Más de 600 estudiantes de la UOC defienden su trabajo final de forma virtual, síncrona y pública a raíz de la COVID-19

 
23/07/2020
Emma Pedrol

Este final de semestre, 640 estudiantes de seis másteres universitarios de la UOC han defendido su trabajo final por videoconferencia y de forma síncrona y pública. Se trata de una prueba piloto que se ha llevado a cabo a raíz de la COVID-19. El equipo humano que lo ha hecho posible destaca el esfuerzo tecnológico y organizativo que hay detrás, la buena predisposición de los estudiantes para adaptarse al cambio, y el poco margen de tiempo que se ha tenido para hacerla realidad.

 

Dentro del contexto del modelo de enseñanza en línea de la UOC, «ya teníamos experiencias previas en defensas síncronas mediante videoconferencia desde hacía algunos semestres. Esto permitió verificar rápidamente la idoneidad de esta práctica y garantizar los estándares de calidad universitaria que nos pedía la AQU», explica el vicerrector de Docencia y Aprendizaje, Carles Sigalés.

Las sesiones, virtuales y en tiempo real, se han abierto a los miembros de la comunidad UOC que han querido asistir como oyentes. Durante la sesión de defensa, se ha establecido un intercambio de preguntas y respuestas en directo entre los miembros de la comisión evaluadora y el estudiante, con el objetivo de evaluar el trabajo final de máster.

 

El valor de las defensas síncronas

Según la directora del programa del máster universitario de Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos, Elisenda Estanyol, para el estudiante hacer la evaluación de su trabajo final de máster incluyendo las sesiones con la comisión evaluadora significa, «primero, tener que demostrar sus competencias de expresión oral y el dominio del objeto de estudio, ya que cada miembro de la comisión le traslada una pregunta que debe responder de manera síncrona». Añade que también es «un reconocimiento al trabajo llevado a cabo durante todo el semestre por el estudiante, ya que durante la sesión puede comprobar cómo los diferentes miembros de la comisión evaluadora también le hacen sugerencias y comentarios que, si así lo desea, puede incorporar y aplicar en el mundo profesional».

Estanyol comenta que «en la mayoría de los casos, también es la culminación del máster, por lo que también es un momento emotivo, en que el equipo evaluador puede trasladar al estudiante su felicitación por todo el esfuerzo que ha hecho». La profesora explica que «los estudiantes han respondido muy bien y que, en general, han hecho unas defensas excelentes, lo que demuestra que se han preparado a conciencia para la ocasión».

La gestión de los calendarios de las comisiones evaluadoras ha supuesto un esfuerzo adicional para los estudios, ya que ha comportado la organización en pocas semanas de una gran cantidad de sesiones, que, en muchas ocasiones, han transcurrido en paralelo y que implican una gran cantidad de tutores, evaluadores externos y profesores responsables de asignatura. La comunicación con los estudiantes y con todos los miembros de cada comisión evaluadora se ha hecho automáticamente por correo electrónico y también con cita en Google Calendar.

 

El resultado de un plan de desarrollo tecnológico y del trabajo en equipo

Para garantizar el buen funcionamiento de las defensas, ha sido necesario un plan de desarrollo tecnológico. Según el jefe de proyectos del Área de Tecnología, José Manuel Santos, los principales retos tecnológicos estaban relacionados con el «despliegue de la aplicación en un entorno en la nube, con integraciones complejas con diferentes sistemas, como Blackboard Collaborate o Google Calendar». Santos añade que se hizo «con un calendario muy ajustado, sin margen de maniobra y con coincidencia temporal con el proyecto de pruebas virtuales».

Desde el punto de vista tecnológico, se ha trabajado para poder disponer de un repositorio con los datos necesarios para gestionar la infraestructura, una herramienta de videoconferencia síncrona que permitiera llevar a cabo las defensas, un sistema de gestión de horarios y un web informativo para publicar la información necesaria.

Detrás de las defensas síncronas hay muchas horas de planificación, coordinación y trabajo en equipo. Una de las personas de este equipo es Sergi Martínez, de Servicios de Campus. Explica que durante la realización del proyecto «se ha hecho un buen trabajo entre todos los equipos participantes, manteniendo a todas las partes implicadas continuamente mediante formaciones y el plan de comunicación, y haciendo que estudios y equipos de gestión participaran en la definición de funcionalidades y pruebas de la herramienta».

Uno de los resultados de este proyecto es el web Las defensas de los trabajos finales de la UOC, donde pueden consultarse las defensas programadas y acceder a ellas. «Uno de los puntos clave, que nos pedía la AQU, era garantizar que las defensas fueran públicas. Para ello era necesario disponer de una plataforma a la que cualquier miembro de la comunidad pudiera acceder como oyente», explica Laura Castillo, de Servicios de Campus. «El web actual tiene formato beta y a lo largo del próximo curso esperamos incorporar mejoras en la búsqueda y visualización de las defensas».

Otro punto clave del proyecto ha sido la comunicación, tanto con estudiantes y el personal docente colaborador (PDC) como con los diferentes equipos que han formado parte del programa piloto. «Era muy importante garantizar que los estudiantes entendieran el proceso y recibieran la información en el momento oportuno. Por eso ahora también es clave el monitoreo de las defensas para detectar oportunidades de mejora».

 

Los trabajos finales y el modelo pedagógico de la UOC

La UOC ha trabajado en los últimos años para definir un marco de referencia para el diseño y la coordinación docente de asignaturas de trabajo final que fuera coherente con el modelo pedagógico de la universidad y que, al mismo tiempo, tomara como referencia las publicaciones de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Cataluña (AQU). Durante dos años, un grupo de trabajo metodológico formado por profesores y miembros de la Oficina del Vicerrectorado, del eLearn Center y de la Biblioteca ha ido definiendo el modelo pedagógico de los trabajos finales de la UOC.

Los seis másteres que han defendido así sus trabajos finales han sido el de Humanidades: Arte, Literatura y Cultura Contemporáneas; Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos; Nutrición y Salud; Trabajo Social Sanitario; Abogacía, y Derechos Humanos, Democracia y Globalización. La iniciativa ha tenido tan buena acogida que la universidad tiene la intención de que, de forma progresiva y escalonada, todas las defensas de los másteres universitarios se realicen de este modo.

 

Por primera vez en la UOC, una tesis se defiende en línea

El estudiante de la Escuela de Doctorado de la UOC Mitchell Peters defendió con éxito y en línea su tesis doctoral, The Contribution of Lifelong Learning Ecologies in Online Higher Education: Graduate Student Learning Across Contexts, y obtuvo una calificación de excelente cum laude. Es la primera vez en la historia de la universidad que una defensa de tesis tiene lugar completamente en línea. El acto se llevó a cabo siguiendo todos los estándares de calidad. En la defensa, celebrada el 3 de julio, asistieron más de cuarenta personas, que se conectaron desde numerosos países, como Filipinas, Chile, Colombia, España, Japón, Canadá o Reino Unido.

Enlaces relacionados