La UOC participa en una iniciativa europea para favorecer la cocreación de conocimiento para abordar problemáticas sociales

  trabajo en equipo

Foto: Headway / unsplash.com

El proyecto europeo CIRCLET apoyará al profesorado para integrar en su docencia la investigación y el aprendizaje comprometidos con la comunidad

Abordar con expertos los problemas de movilidad de un barrio o proponer soluciones para mejorar la calidad de vida de una comunidad de pacientes: estas podrían ser dos cuestiones por resolver en el ámbito de una denominada science shop, un espacio donde investigación y sociedad trabajan juntas para responder a una demanda social. Con este espíritu, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) forma parte de un proyecto europeo con el objetivo de trabajar con el profesorado para que incluya la investigación participativa y la cocreación de conocimiento en la formación que imparte.

El proyecto, titulado Curriculum Innovation through Research with Communities: Learning Circles of Educators and Technology (CIRCLET) —Innovación curricular mediante la investigación con las comunidades: círculos de aprendizaje de educadores y tecnología—, está coordinado por la Queen's University de Belfast y tiene una duración de tres años. «Queremos facilitar que nuestro profesorado pueda integrar la cocreación de conocimiento en nuestros programas», indica Pastora Martínez Samper, vicerrectora de Globalización y Cooperación de la UOC.

En el ámbito europeo, hace años que se implantan espacios para dinamizar un diálogo bidireccional entre ciencia y sociedad con el fin de acercar el conocimiento a los problemas reales de la ciudadanía. «Gracias a la participación en este proyecto, podremos trabajar con algunas de las science shops con más recorrido y experiencia en Europa, como la de la Queen's University de Belfast o la de la Universidad Libre de Bruselas», afirma Nadja Gmelch, directora de proyectos de conocimiento abierto del Área de Globalización y Cooperación de la UOC.

CIRCLET se centra en capacitar al profesorado universitario con las habilidades y las herramientas necesarias para adaptar los planes de estudio y proporcionar oportunidades para que los estudiantes puedan llevar a cabo investigación y aprendizaje comprometidos con la comunidad (community engaged research and learning —CERL, por su sigla en inglés—, según el proyecto). «La UOC apuesta por aumentar el impacto social de su investigación y por desarrollar competencias globales de los estudiantes con la incorporación y el refuerzo de procesos de cocreación de conocimiento con agentes sociales», añade Martínez Samper.

 

Cocreando con trabajos finales participativos

Impulsar un conocimiento abierto con todos y para todos es uno de los ejes estratégicos de la UOC. De hecho, desde el año 2018, la UOC tiene en marcha un proyecto para animar a los estudiantes a llevar a cabo trabajos finales de grado o de máster participativos: una investigación aplicada con entidades sin ánimo de lucro, colectivos de la sociedad civil o las administraciones públicas, que da respuesta a una necesidad que han detectado estas entidades. Los estudiantes abordan proyectos como el diseño de una aplicación para niños no acompañados, comunicación sobre turismo responsable o políticas públicas y derecho a la ciudad.

«Los trabajos finales participativos aportan valor añadido tanto a los programas que los ofrecen como al estudiante que opta por hacer este tipo de trabajos finales, ya que el trabajo se diseña desde el principio y se ejecuta hasta el final en colaboración con otra entidad. Se trata de una iniciativa que, además, contribuye a reforzar el impacto de la universidad en nuestra sociedad porque las entidades con las que colaboramos experimentan directamente lo que desde aquí podemos ofrecerles», afirma Martínez Samper.

El nuevo proyecto europeo se suma a los esfuerzos de la iniciativa de los trabajos finales participativos para abrir a la sociedad el conocimiento generado en la UOC, lo que forma parte de su Plan de acción Conocimiento Abierto.

Junto con la Queen's University de Belfast, como coordinadora, y la UOC, participan en este proyecto europeo la Universidad Libre de Bruselas, la Universidad Corvinus de Budapest y la Universidad Tecnológica de Dublín.

CIRCLET está financiado por el programa Erasmus+ de la Comisión Europea (acuerdo de subvención 2017-3351/001-001) y se adscribe al objetivo de la Unión Europea de promover una ciencia abierta a la ciudadanía y socialmente responsable.

#expertosUOC

Foto de Pastora Martínez

Pastora Martínez Samper

Vicerrectora de Globalización y Cooperación

Experto/a en: Gestión y evaluación de la investigación, investigación e innovación responsable, y ciencia abierta.

Ámbito de conocimiento: Política científica.

Ver ficha