«No creo en la tecnología, creo en la gente»
11/06/2015
Jordi Rovira

En 2008, Groom -responsable de Enseñanza y Tecnologías de Aprendizaje en la Universidad de Mary Washington (Virginia)- se inventó el término edupunk para definir un enfoque educativo que, como el punk en su momento, reaccionaba contra lo establecido. Era un momento en el que se estaban consolidando experiencias innovadoras como los MOOC o los hackaton. «El trabajo colaborativo es normal ahora, pero no en 2008», ha recordado Groom, que con edupunk apostaba por una actitud rebelde frente al modelo pedagógico tradicional, y defendía un aprendizaje colectivo con comunidades virtuales, herramientas gratuitas en línea de código abierto, de modo que se potenciaba la enseñanza creativa y el autodesarrollo del alumno y se dejaba al profesor el rol de facilitador y consejero. Este enfoque tuvo mucha resonancia, sobre todo en Estados Unidos.

Cansado de la «tergiversación y politización del edupunk», en 2011 Groom creó DS106, una reinvención de su apuesta educativa mediante un curso abierto que integra elementos como el empoderamiento y la creatividad mediante el relato (storytelling) y que potencia la participación activa, la creación y la reflexión. «Los alumnos disponen de una plataforma donde controlan su identidad digital, a diferencia de los webs de las universidades. Aquí tienen su espacio y pueden hacer lo que quieran», ha resumido. «Tenemos que dar la infraestructura, la tecnología al individuo, no a las empresas», ha concluido.


Investigación de la UOC

El Congreso también ha servido para que responsables de la UOC presentaran las experiencias innovadoras y la investigación que están haciendo sobre el e-learning. En este sentido, Christine Appel, directora del eLearn Center de la UOC, ha hablado de este entorno abierto dedicado a la experimentación, la innovación, la formación y la investigación aplicada que quiere convertirse en un think tank del aprendizaje en línea. La investigación aplicada permite que profesores e investigadores saquen provecho del laboratorio que supone la propia UOC como fuente de datos sobre procesos de enseñanza y aprendizaje mediante el uso de las TIC. «Todos los días generamos muchos datos que analizamos y aprovechamos para nuestra investigación, protegiendo siempre la privacidad y teniendo en cuenta los aspectos legales que esto comporta», ha afirmado.

El eLearn Center también ha incorporado dos ámbitos de trabajo más para estimular nuevas líneas de actuación. El primero es el programa de Educación y TIC, que aglutina el saber hacer del aprendizaje virtual en la Universidad en forma de oferta académica reglada y que se ha convertido en un contexto de pruebas permanente dirigido a alumnos que quieren experimentar con las últimas tendencias tecnopedagógicas. El segundo es el Laboratorio de Experimentación, un espacio virtual diseñado sobre el concepto de computación en la nube (cloud computing), que ejecuta pruebas piloto y proyectos de innovación docente con estudiantes y asignaturas reales en el ámbito del aprendizaje virtual. Así, en la UOC, el e-learning se convierte en un medio y un objetivo.


Enfoques innovadores

Por su parte, Maria Taulats, directora de Evaluación y Calidad, se ha referido a cómo se valida el aprendizaje en línea y a la importancia de los planes de calidad en la estrategia de la universidad, mientras que Pep Torn, director del Área de Biblioteca y Recursos de Aprendizaje, ha abordado la transformación de las bibliotecas que se centran en los recursos de texto completo para acceder a los recursos de conocimiento y en la personalización de estos servicios. Según Torn, las bibliotecas deben ser cada vez más específicas para adaptarse a todos los aspectos de un plan, materia o curso, y «hoy, más allá de los libros, ya trabajan con partes de artículos, capítulos, etc., lo que requiere trabajar más cerca de los profesores para afrontar los retos que esto implica, como los problemas de derechos de autor», ha admitido.

Por último, Lluís Pastor, director de Oberta Publishing, la editorial de la UOC que trabaja con proyectos innovadores, se ha referido al nuevo concepto que supone abierta, con aspectos como la personalización del contenido o la generación de nuevos servicios para el aprendizaje, en que juega un papel importante el entretenimiento adaptado a la educación. «Transformamos el libro en un servicio, no solo en un producto», ha asegurado.

Por otra parte, Montse Guitert, directora del ámbito de Capacitación Digital, presentó ayer el modelo de e-evaluación 360º, en el marco de la asignatura Competencias TIC, que cada año cursan tres mil estudiantes y que permite adquirir competencias propias de la UOC, el uso y aplicación de las TIC y el trabajo en equipo en red. Para adquirir estas competencias los estudiantes elaboran un proyecto digital en equipo y se implican en el proceso de evaluación mediante la autoevaluación y la evaluación de sus compañeros, y el docente evalúa el proceso y los resultados de manera individual y grupal. El proceso de evaluación se ha comprobado y mejorado durante doce semestres, lo que ha permitido consolidarlo como modelo de e-evaluación 360º. «Los estudiantes se implican en su proceso de aprendizaje, tienen una mejor motivación y, por lo tanto, mejoran en la adquisición de competencias, mientras que los docentes cuentan con muchas más pruebas virtuales sobre las interacciones y el proceso de construcción de conocimiento colaborativo», concluye Guitert.


Romper el aislamiento

Estos días los asistentes al Congreso oyen experiencias que muestran los beneficios del aprendizaje virtual en diferentes partes del mundo. Una de esas experiencias, presentada en la jornada del martes, fue Soy diferente de las otras mujeres del mundo, en la que Anna Szilagyi (Laureate Online Education) habló de un estudio cualitativo de siete mujeres saudíes que han cursado estudios superiores en línea en la Universidad de Liverpool. Szilagyi recordó que en Arabia Saudí las mujeres no pueden conducir -lo que limita su movilidad a la hora de trasladarse a la universidad- y que sufren los efectos de la segregación por género, además de no poder acceder a muchos trabajos. Las clases en línea, sin embargo, les han permitido estar en contacto con personas de los dos sexos, conocer otras culturas y desarrollar un espíritu crítico, entre otros aspectos. «Pero la manera de pensar de la gente no va tan rápido como la tecnología, y ellas todavía sufren restricciones constantes», advirtió.


Congreso Anual 2015 de EDEN
Expanding Learning Scenarios - Opening up the Educational Landscape

#EDEN15
Días: del 9 al 12 de junio
Lugar: Hotel Catalonia Barcelona Plaza
Plaça d'Espanya, 6-8
08014 Barcelona

Enlaces relacionados