La crisis del coronavirus reactiva el sentimiento religioso

  Ms de la meitat dels nord-americans diu que ha resat per la fi de la pandmia les ltimes setmanes

Foto: Ben White/Unsplash

07/04/2020
Beatriz Gonzlez
Ms de la mitad de los estadounidenses dice haber rezado en las ltimas semanas por el fin de la pandemia

El pasado 27 de marzo, cuando el papa se mostraba ante la gran plaza de San Pedro del Vaticano totalmente vaca para bendecir al mundo ante el sufrimiento por la expansin del coronavirus, ms de un milln de fieles en Espaa lo vean desde su televisor. Segn datos de Kantar Media ofrecidos por GECA, la bendicin Urbi et orbi fue lo ms visto de la TDT durante el mes de marzo. La audiencia —1.070.000 espectadores y un 6,9 % de cuota de pantalla— daba a Trece el mejor resultado de su historia. Con su apuesta por la programacin religiosa, el canal de la Conferencia Episcopal Espaola lidera el ranquin de las 25 emisiones ms vistas de los canales temticos.

Es solo una muestra de que la crisis que se est viviendo por la pandemia del coronavirus ha vuelto a reactivar el sentimiento religioso de muchos de los residentes en Espaa. Tambin se hace visible en las imgenes religiosas que pasan de balcn a balcn o en las saetas que se cantan desde las ventanas en Sevilla, donde el pasado 14 de marzo se cancel la Semana Santa. En otras localidades como Andjar, el himno dedicado a la Virgen de la Cabeza tambin se escuch desde los balcones despus de que una cadena de mensajes de WhatsApp consiguiera movilizar a sus habitantes. Incluso algunos personajes famosos muestran pblicamente que se refugian en la religin en estos momentos. El pasado 20 de marzo, la cantante Rosala colg el padrenuestro en su cuenta de Twitter, y el tuit obtuvo 37.300 «me gusta».

«La importancia de la religin en estos casos de crisis es efectiva en trminos psicolgicos y sociales, ms que efectiva para "parar el virus". Pero esa efectividad social y psicolgica es tan necesaria como la mdica», afirma Elisenda Ardvol, doctora en Antropologa y profesora de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC. La razn es que nos ayuda ante situaciones que no somos capaces de controlar. Como explica el doctor en Sociologa Francesc Nez, tambin profesor de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC, «la religin es, en buena medida, una serie de prcticas de dominacin de la contingencia. Es un conjunto de maneras, de formas de hacer algo para controlar eso que no est en manos de nadie, que es precisamente lo que odiamos los modernos: el accidente, el azar», seala aadiendo que eso es lo que ha hecho aflorar un sentimiento religioso que en realidad ya exista, aunque se mantuviera dormido. «Ahora que la humanidad entera est sometida a un fenmeno que ni los dioses modernos de la ciencia pueden controlar, recurrimos a eso que conocemos por formacin o experiencia religiosa, pidiendo la intermediacin. Y como la catstrofe es mucho ms grande, es ms grande tambin la reaccin», dice Nez, miembro del grupo de investigacin MEDUSA de la UOC.

 

Una sociedad no tan secularizada

Aunque segn el CIS en Espaa ya residen ms ateos, agnsticos o no creyentes que catlicos practicantes (el 29,1 % frente al 22,7 %), los expertos creen que no puede hablarse de una sociedad secularizada. Tampoco en el resto del mundo. Segn Natlia Cant-Mil, doctora en Sociologa y profesora de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC, «la tesis de la secularizacin puede aplicarse solamente a unos cuantos pases del centro y el norte de Europa. Globalmente no vivimos en un mundo secularizado. Por ejemplo, Estados Unidos es un pas muy religioso. Si fuera una sociedad secularizada no tendra una moneda en la que est inscrita la frase "In God we trust"», recuerda.

Sin embargo, eso no quiere decir que no confiemos en la ciencia. La dimensin religiosa convive con la esfera cientfica sin contradicciones, especialmente ante circunstancias excepcionales como las que vivimos actualmente. «Cuando sabes que no tienes los medios para superar algo, la diferenciacin clsica entre logos y mito se disuelve un poco y te encomiendas a lo que en ese momento, por socializacin o por tradicin, te ha dado alguna vez confort o una sensacin de estar arropado. Y eso no quiere decir que ya no te fes de la ciencia», explica Natlia Cant-Mil.

