La enseñanza con realidad virtual puede multiplicar por cuatro la retención de conocimientos y reducir a la mitad los periodos de aprendizaje

  doctora con gafas de realidad virtual

El aprendizaje con realidad virtual es lo más parecido posible a la realidad (foto: Bermix Studio / unsplash.com)

19/05/2021
Laura Rodríguez
Los proyectos con tecnología inmersiva sumergen al estudiantado en espacios para interactuar con personajes reales a los que ven y escuchan en 360°

La realidad virtual facilita un nuevo tipo de aprendizaje en el que, además de lo cognitivo, se trabaja el conocimiento social y emocional

Aprender en un entorno donde todo parezca real para poder cometer errores sin sufrir sus consecuencias. Esta es una de las principales ventajas de la realidad virtual, donde los estudiantes se sumergen en espacios con una visión y un sonido envolvente en 360°, y lo que ha disparado su interés en las ciencias de la salud durante la pandemia. Dos nuevos proyectos –realizados por una de las empresas europeas pioneras en el aprendizaje mediante vídeo 360° interactivo, la spin-off de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Immersium Studio– se suman a esta tendencia con el objetivo de fomentar competencias como la atención al paciente y enseñar a reconocer y gestionar la violencia de género.

 

Aprender a abordar la violencia machista

En INDOVIG, con financiación del Pacto nacional de violencia de género y participación de la Universidad Pompeu Fabra, el Hospital Sant Joan de Déu y la Universidad de Vic - Universidad Central de Cataluña, los estudiantes de Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Terapia Ocupacional y ciclos formativos de grado superior de Integración Social entrarán en una simulación inmersiva donde se encontrarán con víctimas de violencia de género que podrían ver en sus consultas. Los participantes encontrarán situaciones en las que deberán detectar y trabajar casos con actividades y pruebas a las que se irán enfrentando, tomar decisiones y recibir retorno sobre ellas. 

"La gran ventaja es que el estudiante no recibirá esta información de forma pasiva, sino como un sujeto activo que toma decisiones", explica el cofundador y CEO de Immersium Studio, Luis Villarejo. "Eso le permite probar alternativas y aprender de los errores, que podrá evitar más adelante en su vida profesional. Y quizá vea que debe cambiar su tono de voz o abordar el tema de otra manera, sin que ello tenga mayores consecuencias ni afecte a ningún paciente real".

 

Realidad virtual para formar a personal sanitario

Immersium Studio cuenta con cuatro experiencias inmersivas de éxito recientes en la formación en ciencias de la salud: Covid-19 Space, ITSHEC, Family Approach y TPM Journey. La primera, con la European Society of Intensive Care Medicine y la Comisión Europea, ha ayudado a más de 20.000 sanitarios europeos a prepararse para trabajar en las UCI en caso de necesidad por la pandemia. ITSHEC es un proyecto europeo, financiado por el programa Erasmus+, para fomentar competencias transversales, como aprender a aprender o el pensamiento crítico, en los estudios de ciencias de la salud usando realidad virtual. Y Family Approach y TPM Journey, con la Fundación DTI, han servido para formar a profesionales sanitarios en la comunicación de malas noticias y el consentimiento para la donación humana de órganos y tejidos, además de familiarizarlos con el modelo español de donación y trasplantes.

El aprendizaje con la realidad virtual es lo más parecido posible a la realidad, y aporta un grado de vivencia que ofrece grandes beneficios: trabaja la empatía y la inteligencia emocional, al colocar a los usuarios en distintos roles; mejora la retención de conocimientos; permite una didáctica homogénea, con actividades similares para todos, y reduce la logística y los costes, al no depender de actores ni fechas, como ocurre con los tradicionales juegos de roles formativos.

"Cuando los proyectos están bien diseñados las mejoras pueden ser muy significativas. La capacidad de retención puede aumentar hasta cuatro veces, y el periodo de formación se puede acortar hasta la mitad", explica el consejero delegado e ingeniero superior de Informática y máster en Procesamiento de Lenguaje Natural.

 

Tecnología accesible y útil para diversos campos

La facilidad de este método, para el que solo hacen falta unas gafas 3D y un teléfono móvil, ha precipitado el interés por este tipo de enseñanza en la pandemia, sobre todo en las ciencias de la salud. Pero se trata de un aprendizaje que ha demostrado ser muy útil en otros campos. No solo en las llamadas habilidades blandas o soft skills, tales como la comunicación, la resolución de conflictos o la inteligencia social y emocional, sino también en las habilidades duras o hard skills

En áreas como la prevención de riesgos laborales puede ayudar a reconocer y resolver conflictos; en los procesos de selección de personal se utiliza para realizar pruebas reales a los candidatos, y en el entrenamiento de habilidades más concretas, como demostró un estudio de Johnson & Johnson y el Imperial College en el que un equipo de cirujanos consiguió una autonomía muy superior a quienes no tuvieron este tipo de didáctica, puede aportar nuevas oportunidades en la educación.

"El aprendizaje con realidad virtual permite trabajar tanto la parte cognitiva como la parte de las emociones y las vivencias", concluye Villarejo. "Por eso, puede ser un excelente complemento que puede enriquecer y mejorar la educación tradicional".

 

Este proyecto favorece el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) número 4, Educación de calidad.

 

Las formaciones TPM Journey VR y Family Approach VR han sido diseñadas y desarrolladas por Immersium Studio juntamente con el Donation & Transplantation Institute (TMP-DTI).

    

 

INDOVIG es un proyecto de cooperación entre la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad de Vic - Universidad Central de Cataluña e Immersium Studio, y cuenta con la financiación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

 

El programa C19-Space cuenta con la financiación de la Comisión Europea y ha sido codiseñado por Immersium Studio y la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos (ESICM, por su sigla en inglés).

 

El proyecto de cooperación ITSHEC está financiado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea. Cuenta con la participación de la Universidad de Split (Croacia), la Universidad Metropolia de Ciencias Aplicadas (Finlandia), la Universidad Pompeu Fabra y el Consorcio Mar Parque de Salud de Barcelona.

 

Immersium Studio cuenta con financiación de Invergy, una empresa de la UOC para invertir en proyectos del sector educativo y de las TIC vinculados a su ecosistema y ámbitos de conocimiento. También cuenta con el apoyo de la UOC –a través de la plataforma de emprendimiento Hubbik– y ha sido financiada por ENISA, una empresa pública adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, dedicada a la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores de pymes mediante préstamos.

 

UOC R&I

La investigación e innovación (RI) de la UOC contribuye a solucionar los retos a los que se enfrentan las sociedades globales del siglo xxi, mediante el estudio de la interacción de la tecnología y las ciencias humanas y sociales, con un foco específico en la sociedad red, el aprendizaje en línea y la salud digital. Los más de 500 investigadores y 51 grupos de investigación se articulan en torno a los siete estudios de la UOC y dos centros de investigación: el Internet Interdisciplinary Institute (IN3) y el eHealth Center (EHC).

Los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el conocimiento abierto son ejes estratégicos de la docencia, la investigación y la innovación de la UOC. Más información: research.uoc.edu. #25añosUOC

#expertosUOC

Luis Villarejo

CEO de Immersium Studio, spin-off de la UOC

Experto/a en:

Ámbito de conocimiento: