Las empresas vascas están a la vanguardia en sostenibilidad

  Foto: Unsplash/Crystal Kwok

Foto: Unsplash/Crystal Kwok

21/01/2019
Leyre Artiz

«Las empresas vascas lideran desde hace años los debates relacionados con la sostenibilidad y se encuentran a la vanguardia de la implantación de la Agenda 2030». Así lo cree Isabel Garro, asesora del Alto Comisionado para la Agenda 2030,quien afirma que el sector empresarial del País Vasco ha hecho un esfuerzo «notable» por apostar por la sostenibilidad, «identificando rápidamente las oportunidades de crecimiento, de innovación y de generación de empleo que aporta este compromiso mundial». Garro participaráel jueves 24 de enero en Bilbao en la jornada «Incorporar la Agenda 2030 en la estrategia de tu empresa. Claves para el desarrollo sostenible», organizada por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y UNESCO Etxea.

La Agenda 2030 es un plan de acción mundial a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, basado en diecisiete objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Su finalidad es asegurar el progreso social y económico sostenible en todo el mundo. La jornada organizada por UNESCO Etxea y la UOC tiene como fin generar debate sobre la responsabilidad de las empresas, dar a conocer experiencias de éxito en este ámbito y promover un movimiento global para que las compañías se comprometan con la sostenibilidad del planeta. Participarán agentes tanto de la Administración como de la universidad o del sector empresarial. Así, por ejemplo, en la mesa redonda «Retos y oportunidades de las empresas para contribuir al desarrollo sostenible», debatirán y expondrán casos de éxito Liliana Arroyo, investigadora del Observatorio de los ODS para las empresas; Nerea Lupardo, directora de Relaciones Institucionales del Grupo Euskaltel; Jon Kepa Izaguirre, director de I+D+I y responsable de Sistemas de Gestión en A&B Laboratorios de Biotecnología, S.A.U., e Iñaki Garcinuño, presidente de CEBEK (Confederación Empresarial de Bizkaia).

«El sector empresarial se ha de sumar junto con los demás actores —administraciones públicas, gobiernos, universidades y sociedad civil— a la hora de promover las grandes alianzas que son necesarias para afrontar los problemas globales de hoy y de mañana desde soluciones conjuntas», afirma Isabel Garro. Y, en este sentido, la UOC «no quiere quedarse al margen», destaca Pastora Martínez Samper, vicerrectora de Globalización y Cooperación de la institución. «Con esta jornada, la UOC contribuye a dar a conocer la Agenda 2030 y fortalece las relaciones con los diferentes agentes del País Vasco, como UNESCO Etxea o el tejido empresarial», explica Martínez Samper.

 

«Aún queda mucho por hacer»

Euskadi es la cuarta comunidad del país en número de empresas adheridas al Pacto Mundial de Naciones Unidas, la mayor iniciativa de responsabilidad social empresarial del mundo (a finales del pasado año 66 compañías ya se habían sumado al pacto). Sin embargo, aunque es un dato muy «positivo», Txema Villate, consejero de UNESCO Etxea, advierte que «aún queda mucho por hacer». «Llevamos ya tres años y aún no se ven grandes avances. Hace falta más concienciación por parte de la empresa», explica. «Por eso, iniciativas como esta jornada son fundamentales para concienciar no solo a las grandes corporaciones, que lo tienen más fácil, sino también a las pymes o a la sociedad en general», concluye.

En esta misma línea se posiciona Iñaki Garcinuño, presidente de CEBEK, la Confederación Empresarial de Bizkaia. Garcinuño considera que, si bien hay sectores empresariales de Euskadi que ya están implantando medidas para adaptar la Agenda 2030 en sus estrategias, en otros «queda mucho por hacer». En todo caso, explica que en el «País Vasco se dan las condiciones propicias para que podamos hacer frente a esta demanda de la sociedad: nuestro tejido empresarial y nivel económico están preparados para atender estos nuevos retos, por lo que soy muy optimista».

«Cada vez hay más ejemplos de que, trabajando dentro de las organizaciones aspectos de innovación y producción y consumo responsable para el desarrollo sostenible, la propia organización contribuye a los ODS y puede llegar a ser incluso más competitiva», completa Jon Kepa Izaguirre, director de I+D+I y responsable de Sistemas de Gestión en A&B Laboratorios de Biotecnología, SAU. Izaguirre explica que en A&B Laboratorios incorporaron los ODS en la estrategia empresarial en 2016, y «esto nos ha permitido disponer de una organización proactiva, comprometida con el entorno, con un crecimiento sostenible, competitiva y con presencia actual en más de veinte países». Por eso, Izaguirre anima al resto de organizaciones a «comprobar con nuestro ejemplo que la sostenibilidad y la competitividad pueden ser perfectamente compatibles, y es el camino que debemos seguir».

Por su parte, Nerea Lupardo, directora de Relaciones Institucionales del Grupo Euskaltel, también destaca el compromiso adquirido por la operadora de telefonía al abordar políticas de empresa responsable. Lupardo considera que la empresa es elemento tractor del ecosistema económico y social. «Impacta en clientes, proveedores, centros educativos y talento, fiscalidad, reputación e inversión social», explica. El Grupo Euskaltel «se suma al compromiso y al arraigo territorial bajo el despliegue de su política de empresa responsable. El compromiso con los territorios y la cercanía son sus valores de gestión de los intangibles y su inspiración en este modelo de empresa», concluye Lupardo.