La UOC se adhiere a los compromisos climáticos de la Generalitat

  La iniciativa liderada por el Gobierno catalán tiene como objetivo alcanzar una economía neutra en carbono en 2050

Foto: Sungrow EMEA / Unsplash

29/09/2021
Guillermo de Ciria

La iniciativa liderada por el Gobierno catalán tiene como objetivo alcanzar una economía neutra en carbono en 2050

La UOC se ha sumado a los compromisos de acción climática de la Generalitat de Cataluña para revertir la emergencia medioambiental en la que nos encontramos. Estos objetivos se centran principalmente en el análisis del impacto climático de la actividad de la universidad, el impulso hacia un sistema energético más eficiente y de origen renovable, la reducción de las emisiones asociadas a la movilidad que genera la actividad, la adopción de actuaciones basadas en la economía circular y en la divulgación, y el fomento del compromiso de la organización con el planeta.

Esta hoja de ruta adoptada por el Gobierno catalán responde a los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) impulsados por Naciones Unidas en su Agenda 2030. «Esta adhesión refuerza nuestra determinación en la lucha contra el cambio climático como universidad responsable de formar a ciudadanos y profesionales capaces de hacer frente a los retos globales, apostando por la investigación y generando conocimiento en este ámbito que nos permita avanzar», señala Pastora Martínez Samper, vicerrectora de Globalización y Cooperación de la UOC, quien también recuerda la importancia de que «las administraciones pongan en marcha políticas públicas que respondan a los ODS».

Entre las medidas adoptadas, se encuentran la de alcanzar antes de 2050 la emisión neutra en carbono, realizar un cálculo anual de sus emisiones, incluir los aspectos climáticos en la formación del personal o conseguir un autoconsumo de fuentes renovables de al menos un 35 % en los próximos diez años.

Estos objetivos se enmarcan en el Plan de sostenibilidad ambiental de la UOC, promovido por el Consejo de Universidad e incluido en el Plan estratégico que se está acabando de ultimar. El Plan de sostenibilidad ambiental contempla medidas como presentar públicamente —en el plazo máximo de un año a partir de la firma de los compromisos— una hoja de ruta para alcanzar la neutralidad en carbono con objetivos cuantitativos calendarizados, u obtener la certificación EMAS en un máximo de tres años.

«Nuestra adhesión a los compromisos de acción climática de la Generalitat implica establecer objetivos concretos y medibles que nos permitirán acelerar la transición hacia una universidad más sostenible y autosuficiente», destaca Eduard Bosch, vicegerente de Finanzas y Recursos de la UOC.

La iniciativa fue impulsada por la Generalitat a raíz de la primera Cumbre Catalana de Acción Climática, celebrada en enero de 2020. Desde entonces, 125 entidades de diferentes sectores se han adherido a los compromisos. Se espera que esta cifra siga creciendo y se sumen más agentes para combatir el cambio climático.