Una app para la crianza de bebés, un software para monitorizar la respiración y un software de visión artificial para Princeton, ganadores de los premios UOC-RMF

  Foto: Enrique Marco

De izquierda a derecha: Pere Parés, María Fernández y Juan Alberto Castro, ganadores de los premios. (Foto: Enrique Marco)

06/11/2015
Àngela Plaza
La segunda edición de los premios UOC-RMF, organizados por la Universitat Oberta de Catalunya y Ramon Molinas Foundation, ha reconocido los tres mejores trabajos finales de los estudiantes de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC. La velada, que ha contado con la participación de Ramsés Gallego, experto internacional en sistemas de seguridad de datos, también ha sido un punto de encuentro de los premiados y finalistas con profesionales del sector de las TIC. Los ganadores se han conocido durante la ceremonia celebrada este jueves en el Palau Macaya de Barcelona.

Los ganadores de los premios UOC-RMF destacan por aportar soluciones a problemas actuales, que van desde la crianza de bebés hasta la sofisticación de la investigación genética en Princeton.


Una guía para los padres con bebés

My wee app, de María Fernández, es el proyecto ganador en la categoría multimedia. Se trata de una aplicación para teléfonos móviles con tecnología Android que acompaña a los padres en la crianza de sus bebés. Permite crear varios perfiles de manera gratuita y monitorizar las necesidades diarias de un bebé, como la frecuencia de lactancia, el cambio de pañales o las visitas al pediatra: una aplicación con una interfaz agradable y un manejo intuitivo que busca ayudar a los padres a gestionar su tiempo y a hacer un seguimiento cómodo y sencillo de la evolución de su pequeño.

María Fernández es licenciada en Comunicación Audiovisual por la UAB y graduada del máster universitario de Aplicaciones multimedia de la UOC. Actualmente desarrolla el web de una multinacional.


Monitorizar la respiración de una forma no invasiva

Lo proyecto Segmentación automática de la respiración a partir de la grabación acústica, de Juan Alberto Castro, es el ganador en la categoría seguridad y telecomunicación. Se trata de un software que identifica, en tiempo real, la respiración bucal y nasal mediante un micrófono. El proyecto, que cuenta con un método de clasificación de los estados ideado por Castro, abre la puerta a medir trastornos como el estrés, las apneas o el asma de una manera no invasiva. El nivel de detección de las pruebas es del 93 %.

Juan Alberto Castro ha escogido la UOC en varias ocasiones. Actualmente cursa el máster universitario de Ingeniería informática, pero también es graduado de Ingeniería Técnica de Informática de Sistemas, de Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones en la especialidad de Telemática y del máster de Ingeniería de telecomunicación de la UOC. Castro trabaja como consultor TIC en el templo de la Sagrada Familia.


Una solución informática para Princeton

El proyecto Seguimiento de extremidades de ratones en experimentos optogenéticos, de Pere Parés, es el ganador en la categoría de informática. Se trata de un programa de visión artificial que ha resuelto una dificultad del grupo de investigación sobre neurociencia del Princeton Neuroscience Institute. Esos investigadores, entre otras líneas, trabajan en la optogenética aplicada a roedores. La universidad norteamericana no podía medir automáticamente las respuestas de los roedores, inconveniente resuelto gracias al proyecto de Parés. El programa es capaz de aportar los datos con un método no invasivo como resultado de una serie de algoritmos de visión por computador y de inteligencia artificial ideados por el propio Parés.

Pere Parés es licenciado en Ingeniería Informática por la Universidad de Gerona y es graduado del máster universitario de Ingeniería informática de la UOC. Actualmente es responsable de una solución de sistemas inteligentes de transporte (Intelligent Transportation Systems, ITS) en una empresa especializada en el desarrollo e integración de sistemas avanzados de información.


10.000 euros en premios

El tribunal, formado por siete académicos y profesionales del sector de las TIC, ha valorado la complejidad técnica, la aplicabilidad y la utilidad de los proyectos. El ganador de cada categoría ha recibido un cheque de 3.000 euros y el reconocimiento a la aportación de mejor trabajo de su promoción. En total, se presentaron en esta segunda edición de los galardones un centenar de trabajos.


No tener miedo al fracaso, por Ramsés Gallego

Innovar sin tener miedo al fracaso y como motor de cambio de la sociedad fue el consejo que Ramsés Gallego hizo llegar a todos los asistentes a los premios UOC-RMF. Gallego valoró la tarea de los emprendedores TIC, asegurando que «lo más importante es saber hacia dónde vamos, porque esto es el que define la innovación».

Enlaces relacionados