La UOC participa en la J-WEL Week del MIT

  Foto: Headway / Unsplash (CC)

Foto: Headway / Unsplash (CC)

29/10/2019
Anna Torres Garrote
Las vicerrectoras Aymerich y Fitó dan en Boston las claves para acercar los estudios universitarios a las necesidades del mercado laboral

La vicerrectora de Planificación Estratégica e Investigación de la UOC, Marta Aymerich, y la vicerrectora de Competitividad y Empleabilidad de la UOC, Àngels Fitó, participan en la Jameel World Education Lab (J-WEL) del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Boston. A lo largo de las sesiones de trabajo, que tienen lugar del 28 al 31 de octubre, las representantes de la UOC expondrán cómo acercar la oferta formativa universitaria a la demanda laboral del mercado. Se trata de una cita semestral que ha contado con portavoces de la universidad desde 2017. En la última, celebrada en abril, la UOC se convirtió en nuevo miembro colaborador del MIT.

La Abdul Latif Jameel World Education LAB (J-WEL) del MIT tiene el objetivo de promover la excelencia y la transformación en la enseñanza a escala mundial. Como incubadora para el cambio en la enseñanza en el MIT y en todo el mundo, la J-WEL proporciona una plataforma que involucra a educadores, tecnólogos, responsables políticos y líderes sociales en el abordaje de las oportunidades globales de educación mediante colaboraciones en línea y en persona, talleres y compartición de información sobre eventos.

Para la vicerrectora Aymerich, hay «varios retos» en la transición de los estudios hacia un trabajo. Centrándose en el ámbito de la salud, hablará de tres retos a los que se enfrentan los estudiantes de este ámbito de conocimiento. El primero tiene que ver con la necesidad de integrar todo el conocimiento adquirido en las situaciones clínicas o de salud pública reales: «Hacer prácticas solo es una parte; la investigación ha puesto de manifiesto que para superar este reto hay que aprender mediante problemas o casos para acercarse más a la realidad», explica.

El segundo reto es la necesidad de formación continua, «dada la velocidad a la que avanza el conocimiento en ciencias de la salud». Para Aymerich, «la formación tiene que preparar a los estudiantes para hacer frente a los problemas que tendrán en el futuro y dotarlos de las habilidades necesarias para convertirse en aprendices activos y autodirigidos, en lugar de receptores pasivos de información».

El tercer reto del que hablará la vicerrectora Aymerich se centrará en «cómo adquirir las competencias transversales que la literatura científica especializada en ciencias de la salud agrupa bajo el término de profesionalismo. Explicará cómo ser competente a la hora de cumplir con «altos estándares éticos, ejercer valores humanistas –como la honestidad y la integridad, el cuidado y la compasión, el altruismo y la empatía, el respeto por los demás y la confianza–, así como a la hora de incorporar la autorreflexión sobre las propias acciones y decisiones», concluye.

Por su parte, Fitó expondrá las líneas de actuación de la UOC ante la expectativa creciente de la sociedad sobre el rol que han de ejercer las universidades en cuanto a la empleabilidad de sus estudiantes y graduados a causa de un mercado de trabajo cada vez más complejo. Y hará referencia a tres aspectos concretos: por un lado, «la necesidad de incrementar la orientación profesionalizadora de los portafolios aprovechando las oportunidades que nos deja la formación homologada y maximizando las oportunidades de la formación no homologada». En segundo lugar, «evolucionando la función tutorial hacia una función que maximiza su potencial orientador de extremo a extremo, es decir, desde que el estudiante se acerca a la UOC hasta que se gradúa». Y finalmente, «estableciendo mecanismos de conexión con el mercado de trabajo», concluye. Para la vicerrectora Fitó, participar en estas sesiones del MIT representa «poder formar parte de este debate, compartir nuestras aproximaciones y explorar desarrollos tecnológicos que serán imprescindibles para llevar a cabo este proceso de intensificación de nuestro potencial para incrementar la empleabilidad de nuestros estudiantes y graduados».

Precisamente hace un año, fue el rector de la UOC, Josep A. Planell, quien participó en este encuentro de expertos en el MIT. Planell habló sobre cómo mejorar la enseñanza para que los alumnos se transformen en aprendices de verdad. La ponencia, titulada «De universidades a distancia a universidades sin distancias», tenía el objetivo de promover la excelencia y la transformación de la enseñanza. En este sentido, el MIT es una institución líder que trabaja para empoderar a sus estudiantes y enfocarlos a la resolución de problemas, y para reformular los sistemas de aprendizaje y enseñanza. Por su parte, la UOC estuvo invitada como referente mundial de la enseñanza en línea así como de la investigación en este ámbito mediante el eLearn Center.

Enlaces relacionados