«Es una suerte emprender con el apoyo de la UOC»

 Jordi Vall

Jordi Vall, a punto de terminar su segunda titulación en la UOC y emprendiendo con el apoyo de la universidad (foto: Jordi Vall)

21/04/2022
Rubén Permuy
Jordi Vall, máster en Abogacía, estudiante del grado de Humanidades de la UOC e impulsor de la start-up Opground

 

Un emprendedor de 27 años que no pone límites a sus intereses académicos y profesionales. Jordi Vall empezó su relación con la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) cursando el grado de Humanidades, que está a punto de finalizar, y completando el máster universitario de Abogacía. Además, actualmente tiene en el horizonte la doble titulación de Ingeniería Informática y de Administración y Dirección de Empresas.

A todo este empeño formativo hay que sumarle que es uno de los impulsores de la empresa emergente Opground, finalista del programa anual de emprendimiento de la universidad, el SpinUOC, coordinado por Hubbik. Este proyecto tecnológico ha sido una de las iniciativas emprendedoras que han formado parte del estand de la institución del reciente 4 Years From Now (4YFN), la feria para empresas emergentes tecnológicas del Mobile World Congress.

¿Por qué decidiste adentrarte en el mundo del emprendimiento?

Siempre me había interesado el mundo start-up, pero justo al acabar la universidad empecé en una empresa con un plan de carrera muy interesante y no me centré en emprender. Pero un día vino Eduard, mi socio y consejero delegado de Opground, con una idea que en mi cabeza tenía todo el sentido del mundo. Empezamos a trabajar juntos y, con Marcel, el otro fundador y jefe de tecnología, todo fue rodando hasta que se llegó a un punto de o todo o nada. En 2019 me di cuenta de que era el momento de ahondar en este mundo y di el salto a Opground, gracias al apoyo del equipo.

Tienes 27 años y tu socio Eduard, 29. ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes que habéis encontrado para emprender a vuestra edad?

Pienso que cuando eres joven puedes permitirte fallar porque nadie depende de ti. En mi caso, la apuesta podía ser total. Los tres fundadores estuvimos un tiempo sin sueldo, invirtiendo en Opground buena parte de lo que habíamos podido ahorrar, y nos la jugamos.

Agradezco que fuera así. Creo que, siendo jóvenes, con ganas y motivación, si tuviéramos un apoyo económico detrás que nos permitiera equivocarnos o no esforzarnos tanto, sería diferente, porque podríamos pensar que, si nos han ayudado una vez, seguro que en el siguiente proyecto también lo harán. En nuestro caso fue más bien un desafío que, si no acababa de funcionar en los primeros años, no nos permitía emprender ningún otro proyecto, porque no tendríamos cómo financiarlo.

Además, nuestro gran reto por el hecho de ser jóvenes es la obligación de aprender muy deprisa, sobre la marcha, mil cosas que no habíamos previsto jamás.

Habéis impulsado la tecnología de Opground. ¿Qué tiene de especial respecto a otras plataformas para la selección de personal?

Es un cambio en la forma de hacer la selección de personal que pretende superar los procesos largos y repetitivos. Hemos desarrollado una tecnología basada en inteligencia artificial que conecta a empresas y emprendedores con talento IT —acrónimo de tecnologías de la información— partiendo de la misma información, tal y como lo harían las personas en las primeras entrevistas, pero en menos de cinco minutos.

No somos ni una agencia de contratación, ni un software para preseleccionar candidatos, ni una bolsa de trabajo, sino una herramienta que personaliza el proceso y lo simplifica para ambas partes, abordándolo en pocos minutos, cuando en las empresas puede llegar a tardar hasta un mes.

Al mismo tiempo, a través de la tecnología, los profesionales pueden recibir propuestas personalizadas de empresas que encajan con sus intereses, expectativas y proyecciones, cuando ya los han elegido para la fase final del proceso de selección.

Habéis sido finalistas del pasado SpinUOC, un programa de emprendimiento de la universidad. ¿Qué valoración hacéis de esta experiencia?

Fue un gran reconocimiento a todo el trabajo realizado desde que arrancamos. Ser seleccionados para participar, con la cantidad de talento y proyectos que había dentro del ecosistema de la UOC, fue una sensación única. Y, aparte de valorar mucho la preparación y la mentoría previas, también estamos muy satisfechos por la visibilidad que la universidad nos está dando, que es muy importante para hacernos un lugar en un mercado muy competitivo. Agradecemos mucho el compromiso de la UOC con nosotros.

