El mejor MBA en línea de habla hispana del mundo es de la UOC

  Foto: CoWomen / Unsplash (CC)

Foto: CoWomen / Unsplash (CC)

19/11/2019
Anna Torres Garrote
El Executive MBA de la UOC encabeza el Ranking FSO 2019

El programa Executive MBA de la UOC encabeza, por segundo año consecutivo, la lista de los mejores MBA en línea de habla hispana a escala mundial, según la quinta edición del Ranking FSO 2019 de la consultora de investigación de mercados Hamilton Global Intelligence. En la clasificación se han analizado 140 instituciones universitarias de España, Latinoamérica y Estados Unidos. El ranquin también constata que el 89,9 % de los estudiantes que cursan un MBA en línea mejoran su situación laboral y que tras graduarse obtienen un incremento salarial del 31,76 %, con un sueldo medio que se sitúa en 38.590 euros anuales.

 

El estudio valora la calidad de la formación de las universidades y escuelas de negocio que ofrecen un programa de MBA o de máster de Administración y Gestión de Empresas. Esta formación tiene que impartirse en línea como mínimo en un 70 % y debe tener cinco años de antigüedad. En el caso de la UOC se ha evaluado el programa Executive MBA, dirigido a profesionales con un mínimo de cinco años de experiencia laboral en el mundo de la dirección y la gestión de empresas que quieran avanzar a cargos de más responsabilidad orientados a la innovación, la creación de empresas, los negocios internacionales, la dirección de nuevos proyectos o los negocios digitales.

El director académico del programa Executive MBA de la UOC, Ramon González Cambray, cuenta que han incorporado aspectos clave de transformación digital en la empresa y que «se trabaja y profundiza en elementos relacionados con el cambio profundo que se ha producido en la forma de entender y conceptualizar el negocio en un entorno global».

Además, González Cambray destaca otros puntos fuertes del máster, como la posibilidad de elegir entre tres especialidades diferentes, que permiten adaptar el programa a las necesidades profesionales de cada participante; la utilización del método del caso como elemento central del aprendizaje basado en la práctica (learning by doing) en todas las asignaturas; un enfoque práctico y profesionalizador orientado a la aplicabilidad de las competencias adquiridas; la mentoría de un experto o experta a lo largo de un proceso de executive coaching; la realización de sesiones síncronas interactivas con profesionales de reconocida experiencia; la utilización de simuladores de negocio (business games) de carácter estratégico y competitivo, y la MBA Business Week, una semana presencial celebrada en Barcelona en la que se potencian y desarrollan las habilidades directivas.

Por su parte, el subdirector de programas emergentes de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, el doctor Enric Serradell, explica que la consolidación de esta posición no sería posible sin un equipo extraordinario de profesorado muy experto y con una larga trayectoria profesional. Y añade: «Los programes de MBA están reconocidos mundialmente por la gran aplicabilidad a la dirección de empresas de cualquier sector y tamaño». A la hora de diseñar los contenidos se ha tenido en cuenta la orientación profesional y se ha incorporado el diseño basado en competencias, «de modo que se garantice un gran nivel de flexibilidad en la adquisición de conocimientos y habilidades directivas, elementos que, en definitiva, otorgan un alto grado de empleabilidad a nuestros graduados», cuenta Serradell.

Así, habilidades como la negociación o la orientación al cliente y a resultados, o aspectos como la inteligencia emocional, la creatividad o la gestión del cambio, se incorporan y vinculan en todas las asignaturas del programa, y «dan como resultado un programa muy valorado por graduados y empresas», concluye.

Unos veinte estudiantes cursan uno de los programas del Executive MBA de la UOC. En cuanto al perfil, el 78 % tiene un máster cursado anteriormente, el 25 % son directores o directoras generales de empresas, y otro 25 %, directores o directoras de departamento. El sueldo que cobran de media una vez terminado el MBA es de 8.000 euros mensuales.

 

Cursar un MBA para mejorar la empleabilidad

El estudio de Hamilton constata que cursar un MBA mejora la empleabilidad de los graduados: tardan dos meses y medio en encontrar un trabajo y el 72,7 % ejerce una profesión relacionada con el ámbito del máster cursado. El ranquin también analiza el perfil del estudiante que opta por hacer un MBA y concluye que el 57 % son hombres, tienen una edad media de 35,4 años y acreditan nueve años de experiencia laboral.

El ranquin está compuesto por más de 120 indicadores que miden tres aspectos: la institución, con un peso del 35 %, que mide la accesibilidad a toda la formación vinculada al centro educativo y al programa y la relación de confianza entre el estudiante y la universidad; los actores, con un valor del 15 %, que valora la dirección y el profesorado del programa y el estudiantado (empleabilidad, internacionalización y bolsa de trabajo del centro), y la formación, que representa el 50 % del total del estudio y que tiene en cuenta la calidad de la oferta formativa y la metodología docente.