé mi carrera profesional en el Barça B y, después de dos años, decidí dar un paso atrás y bajar una categoría para jugar en el CB Martorell, además de estar vinculado al Baxi Manresa, en el que disputé algún partido. El año siguiente fui al Zornotza ST, en Vizcaya, la temporada 2019-2020. La temporada siguiente, volví a jugar en la LEB Oro con el Marín Peixegalego y, un año más tarde, en el Club Ourense Baloncesto. Y este año, como bien dices, en Melilla. Han sido muchos cambios, pero siempre me los he tomado como oportunidades de continuar creciendo como jugador y persona. Además, en todas partes donde he estado he aprendido muchísimas cosas, por eso creo que la evolución ha sido buena. Ahora estoy en un punto en mi vida en el que me gustaría encontrar cierta estabilidad, pero cada verano es incierto.

¿Qué esperas de la próxima temporada, después de unas etapas complicadas a causa de la pandemia?

Han sido años complicados por la pandemia, con muchos test, muchos partidos con los pabellones vacíos... Espero que vuelva la normalidad de antes, que parece que ya está volviendo a nuestras vidas.

¿Cómo gestionas el tiempo? Porque, aparte de jugar al baloncesto, también estudias.

Sí, actualmente estoy estudiando el grado de Psicología, además de jugar al baloncesto. Intento organizarme lo mejor posible para sacar el máximo provecho. Normalmente entreno por las mañanas, por lo tanto, las mañanas son puramente baloncesto. Entonces, después de comer y de hacer la siesta me pongo a hacer alguna actividad, sea una PEC o alguna lectura obligatoria, hasta la hora de cena. Nunca he tenido que alargarlo más de la cena, porque cada día intento echar un vistazo en el Campus Virtual para saber qué tengo que hacer para que no se me acumule el trabajo. Cuando se acerca algún examen, acostumbro a estudiar por las noches. Es cuando me encuentro mejor y más productivo, aunque no hasta muy tarde, que el día siguiente por la mañana hay entrenamiento.

¿Qué es lo más difícil a la hora de estudiar, para un deportista?

Va muy ligado con la pregunta anterior, pero, sin duda, saber gestionar el tiempo. Porque, además de los entrenamientos durante la semana, hay partidos los fines de semana, y muchos son fuera de casa, por lo tanto, esto implica viajar. Es clave organizarse bien. Otro aspecto muy importante creo que es la fuerza de voluntad, porque no es fácil ponerte a hacer trabajo de la universidad después de un entrenamiento de alto nivel.

¿Por qué decidiste estudiar Psicología?

Mi primera opción no fue Psicología. Empecé Bioquímica. Me encantaba trabajar en el laboratorio, pero me resultó imposible poder compaginarlo con el deporte porque hay que viajar, y esto conlleva perderse muchas clases. Empecé Psicología con un buen amigo el año siguiente. Creímos que puede ser muy aplicable al deporte, y creo que teníamos razón. Una vez empezado, ya me enganchó y me gustó.

¿Por qué escogiste la UOC?

Empecé Psicología en la Universidad de Barcelona, presencialmente, cuando vivía en Barcelona, pero después de un año, cuando me fui a Manresa, vi que la mejor manera de compaginar los estudios con el deporte era hacerlo en línea, y más en una situación como la mía, que voy moviéndome de ciudad cada año. Escogí la UOC porque me habían hablado muy bien de la universidad y porque es catalana, y una vez dentro me encantó la flexibilidad que puede llegar a tener con deportistas y las ayudas a estos.

¿Cómo te imaginas tu futuro profesional? Una vez te retires del baloncesto, ¿quieres aplicar tus estudios al deporte?

Me imagino ejerciendo de psicólogo en algún club de baloncesto, ayudando a los jugadores y entrenadores desde mi experiencia como jugador y con todos los conocimientos que estoy aprendiendo. ¡Y me encantaría hacerlo! Sea desde el coaching o desde una parcela más clínica, pero me encantaría continuar vinculado al mundo del baloncesto.

¿Algún consejo para otros deportistas que quieran estudiar?

Que no duden en hacerlo, es importantísimo continuar formándose a partir de los dieciocho años. Nunca sabes cuándo acabará tu carrera deportiva, y, si tienen decidido hacerlo, ¡que no dejen las PEC para el último día! Fuera bromas, sobre todo que lo disfruten y que escojan una algo que les apasione, es una etapa muy chula.

Enlaces relacionados