Los graduados de la UOC son más competitivos en TIC, informática y pensamiento crítico

Foto: UOC
17/07/2017
Redacción

El último estudio de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Cataluña (AQU) sobre la inserción laboral de los graduados distingue a la UOC de la universidad presencial por un nivel superior en la formación teórica, el uso y aplicación de las TIC, la expresión escrita, el pensamiento crítico y la informática. Los graduados de la UOC también destacan por la capacidad de solucionar problemas. Tal como sucede con las universidades presenciales, los idiomas son la competencia pendiente del sistema formativo y hay que mejorar en expresión oral, liderazgo y trabajo en equipo.

Los resultados de la sexta edición de este estudio, en el que se ha entrevistado a 1.895 graduados de la UOC del curso 2012-2013, también reflejan que los titulados de universidades como la UOC presentan un perfil diferente. Tienen más de cuarenta años y la mayoría (un 58 %) compagina los estudios con un trabajo relacionado con estos estudios. Otra característica de este colectivo de estudiantes es que presenta mejor empleo, más estabilidad y salarios más altos (por encima de los 2.000 euros/mes) que el conjunto de universitarios. También cabe destacar que el 17 % de estos estudiantes han decidido formarse a distancia para obtener un título que acredite funciones que ya desarrollan en el trabajo pero que no se relacionan con la primera titulación universitaria.


Más satisfacción con los estudios realizados

8 de cada 10 graduados de la UOC volverían a repetir la misma titulación. El área disciplinaria con porcentaje más alto de intención de repetir los estudios es Humanidades, con un 90%. En el conjunto del sistema universitario serían 7 de cada 10 los que repetirían, siendo la salud el ámbito de conocimiento con más porcentaje de graduados que volverían a repetir la carrera (80%).


Más trabajo pero en peores condiciones

En términos generales, la encuesta concluye que tener estudios superiores (profesionales o universitarios) favorece claramente el empleo y protege contra el paro. De hecho, la tasa de empleo de titulados universitarios (88,7 %) se ha recuperado respecto al año 2014 (83,9 %), pero sus condiciones laborales se han estancado con relación a la etapa más dura de la crisis.

En cuanto a la calidad del empleo, los contratos indefinidos representan el 48,9 %, la cifra más baja desde que hace seis años se hizo la primera edición de la encuesta, mientras que los contratos temporales aumentan desde 2008 y llegan a un nivel del 36,7 % en 2017. Los ingenieros (62 %) y graduados en Ciencias Sociales (54 %) son los colectivos que, tres años después de graduarse, tienen más contratos indefinidos, en oposición a los titulados en Humanidades (39 %) y Salud (37 %).

Nueve de cada diez graduados encuentran el primer trabajo en menos de tres meses y siete de cada diez titulados universitarios trabajan en funciones específicas del grado que estudiaron, mientras que uno de cada diez ejerce funciones de nivel universitario no estrictamente relacionado con su titulación y dos de cada diez trabajan en funciones no universitarias.


Ingenieros y arquitectos, mejores sueldos

Tres cuartas partes tienen un contrato a jornada completa, doce puntos porcentuales menos que en 2008, aunque los sueldos superiores a 2.000 euros han aumentado del 35 % al ​​40 %, mientras que los salarios entre 1.000 y 2.000 euros han disminuido ligeramente, hasta el 37 %, y los inferiores a 1.000 euros también han disminuido, aunque representan el 22 % de los casos. En este punto, destacan los ingenieros y los arquitectos, con sueldos superiores a estos 2.000 euros mensuales.

Los consejos sociales de las universidades públicas catalanas, las universidades privadas y treinta y un centros adscritos impulsan la encuesta AQU. En esta edición, durante el primer trimestre de 2017 se ha encuestado a 27.715 personas (17.458 titulados de grado, 8.747 titulados de máster y 1.510 titulados de doctorado), cifra que representa el 48,1 % de la población de referencia (titulados de grado del curso 2012-2013, excepto Medicina, para la que ha sido la promoción 2009-2010, y titulados de máster y de doctorado de los cursos 2011-2012 y 2012-2013).