La UOC diseña un robot para mejorar la experiencia educativa en línea

El prototipo tecnológico, denominado Botter, emite señales alentadoras y es capaz de expresar decepción si detecta que el alumno no está avanzando adecuadamente

La UOC ha creado Botter, un prototipo tecnológico basado en la internet de las cosas que quiere mejorar el proceso de aprendizaje a distancia acompañando al alumno en todo momento. Se trata de un robot físico, capaz de interactuar de diferentes maneras (sonido, luz, movimiento, entre ellas), que tiene acceso a datos relacionados con el progreso y el aprendizaje del estudiante. Para hacerlo realidad, el proyecto ha contado con la participación del eLearn Center y de Seidor, consultora multinacional especializada en servicios y soluciones tecnológicas.

De acuerdo con el grado de cumplimiento de los objetivos y del seguimiento del programa de formación del alumno, el robot emite vibraciones, sonidos y frases alentadoras. Al mismo tiempo, este prototipo tecnológico es capaz de expresar decepción si detecta que el alumno no está realizando los adelantos adecuados en el plan educativo y personalizado.

La conceptualización del proyecto nació después de que un equipo docente e investigador de psicólogos y de informáticos de la UOC identificara una serie de factores clave a la hora de garantizar el éxito de los entornos formativos en línea; entre ellos, «la capacidad de ofrecer a los alumnos un plan personalizado y unas herramientas tecnológicas y canales de comunicación capaces de despertar y mantener su interés y su motivación a lo largo del tiempo, gracias a la ludificación y a la mejora del acompañamiento al estudiante», explica Beni Gómez-Zúñiga, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC.

Para Francesc Santanach, del eLearn Center de la UOC, Botter significa «una nueva forma de comunicarnos con los estudiantes, más cercana, personalizada y efectiva porque no es por medio de una pantalla sino con objetos más cercanos y cotidianos. También constituye un paso importante en la aplicación de tecnologías cognitivas en el aprendizaje».

«La emoción es uno de los aspectos clave para que una persona pueda modificar su comportamiento y pueda desarrollar compromisos que son fundamentales durante el proceso de aprendizaje», añade Baptista Borrell, director de Seidor2learn, la unidad de negocio dirigida al sector educativo de Seidor y actual proveedor de servicios de mantenimiento y gestión del entorno de aprendizaje de la UOC.

La iniciativa se presentó en SIMO Educación, el acontecimiento de referencia en cuanto al sector de las TIC para el impulso de nuevos modelos educativos.

 

#expertosUOC

Foto de la profesora Beni Gómez Zúñiga

Beni Gómez Zúñiga

Experto/a en: Psicología de la salud, calidad de vida y uso de las TIC para la prevención y promoción de la salud; la psicología como disciplina científica: desarrollo histórico y epistemológico.

Ámbito de conocimiento: Psicología básica.

Ver ficha

Francesc Santanach

especialista del eLearn Center de la UOC.

Experto/a en: e-learning.

Ámbito de conocimiento: Psicología básica.