Un estudio sobre emprendedores confirma la importancia del factor personal sobre el cultural para tener éxito

Foto: Unsplash/rawpixel.com
16/05/2017
Ainhoa Sorrosal

La investigación, liderada por el grupo de investigación DigiBiz de la UOC, ha analizado la experiencia de nueve emprendedores de éxito de tres culturas diferentes. Los investigadores concluyen que para entender el fenómeno del emprendimiento hay que tener en cuenta el contexto cultural y también la trayectoria personal del individuo. Aseguran que los aspectos culturales son relevantes, pero que lo más determinante son las cualidades singulares del emprendedor ―despierto, trabajador incansable, singular, brillante...― y la presencia de redes de apoyo, que son fundamentales para que el emprendedor logre el éxito.

Hay rasgos inherentes al emprendedor independientemente de la cultura de origen. Los investigadores insisten en este punto: «Las trayectorias de los emprendedores tienen rasgos comunes a pesar de la diferencia cultural. Son personas singulares, muy despiertas y trabajadores incansables. Hemos encontrado que este es un discurso común en las narrativas de todos los emprendedores», remarca la investigadora y profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC Inma Rodríguez-Ardura, una de las autoras del estudio «Una perspectiva narrativa del emprendimiento internacional: comparamos historias de Estados Unidos, España y China». Rodríguez-Ardura añade que hay muchos elementos de las historias personales de los emprendedores que refuerzan esta idea.


Las diferencias culturales

Los investigadores afirman que, a pesar de que no es determinante, el factor cultural es relevante para entender el fenómeno del emprendimiento.

Los emprendedores chinos eligen emprender porque, con la apertura de la economía del país, ven esta opción como la única vía para prosperar. De hecho, recuerda Rodríguez-Ardura, hasta hace poco no era una opción bien vista, y prueba de ello es que estos emprendedores no quieren que sus hijos lo sean. Lo que a menudo quieren para ellos es que estudien en una universidad en Estados Unidos y se conviertan en profesionales de éxito. El objetivo del emprendedor chino es dejar huella y pasar a la historia dejando un legado positivo para las generaciones futuras.

En el otro extremo se sitúan los emprendedores americanos, obsesionados por los resultados a corto plazo. A diferencia del caso español, es una sociedad que ayuda de forma activa al emprendedor y donde, en muchos casos, las historias de éxito de los emprendedores continúan ajustándose a lo que conocemos como el sueño americano.

Los españoles estarían en una situación intermedia. No buscan resultados a corto plazo, sino independencia y dejar una herencia económica a los hijos. En este caso los emprendedores tienen un nivel educativo muy alto y no provienen de familias humildes, pero sí de entornos en los que el esfuerzo y el trabajo son los valores dominantes.


Las dificultades de emprender en España

No es ninguna sorpresa, pero una vez más el estudio confirma que en España continúa siendo mucho más difícil emprender que en otros países. En concreto, matiza Rodríguez-Ardura, «los emprendedores españoles tienen muchas dificultades para apoyarse en la red», y esta es una diferencia respecto a la cultura china o estadounidense.

En general, en todas las historias de emprendedores de éxito aparecen personas o instituciones que ayudan al emprendedor y se convierten en fundamentales en el camino hacia el éxito. Los contactos y la red, pues, son esenciales.

«En los casos de emprendedores españoles las redes los han ayudado, pero, a la vez, estas redes a menudo han sido origen de problemas: celos, incomprensión, desavenencias... Este punto es una gran desventaja», lamenta también la investigadora.


Metodología

«Una perspectiva narrativa del emprendimiento internacional: comparamos historias de Estados Unidos, España y China» es un estudio liderado por el grupo de investigación de la UOC DigiBiz, en el que han participado los investigadores Sean D. Williams (Universidad de Clemson, Estados Unidos), Gisela Ammetller (UOC), Xiaoli Li (Universidad de Dayton, Estados Unidos) e Inma Rodríguez-Ardura (UOC).

Se ha analizado el perfil de nueve emprendedores de éxito: tres españoles, tres estadounidenses y tres chinos. Los investigadores han usado el método de la narrativa; es decir, dejarles explicar la experiencia personal de emprendimiento con una intervención mínima de los investigadores.

Una de las particularidades del estudio es que no solo analiza el contexto cultural en el que se da la actividad emprendedora, sino que se da la misma importancia al relato personal de los individuos objeto de estudio. Es una fórmula poco habitual en los estudios sobre emprendimiento.

Otra peculiaridad en cuanto al método es que se ha optado por investigadores de tres culturas diferentes para evitar los sesgos interpretativos inherentes a la familiaridad cultural. El objetivo, en este punto, es desmarcarse de la tradicional perspectiva anglosajona.

 

#expertosUOC

Foto de la profesora Inma Rodríguez Ardura

Inma Rodríguez Ardura

Experto/a en: Marketing digital, comercio electrónico, comportamiento del consumidor en línea, interfaz marketing / aprendizaje virtual (educación en línea).

Ámbito de conocimiento: Comercialización e investigación de mercados.

Ver ficha