Precisamente el hecho de vivir en una sociedad tan tecnificada, dominada por los avances cientficos, es lo que puede provocar que no mostremos tan abiertamente nuestra religiosidad salvo en circunstancias como las actuales, en las que se manifiesta claramente que la ciencia no tiene todas las respuestas. Y en opinin del filsofo Miquel Segur, profesor colaborador de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC, se debe a una mala comprensin del fenmeno religioso. «Hay un cierto complejo en relacin con la experiencia religiosa, como si se reconociera una debilidad, aunque en mi opinin es todo lo contrario: independientemente de si la religin es o no verdadera, lo que expresa parte del fenmeno religioso es la verdad en relacin con la vulnerabilidad, la finitud, la contingencia y la relatividad de la experiencia humana».

 

El valor del rito del rezo

Adems de cifrar en un 22,7 % el porcentaje de catlicos practicantes entre la poblacin residente en Espaa, el barmetro del CIS calcula que hay un 44,7 % de catlicos no practicantes. Y es parte de este ltimo colectivo el que parece haberse sumado ahora a las manifestaciones de religiosidad. «Hay una "cultura catlica" profundamente afianzada en el Estado espaol, aunque da a da no la practiquemos. En un momento de crisis, podemos recurrir a prcticas religiosas casi olvidadas, como el hecho de rezar, como un acto de recuperar la confianza en la adversidad, por ejemplo», explica Elisenda Ardvol, miembro del grupo de investigacin Mediaccions de la UOC.

Lo cierto es que el rezo es la prctica ritual a la que ms se est acudiendo. Aunque no hay estudios respecto a Espaa, en Estados Unidos una encuesta de la que se haca eco hace solo unos das The Washington Post afirmaba que, en las ltimas semanas, ms de la mitad de los estadounidenses haba rezado por el fin de la pandemia. Los expertos aducen una razn para ello, y es el efecto teraputico que consigue este ritual. «Cuando tenemos un problema y estamos muy angustiados, se lo contamos a alguien de confianza o que creemos que puede ayudarnos. Quizs podra establecerse un paralelismo en ese sentido con el rezo, aun asumiendo que hablamos de entidades comunicativas diferentes. Pero ese proceso de comunicacin y de descarga ya es en s mismo teraputico», seala Miquel Segur.

Comparte opinin con el socilogo Francesc Nez, que aade que los rituales ayudan a sentir que estamos haciendo algo ante esa situacin que no podemos controlar. «Es una prctica, algo fsico que adems si haces en voz alta parece tener an ms poder, al igual que los mantras, y te predispone tanto mental como fsicamente hacia una buena actitud. El valor del rezo es que tienes una cosa efectiva que hacer. Es hacer algo por los que estn sufriendo, por tus familiares y por las personas a quien quieres en general. Como mnimo en lo personal tiene poder», afirma.

Pero el hecho de que la religin pueda ayudar no significa que no podamos ser al mismo tiempo crticos con sus instituciones. A pesar de esta reactivacin del sentimiento religioso, continan las manifestaciones pblicas en contra de la gestin de la crisis por parte de determinadas instituciones religiosas. Basndose en el anlisis que est haciendo sobre los tuits recopilados hasta el momento, Natlia Cant-Mil explica que «como sociedad tenemos la capacidad de manifestar esa necesidad espiritual y a la vez decir que determinada institucin religiosa no est gestionando los recursos terrenales a la altura de las circunstancias. Ambas cosas son compatibles», seala la profesora de la UOC, que adems es miembro del grupo de investigacin PROTCIS de la UOC.

#expertosUOC

Foto de la profesora Elisenda Ardvol Piera

Elisenda Ardvol Piera

Experto/a en: Cultura digital, etnografa y mtodos cualitativos para la investigacin en la sociedad de la informacin y el conocimiento.

Ámbito de conocimiento: Antropologa digital, visual y de los medios de comunicacin.

Ver ficha
Foto del profesor Francesc Nez Mosteo

Francesc Nez Mosteo

Profesor de los Estudios de Artes y Humanidades
Director del programa de Humanidades y del mster de Arte, literatura y cultura contemporneas

Experto/a en: Sociologa del conocimiento y de la cultura, y sociologa de las emociones. Filosofa contempornea.

Ámbito de conocimiento: Filosofa y sociologa.

Ver ficha
Foto de la profesora Natlia Cant Mil

Natlia Cant Mil

Experto/a en: Teora sociolgica, filosofa social y sociologa del futuro, de las emociones, de la cultura y de la memoria.

Ámbito de conocimiento: Sociologa.

Ver ficha
Foto de Miquel Segur

Miquel Segur Mendlewicz

Profesor colaborador de los Estudios de Artes y Humanidades

Experto/a en: Filosofa poltica, tica, filosofa en general, filosofa de la religin.

Ámbito de conocimiento: Filosofa teortica y prctica.

Ver ficha