Sois una de las ocho empresas emergentes y empresas derivadas que han formado parte del estand de la UOC en el 4YFN. ¿Qué ha supuesto para Opground poder participar de este modo en el Mobile World Congress?

Ir de la mano de la UOC al 4YFN ha sido una experiencia muy enriquecedora y positiva para el proyecto. Que la universidad nos haya acompañado ha aportado más credibilidad a nuestro proyecto, puesto que es una institución que promueve decididamente la innovación, que ha validado nuestra propuesta y que nos ha estado apoyando en esta aventura. Asimismo, más allá de hacer contactos, conocer otros proyectos, posibles colaboradores, nuevos clientes e inversores, el evento nos ha permitido encontrarnos frente a frente con profesionales del ecosistema con quienes ya empezamos a tener relación.

¿Cómo valoráis, a grandes rasgos, el apoyo al emprendimiento que os ofrece la UOC a través de Hubbik?

Lo valoramos muy positivamente. Entramos en Hubbik hará más o menos un año y medio, justo cuando acabábamos de lanzar el producto oficialmente al mercado, tras meses de desarrollo tecnológico, y fue una experiencia fantástica. Desde esta plataforma hemos tenido al alcance formaciones, consejos y mentoría con expertos, espacios para compartir con otros emprendedores, recursos para estar al día, etc. El acompañamiento de la UOC, a través de Hubbik, ha sido una de las suertes que hemos tenido con Opground.

Has estudiado el máster universitario de Abogacía y ahora estás acabando el grado de Humanidades en la UOC. ¿Cómo ha sido para ti esta experiencia formativa?

A todo el mundo que siente el gusanillo de continuar estudiando siempre le recomiendo la UOC. La flexibilidad que te ofrece, la gran cantidad de recursos que te da para profundizar en los temas de interés, el formato de evaluación, la atención de los tutores y tutoras y del profesorado, entre otros, la hacen perfectamente compatible con cualquier tipo de actividad. 

Empecé el grado de Humanidades mientras estaba en tercero del doble grado de Economía y Derecho en la Universidad Pompeu Fabra y trabajaba a jornada completa de camarero. La adaptabilidad de la UOC lo hizo todo muy fácil. Siempre hay oportunidades para sacar tiempo para lo que te gusta y, con la UOC, organizarlo todo para continuar es muy sencillo. Así, tenía muy claro que quería hacer el máster universitario de Abogacía, pero, al trabajar ya en el mundo de la empresa, habría sido imposible compaginarlo con una universidad presencial. Sin embargo, con la UOC era factible.

Tu elección muestra intereses complementarios, pero también diferentes. ¿Qué ámbitos son los que más te atraen profesionalmente y en los que te gustaría centrarte en un futuro?

Me gustaría aprender muchas cosas. No necesariamente tengo que utilizarlas después en un futuro directamente. De momento, empezar la doble titulación de Ingeniería Informática y de Administración y Dirección de Empresas en la UOC es una prioridad. Hace tiempo que quería hacerlo, pero ahora, dentro de una empresa enfocada en tecnologías disruptivas y rodeado de un talento tecnológico de muchísimo nivel, creo que es el momento. Además, quiero seguir con mi formación en humanidades, concretamente en filosofía. Y a muy largo plazo, no lo sé. Siempre he querido estudiar medicina, así que ¡nunca se sabe!

 

UOC R&I

La investigación e innovación (RI) de la UOC contribuye a solucionar los retos a los que se enfrentan las sociedades globales del siglo xxi, mediante el estudio de la interacción de la tecnología y las ciencias humanas y sociales, con un foco específico en la sociedad red, el aprendizaje en línea y la salud digital. Los más de 500 investigadores e investigadoras y los 51 grupos de investigación se articulan en torno a los siete estudios de la UOC y dos centros de investigación: el Internet Interdisciplinary Institute (IN3) y el eHealth Center (eHC).

La Universidad impulsa también la innovación en el aprendizaje digital a través del eLearning Innovation Center (eLinC) y la transferencia de conocimiento y el emprendimiento de la comunidad UOC con la plataforma Hubbik.

Los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el conocimiento abierto son ejes estratégicos de la docencia, la investigación y la innovación de la UOC. Más información: research.uoc.edu #25añosUOC

Enlaces relacionados