La UOC sitúa su centro neurálgico en el 22@

  Foto: UOC

Foto: UOC

07/11/2018
Ester Medico
Can Jaumandreu es la apuesta de la universidad para agrupar buena parte de los equipos actualmente dispersos en varios puntos de Barcelona

La UOC ampliará su presencia en el 22@ con la compra de dos edificios de la rambla del Poblenou de Barcelona, uno de ellos ocupado ya en la actualidad en régimen de arrendamiento. Con esta adquisición la universidad apuesta por que su centro neurálgico esté situado en el distrito tecnológico de la ciudad y que integre buena parte de los equipos actualmente dispersos en diferentes edificios de la capital catalana, de modo que contribuya a la eficiencia y sostenibilidad de la organización.

La operación fue acordada por el Patronato de la Fundación para la Universitat Oberta de Catalunya (FUOC) en la reunión del 18 de junio de 2018 y se ha sellado ante notario el miércoles 31 de octubre. Ha contado con la autorización previa del gobierno de la Generalitat de Cataluña y del Ayuntamiento de Barcelona, titular del suelo.

La propiedad del complejo –en régimen de derecho de superficie– era hasta ahora de BNP Paribas Real Estate Investment Management Germany GMBH, un fondo de inversión gestionado por INVESCO, que había manifestado su interés en la venta. La compra, acordada por un importe de 30,6 millones de euros, comprende el derecho de superficie de la finca por un periodo de 75 años, así como la propiedad de los edificios y del parking. La consultora inmobiliaria Cushman&Wakefield ha asesorado a INVESCO en la operación.

Los inmuebles se sitúan en el complejo de Can Jaumandreu, una antigua fábrica textil del barrio del Poblenou que conserva una imponente chimenea de más 35 metros de altura. Los dos edificios que adquiere la UOC se construyeron en 2005. El edificio del número 156, con una superficie de 6.241m², ya lo ocupa actualmente la UOC en régimen de alquiler, mientras que el edificio del número154, con 6.042 m², alberga varios servicios del Ayuntamiento de Barcelona. En la misma isla la Universidad de Barcelona ocupa el espacio de la antigua fábrica.

La compra de los dos edificios significará para la UOC aumentar los espacios disponibles y permitirá agrupar la mayoría de los servicios y equipos en un mismo entorno, con un ahorro importante del gasto actual en alquileres de edificios.

La dirección de la UOC hacía tiempo que buscaba una solución para la dispersión de su personal en varios edificios de la ciudad, problema que actualmente dificulta la coordinación de los equipos y la eficiencia en el trabajo y que se ha visto agravado en los últimos años debido al crecimiento experimentado en la actividad de la universidad y del aumento de personal.

La previsión es que los equipos que se trasladarán al 22@ empiecen a trabajar el año 2021, una vez se extinga el alquiler vigente con el ayuntamiento de Barcelona y se puedan adecuar las nuevas instalaciones.