«Tenemos que reflexionar sobre si viajamos para conocer el sitio o para contárselo a los demás»

  Foto: UOC

Foto: UOC

25/07/2018
Germán Sierra
Celia López, coautora y editora del blog de viajes Quaderns de Bitàcola

 

Celia López ha pisado ochenta países y los cinco continentes. En 2011 dio la vuelta al mundo en 200 días y, sin embargo, no se ha cansado de seguir explorándolo. Realizamos esta entrevista dos días antes de que emprenda una nueva aventura. Interiorista de formación y viajera por vocación, es coautora y editora del blog de viajes Quaderns de Bitàcola, gestora de comunidades y redactora de varios portales de viajes. El 5 de julio participó en un seminario en línea organizado por Alumni UOC para hablar de destinos irresistibles. Conversamos con ella sobre viajes en el momento álgido del verano, cuando empieza el éxodo.

 

¿Qué características hacen que un destino sea irresistible?

Son varios ingredientes. Que te sorprenda, que esté conectado con tus intereses, ya sean culturales, deportivos o gastronómicos. También consideraría irresistibles los sitios que te hacen vivir experiencias únicas o que no sean demasiado turísticos y, por lo tanto, en los que no haya llegado la masificación. Los diez destinos que he recomendado para el verano de 2018 son Malta, Moldavia, Filipinas, Corea del Sur, Cuba, Irán, Bolivia, Sri Lanka, Maldivas y Vanuatu.

Algunas características

En primer lugar, son destinos de verano. Malta conmemora el centenario de la Primera Guerra Mundial y podrán visitarse muchos escenarios del conflicto. Este año, La Valeta es Capital Europea de la Cultura y organizará muchas actividades. Moldavia es el país europeo con menos turismo y tiene gran cantidad de bodegas de vino por descubrir. Irán posee muchos atractivos culturales, es la cuna de la cultura persa, zona de paso de la ruta de la seda y es un país muy seguro, contrariamente a lo que la gente piensa. También es un país muy hospitalario. De hecho, es el segundo país del mundo en el que se practica más couchsurfing.

Muchos viajeros piensan que cuanto más lejos mejor. ¿Es una reflexión errónea? ¿Nos perdemos muchas cosas cerca de casa?

Yo soy de la opinión que cerca de casa hay muchos sitios por descubrir y explorar que no tienen nada que envidiar a otros lugares, pero también soy partidaria de viajar y de descubrir rincones del mundo. Uno de mis consejos es que vale la pena hacer muchos kilómetros para descubrir un lugar con pocos turistas.

¿Lonely Planet ha cambiado y ha empeorado nuestra forma de viajar? ¿Somos más gregarios ahora y hacemos todos lo mismo?

Para mucha gente la Lonely Planet es la Biblia, y yo misma la utilizo, porque la conozco bien, pero a menudo lo hago precisamente para evitar lugares concretos. Ya sabes que si hay una recomendación de puesta de sol en un templo determinado, estará abarrotado. Es curioso, pero puede leerse la guía para saber dónde no tienes que ir o para averiguar los horarios con más gente en las principales atracciones solo invirtiendo el orden: si la Lonely recomienda ir por la mañana, tú vas por la tarde.

¿Qué es lo que más ha cambiado en el turismo global?

Una de las realidades que ha cambiado el modo de viajar es el acceso a la información y el hecho de que la gente se organice el viaje sin ayuda: esta planificación lo ha cambiado todo. Hay muchas fuentes de información y los viajeros cada vez se informan más antes de viajar. Las opiniones de otros viajeros son cada vez más relevantes en la toma de decisiones. El viajero es más autónomo porque tiene más información y valora más la experiencia previa de otros viajeros.

¿Viajamos de forma sostenible?

Me temo que no. Solo tienes que pensar en el combustible de los aviones. Se debería apostar también por un turismo de proximidad, pero es difícil, todo el mundo quiere ir lejos, cada vez hay más compañías de bajo coste... es difícil de resolver.

¿Qué consejos das para antes de hacer un viaje?

El primero, y fundamental, intentar viajar fuera de temporada. Otro consejo: experimentar con los buscadores de vuelo aleatoriamente, porque quizás viajaremos a un lugar que nos sorprenderá. También recomiendo buscar información en blogs de viajes, porque te cuentan cosas más concretas que una guía y a menudo de forma más personal, original y actualizada.

¿Piensas que Instagram ha cambiado la percepción de los lugares que visitamos? ¿Es más importante hacer la foto del monumento que disfrutar del momento?

Instagram obliga a la gente a buscar la belleza y sí, es cierto, la foto es lo prioritario para casi todo el mundo, es un hábito del turista. Pero es la gran diferencia entre el viajero y el turista. El primero busca la experiencia y el segundo el coleccionismo de la foto. Hay una reflexión global en este sentido: ¿a qué dedicamos nuestro tiempo cuando viajamos? ¿A conocer el lugar o contárselo a los demás?

¿Cómo piensas que Barcelona debe gestionar la avalancha turística?

Pese a la complejidad del problema, pienso que lo más importante es tomar decisiones políticas. Uno de los fenómenos que sufre el turismo en esta ciudad es que hay muchas compañías de bajo coste y, por definición, eso implica un turismo de bajo coste. En este punto tenemos que preguntarnos si es el turismo que queremos. Y después de responder a la pregunta y extraer conclusiones, tendrían que tomarse decisiones políticas. Ahora vivimos inmersos en el bajo coste, el cual, tampoco debe obviarse, también aporta beneficios económicos.

¿Qué destino recomendarías a los lectores para una escapada cercana y otra lejana?

Para la escapada cercana recomendaría el País Vasco, por la combinación de playa, cultura y gastronomía. Como destino lejano, uno de mis países favoritos, Irán, por la hospitalidad, la arquitectura, el patrimonio cultural y, en líneas generales, porque hay poco turismo.